venres 05.06.2020
La persecución discurrió durante al menos 5 kilómetros en dirección a la vivienda del fugado

La Guardia Civil persigue por Oímbra a un conductor ebrio que se saltó un control en Videferre

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico acabaron interceptando al huido a 5 kilómetros del control del que huyó.
Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico acabaron interceptando al huido a 5 kilómetros del control del que huyó.

La Guardia Civil de Tráfico de Verín, pasadas las 22:00 horas de este jueves Santo, acabó interceptando a un varón de 48 años con residencia en Bousés (Oímbra), quien, después de haber ingerido el suficiente alcohol como para dar un resultado positivo en una prueba de alcoholemia, acabó protagonizando una huida de 5 kilómetros en dirección a su domicilio desde Videferre y saltarse el control que los agentes tenían establecido en esa localidad. 

Según informa la Guardia Civil, los agentes de Tráfico del destacamento de Verín realizaban labores propias de su especialidad en la localidad de Videferre (Oímbra), cuando observaron que un vehículo se dirigía hacia ellos a gran velocidad. Su conductor hizo caso omiso de las órdenes de los agentes para que aminorase la marcha y acabase deteniéndose. Se saltó el control policial y la patrulla de la Guardia civil inició una persecución tras él para darle alcance. Lo consiguieron cinco kilómetros más allá, después incluso de comprobar como el infractor invadía en varias ocasiones el carril contrario al de su marcha. 

Una vez identificado el hombre, residente en Bousés (Oímbra), y advirtiendo los agentes que presentaba evidentes síntomas de embriaguez, procedieron a realizarle la prueba de alcoholemia, con un resultado final de 0,60 mlg/L en aire espirado. Recibió en el momento un par de boletines de denuncia, uno por la conducción temeraria y otro por el resultado positivo de su test de alcoholemia

La Guardia Civil persigue por Oímbra a un conductor ebrio que se saltó un control en...
comentarios