martes 17.09.2019
La institución académica confía en contar con un 20 por ciento del alumnado total, femenino

El Colegio de La Merced reforma las instalaciones para abrir sus puertas a niños y niñas el próximo mes de septiembre

Histórico será el comienzo del año lectivo en el Colegio La Merced de Verín. Por primera vez en toda su trayectoria, sus aulas contarán con niñas matriculadas en alguno de los cuatro cursos de la Educación Secundaria Obligatoria. 
En la fachada del centro escolar luce una pancarta que recuerda los 800 años de vida de la Orden.
En la fachada del centro escolar luce una pancarta que recuerda los 800 años de vida de la Orden.

Los Padres Mercedarios de Verín llevan un año de celebraciones con motivo de los ocho siglos de vida. Y, curiosamente, los actos conmemorativos en la villa de Verín, dentro de la propia congregación, están coincidiendo con un par de capítulos aperturistas en su política académica y eclesial. Poco antes del octavo centenario, el claustro de su convento adquiría mayor dimensión al permitir, mediante un convenio con el Concello de Verín, instalar allí un museo por el que ya han transitado más de 25.000 personas desde su apertura.

Sin embargo, el capítulo de mayor revolución en el seno de los frailes de la Merced llegará con el comienzo del próximo curso escolar dentro de unas semanas. Por primera vez en toda su historia, el colegio menor Mercedario de Verín permitirá contar con alumnas entre su plantel escolar. Estos días, la institución académica realiza a contrarreloj las modificaciones necesarias tanto en los servicios como en el pabellón polideportivo para poder dar cabida al género femenino, que, todavía con la inscripción en su segunda fase sin concluir, rondará la veintena de alumnas, un 20 por ciento del númerus clausus del colegio. 

merced1Entrada a los baños de la chicas, en el interior del colegio. 

El padre Orencio Temprano, director de la entidad, no esconde que "está siendo una etapa de una transformación que nos costará un poco inicialmente, sobre todo a aquellos tutores o religiosos que siempre han tenido a niños como alumnos. Pero, estoy seguro que ese periodo de adaptación va a ser muy breve y que todo se desarrollará con una normalidad exquisita". 

La congregación mercedaria tomó la decisión, como así explica el director del colegio verinense, por dos razones fundamentales: "Por un lado, el hecho de que antes fuesen únicamente niños limitaba mucho las actividades que se podrían programar. Y, tampoco podemos engañarnos, el número de alumnos va bajando. Nacen menos niños, y dentro de éso, nacen muchas más niñas que niños, y nosotros quedábamos un poco ya fuera de contexto". 

El Colegio de La Merced reforma las instalaciones para abrir sus puertas a niños y...
comentarios