jueves. 30.05.2024
Ana María Villarino, alcaldesa de Oímbra. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Ana Villarino, alcaldesa de Oímbra. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

El Concello de Oímbra aprobó esta semana los presupuestos del 2023 por 1.805.000 euros, 130.000 más que el de 2022, con los votos a favor del PP y las abstenciones de PSOE y BNG. Este incremento es posible gracias a varias subvenciones para obra que ya están confirmadas. Además, este nueva partida son "uns orzamentos sociais, pensados para o benestar da nosa poboación", apuntó la alcaldesa, Ana Villarino.

Los presupuestos de Oímbra para 2023 apuestan por los Servicios Sociales, que suponen casi el 18% del total (320.900 euros) y se destinarán a la escuela infantil, el centro de día y a la dependencia. Este último servicio contará con 290.000 euros, 30.000 más que este año, para atender a 68 personas.

La partida de bienestar comunitario recibirá 300.400,70 euros, una cifra que crece por el aumento del gasto en alumbrado público. En los presupuestos de 2022, la cifra prevista para el pago de las facturas de la luz o del combustible fueron insuficientes y se superaron, por lo que se incrementa la cantidad para le próximo año. En alumbrado público pasan de 35.000 euros a 65.000, mientras que en combustibles subirán de 38.000 a 65.000 euros. "Facer incrementos nestas partidas, para un Concello coma o noso que ten un orzamento moi milimetrado, supón facer uns axustes moi severos nos gastos", destacó la alcaldesa.

Otra importante parte del gastos en Oímbra se destinará a inversiones reales, que roza los 502.000 euros. En cuanto a gastos de personal, se reduce hasta 398.828,12 euros. Además, Villarino destacó que en Oímbra "pagamos ao día aos nosos proveedores e non temos ningún préstamo a longo prazo".

A lo largo del próximo año mantendrán diversos programas de conciliación, de apoyo a autónomos y empresas locales o de recuperación y promoción del patrimonio. La plataforma ViveOímbra continuará su labor de fomento del alquiler y venta de viviendas, para ayudar con el asentamiento de población. Por último, la alcaldesa destacó que espera la puesta en marcha del polígono agrario de Penelas, el primero de la localidad, el próximo año y trabajarán para implantar otros de castaños en la montaña y de viñedos en el valle. "O obxectivo é facer rendible o que agora non o é", añadió.

NOTICIAS VERÍN | Oímbra aprueba los presupuestos de 2023, con un alto gasto social