sábado 28/05/22
Gran ambiente de fútbol el vivido este domingo en el José Arjiz. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Gran ambiente de fútbol el vivido este domingo en el José Arjiz. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

La soleada tarde de este domingo en el José Arjiz fue de esas en las que, pese a la derrota, lo que importa es la actitud. Ninguno de los integrantes del equipo local debió alcanzar el vestuario con el supuesto desánimo de haberse dejado tres puntos. Más bien al contrario, obligaron, además de a cambiar de indumentaria al líder, a sudar su camiseta batallando para hacerse con un partido difícil en el que el trío arbitral tuvo también mucho que decir. 

La intensidad que provocaba todo lo que en juego estaba ciñó la contienda a tres cuartos del campo, sin claras llegadas de ambos rivales en la primera mitad. 

Fue el descanso el que propició que el Ourense enseñara ligeramente los dientes, obligando al siempre seguro Jorge a sacar una manopla providencial en el minuto 4 de la segunda mitad. Parecía que los de la capital salían más enchufados, al tiempo que Vilachá se lamentaba en voz alta: "Chicos, estamos muy hundidos". 

Con todo, mantuvieron el tipo contra el Ourense y el trío arbitral, que se comió un penalti en el 75 y acabó enviando a Jorge al banquillo antes de cumplimentar el tiempo por doble amonestación, quizás preso de la ira de ver como Hugo se llevaba el gato al agua y los tres puntos de la contienda con su gol en el 87.

El Verín encadena dos derrotas consecutivas que lo desplazan a la tercera posición de una compleja tabla en la que buena parte de los equipos tienen partidos pendientes por suspensiones que hacen difícil aventurar el verdadero dominio. 

FÚTBOL | Cuesta de enero para el Verín, que cedió ante el líder
comentarios