sábado. 15.06.2024
Así lucen los cientos de miles de euros invertidos en el "Bosque Máxico" lazano.
Así lucen los cientos de miles de euros invertidos en el "Bosque Máxico" lazano.

Laza, que en estos días vive inmersa en la celebración del Santo Cristo, fue este viernes protagonista en un magazine televisivo de amplia repercusión nacional presentado por el polémico Risto Mejide. En Todo es mentira, que así se llama el programa, compareció el líder de Xuntos por Laza, Jorge Lorenzo Vila, al que invitaron a contar cómo se dilapidaron cientos de miles de euros públicos en el Parque Feiticeiro o Bosque Máxico... O vaya usted a saber... Porque nombres ha tenido unos cuantos. 

Lorenzo Vila contó alguno de los pormenores de este fiasco de proyecto, pero le faltaron algunos datos para combatir, enérgicamente, la mentira que abandera José Ramón Barreal Novo al quitarse la culpa de todo mal, como así hizo en el último de los plenos lazanos a pregunta del nuevo líder de los socialistas en el Concello, Juan Álvarez. 

 

Diario do Támega, que ya publicó años atrás una amplia información sobre el particular, tiene una vez más todos los datos, que les mostraremos de manera cronológica a continuación. 

Hace casi 11 años, el 14 de mayo de 2013, el secretario municipal Santiago Lorenzo redacta y firma el acta en el que se toma en consideración el punto número siete del pleno de cinco días atrás y en el que se da cuenta de la cesión al Concello de una porción del monte propiedad de la Comunidad de Montes Vecinales en Mano Común de Laza, Souteliño y Cimadevila. Con la aceptación de esa cesión gratuita y con un periodo de vigencia de 30 años, se ponía el terreno a disposición del chiringuito PCT (Plan de Competitividade Turística) Puertas de Galicia para la instalación del espacio de ocio bajo el proyecto llamado, por aquel entonces, "Territorio Feiticeiro". 

Se acababa de colocar la primera piedra -real- para el inicio del proyecto: la cesión y posterior asunción de los terrenos sobre los que se levantaría el complejo.

Casi un año después, el 7 de noviembre de 2014, se aprobaba, en un pleno de carácter extraordinario y urgente, el pliego de las cláusulas administrativas particulares para la contratación, por procedimiento abierto y con varios criterios de adjudicación, de las obras de construcción y posterior gestión del parque de aventura de Laza "Territorio Feiticeiro". En esa misma sesión plenaria se acordaba también encomendar a la Asociación de Municipios Puertas de Galicia la gestión de la realización de la contratación de esas obras y su posterior gestión. 

Todo iba viento en popa y a toda vela. La ejecución física del proyecto la dilataban, simplemente, los plazos fijados por las diferentes administraciones públicas para sus oportunas resoluciones de autorización.

Como la que llegó desde la Secretaría Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo, fechada el 13 de mayo de 2015 y por la que se otorgaba a la Asociación de Concellos das Comarcas de Monterrei e Conso-Frieiras para el Plan de Competitividade Turística "Puertas de Galicia", la autorización de la Comunidad Autónoma en suelo rústico para la construcción de la infraestructura turística "Bosque Máxico", sobre una parcela de 5.270.000 metros cuadrados, del Concello de Laza, según el proyecto redactado por el técnico competente.

Poco más de siete días después, el 21 de mayo de 2015, la Junta de Gobierno Local, reunida de manera extraordinaria y presidida por el actual alcalde, "Moncho" Barreal, aprobaba otorgar la licencia para las obras de construcción del equipamiento turístico "Bosque Máxico" (ou "Territorio Feiticeiro") -precisaba el secretario municipal, que ya no las tenía todas consigo, y menos el nombre-. En esa misma certificación del otorgamiento de la licencia de obras se dejaba muy claro un condicionado. El primero de los puntos no ofrecía lugar a dudas: "Las obras se ajustarán estrictamente al contenido del proyecto técnico según el que se tramitó la presente autorización municipal, así como a la mencionada resolución de la Secretaría Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo sobre la autorización de estas obras en suelo rústico". 
 

Pues bien, fácil y divertido. Con la licencia municipal en la mano, la autorización especial de la Xunta de Galicia también, y un proyecto técnico que respetar, el "Bosque Máxico" (o "Territorio Feiticeiro") sería una realidad más pronto que tarde... Si es que las obras se hubiesen adecuado a lo redactado inicialmente y autorizado por todas las administraciones competentes. 

¿Qué ocurrió entonces?

Cuarenta días y sus cuarenta noches. Fue el tiempo que el proyecto -ya modificado por la conducta megalómana del actual regidor- permaneció en el asiento trasero de su automóvil. El documento contemplaba importantes modificaciones para las que no había autorización administrativa, pero para las cuales hubiese sido relativamente fácil obtenerlas si en ese lapso de tiempo -los cuarenta días- no hubiese entrado en vigor el nuevo ordenamiento urbanístico de la comunidad autónoma. 

La Ley 2/2016, de 10 de febrero, del suelo de Galicia entraba en vigor el 19 de marzo de ese mismo año, un mes después de su publicación en el DOG. El expediente que contemplaba las sustanciales modificaciones del proyecto inicial del parque lo hacía en el Servicio de Urbanismo de Ourense el 4 de abril

Y ese mismo oficio de entrada fue contestado por la jefa del Servicio casi tres meses después, el 27 de junio de 2016, en el que le devolvían el expediente y, en su punto V, le aplica el oportuno correctivo al regidor Barreal Novo -reproducimos literalmente-: "O proxecto modificado nº. 2 que agora se achega modifica o centro de recepción de visitantes ou zona de acollida do proxecto inicial que se ubicaba nunha edificación existente no sur da infraestrutura, mantendo igual o resto de espazos. No proxecto modificado plantéxase o centro de recepción de visitantes como unha edificación de nova planta situada na zona norte do ámbito, formada por dous edificios rectangulares de 196,80 m2 e 158 m2 e unha zona central formada por unha cúpula de vinilo e nervios de aceiro cunha superficie de 254,50 m2 facendo unha superficie total de 609,30 m2". 

José Ramón Barreal Novo, el alcalde de Laza, aguantando estoicamente las peroratas de su contrincante dialéctico. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
José Ramón Barreal Novo, el alcalde de Laza, aguantando estoicamente las peroratas de su contrincante dialéctico, por aquel entonces, Jesús Blanco Conde. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

En definitiva, que poco o muy poco de lo proyectado inicialmente y para lo que se había obtenido autorización y licencia, se había respetado. Por eso que, como así se encargó la mencionada jefa del Servizo, Patricia Tabarés, de explicar: "Coa entrada en vigor da Lei 2/2016, do 10 de febreiro do solo de Galicia, o uso solicitado incardinaríase no artigo 35.1 p) e segundo o especificado no artigo 36.4 da LSG, as construcións e instalacións para equipamentos e dotacións públicos ou privados requirirán a aprobación dun plan especial de infraestruturas e dotacións (...)". 



O lo que es lo mismo. Vuelta a empezar, porque muy poco o nada del proyecto inicial se respetó. Por no respetarse, ni se respetaron los plazos para obtener las oportunas autorizaciones del modificado número dos. En el "Bosque Máxico", las estructuras se levantaron sin el oportuno proyecto debidamente diligenciado por la Xunta de Galicia. O lo que es lo mismo, cuando la jefa del Servizo Provincial de Urbanismo le estaba requiriendo al alcalde de Laza que redactase un plan especial porque algunas de las estructuras diseñadas en el proyecto modificado no se ajustaban a la normativa, éstas ya estaban buena parte de ellas construidas. 



Pero... Aún hay más (desidia de "Moncho")

Un año después del varapalo administrativo de la Xunta, -fruto, recordamos, de presentar un proyecto modificado que no se ajustaba en nada a lo inicialmente autorizado-, y siguiendo, como no podría ser de otra forma, lo exigido; Barreal Novo, el 22 de septiembre de 2017, acordaba adjudicar la redacción del plan especial de infraestructuras y dotaciones, que así le había sido requerido, por un importe de 31.855 euros. Plan que debería adecuar los nuevos usos contemplados por la reforma del proyecto original auspiciada por el actual regidor para obtener autorización administrativa de la Xunta. 


De ese plan, que financió la Deputación de Ourense, nada más se supo, pese a anunciarlo a bombo y platillo y a este quien suscribe, el sr. regidor, el 6 de diciembre de 2017 y en otro medio. 

José Ramón Barreal Novo, voceiro do PP no Concello de Laza.
José Ramón Barreal Novo, como portavoz del PP en Laza, después de los comicios de 2019.

De todo lo anterior puede concluirse, que "todo es mentira" cuando Barreal Novo niega responsabilidad alguna en el proceso. No solamente por las dilaciones en las tramitaciones de los expedientes, como ocurrió en los primeros meses del 2016, o el retraso más que considerable de la redacción de ese plan especial requerido fruto de sus ínfulas arquitectónicas. Sino también porque en el hipotético caso de que la empresa adjudicataria hubiese realizado obras, diseñado estructuras y modificado proyectos a su antojo y sin la participación del regidor -cosa que no es tal-, debería haber ejercido su labor inspectora y actuar conforme a lo establecido en la Ley del Suelo de Galicia en su artículo 152.1: "Cuando se estuviera realizando algún acto de uso del suelo o del subsuelo sin el título habilitante exigible en cada caso o sin ajustarse a las condiciones señaladas en el mismo, la persona titular de la alcaldía dispondrá la suspensión inmediata de dichos actos y procederá a incoar el expediente de reposición de la legalidad, comunicándolo al interesado". 

En este caso, Barreal Novo, no solamente no dispuso la suspensión inmediata de dichos actos, sino que contribuyó decidida y personalmente en ellos cual director de obra in pectore

NOTICIAS VERÍN | ¿Por qué "todo es mentira" cuando "Moncho" Barreal niega su...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad