martes. 28.05.2024
Vista aérea da localidade de Videferre, en Oímbra.
Vista aérea de Videferre, en Oímbra.

El nuevo plan de prevención de incendios forestales que pondrá en marcha la Xunta de Galicia este año, y que estará en vigor hasta marzo del 2025, incluye la utilización de especies autóctonas de frondosas como cortafuegos. Es un proyecto piloto que se pondrá en marcha en la parroquia de Videferre (Oímbra) para convertirla en área estratégica de defensa contra incendios en territorios fronterizos con Portugal.

Los trabajos se centrarán en la ampliación de las zonas de castaños ya existentes en Videferre, convirtiendo la parroquia en un área cortafuegos natural que haga frente a los numerosos incendios forestales que se producen en la zona portuguesa de "A Raia" y que acaban afectando, año tras año, al municipio de Oímbra.

Es una de las nuevas medidas anunciadas por la Xunta para la comarca de Monterrei; un territorio que, además, contará con la nueva base aérea antiincendios situada en Mandín (Verín), operativa en esta campaña. Alfonso Rueda, presidente de la Xunta, resaltaba "el refuerzo de la prevención en la frontera con Portugal, una zona tradicionalmente con una alta incidencia de fuegos" anunciando que se pondrán en marcha más medidas en los municipios de la comarca que no concretó.

Colaboración público-privada

Rueda destacaba que la planificación preventiva es el eje fundamental del plan contra los incendios forestales. En lo que respecta a la frontera con Portugal, se avanzará en la fijación de áreas estratégicas preventivas en la lucha contra los fuegos transfronterizos. Además, se fomentarán los trabajos preventivos silvopastoriles apostando por la colaboración público-privada.

En este sentido, se refería el presidente del Gobierno gallego al convenio de colaboración entre la Consellería de Medio Rural, Altri e Inditex, que financia actuaciones estructurales destinadas a la recuperación del territorio gallego afectado por incendios forestales de singular incidencia en las comarcas del Courel, Valdeorras, Monterrei, O Barbanza y el Macizo Central.

El estudio de la incidencia de los fuegos permitirá ejecutar actuaciones estratégicas, incluyendo infraestructuras de defensa en el monte y la delimitación de áreas de gestión. Es decir, zonas definidas como clave para el trabajo del personal del Servicio de Prevención y defensa contra incendios forestales.

NOTICIAS VERÍN | Oímbra contará con un área cortafuegos de castaños en Videferre