luns 10/08/20
El joven Álex Vilela Gallego destapó fuera de servicio un caso de violencia machista en la capital ferrolana

Un héroe de Verín de prácticas en Ferrol

Este joven verinense, aunque con raíces en Vilardecervos (Vilardevós), no se lo pensó dos veces y el pasado jueves, después de concluir su jornada formativa en el cuerpo de la Policía Local de Ferrol, presenció un claro episodio de violencia machista en plena calle. Mantuvo el temple, solicitó refuerzos y el maltratador acabó en los juzgados. Lo ha recibido el alcalde ferrolano para agradecerle el gesto. 

Desde la izquierda, Germán Costoya (concejal de Seguridad Ciudadana), Ángel Mato (alcalde de Ferrol), Álex Vilela (el agente verinense) y José Antonio Chao (jefe del cuerpo de la Policía Local de Ferrol). | FOTO: Ángel Castiñeira.
Desde la izquierda, Germán Costoya (concejal de Seguridad Ciudadana), Ángel Mato (alcalde de Ferrol), Álex Vilela (el agente verinense) y José Antonio Chao (jefe del cuerpo de la Policía Local de Ferrol). | FOTO: Ángel Castiñeira.

Álex Vilela Gallego, de tan solo 20 años, tuvo siempre muy claro que lo suyo era esto de hacer guardar el orden y la ley. Concluyó su etapa académica y no dudó ni un momento en enrolarse en una academia para preparar las oposiciones a policía, aunque reconoce que siempre tuvo mucho tirón en él el cuerpo de los locales, "por su proximidad con el ciudadano, somos los que primeros llegamos y, sin duda, los que más cerca estamos de nuestros conciudadanos", apunta. 

Hasta el pasado jueves era uno más de los que habían superado la oposición y se formaba, en este caso, a las órdenes del jefe del Cuerpo de la Policía Local de Ferrol. No esperaba que la hora de su cena, después de un largo turno de aprendizaje, diese para tanto. "Terminé mi jornada a las diez, y ya de paisano cogí el coche para ir a buscar algo de cena. A la vuelta y ya de regreso a casa, desde mi propio automóvil presencié como un varón de mediana edad mantenía aprisionada a su pareja, y en presencia de una menor, después de haberla golpeado contra la pared", relata Vilela Gallego. El joven avanzó un poco más con su coche sin dejar de presenciar la escena, al tiempo que solicitaba refuerzos a sus compañeros -él, por estar todavía en periodo de prácticas, no podía actuar sólo, en calidad de agente de la autoridad-. Aparcó su vehículo y se dirigió al lugar de los hechos, donde ya solamente estaba la joven que había sido maltratada en plena calle ferrolana. El "supuesto" maltratador había abandonado la escena camino de casa, "quizás porque vio que me acercaba".
Poco después llegaron sus compañeros, que ya se hicieron cargo de la instrucción del oportuno expediente que acabó colocando ante el juez al varón protagonista de los hechos delictivos: "La mujer no quería, en principio, presentar denuncia. Era el típico caso de una mujer maltratada, asegurando que no quería presentar denuncia porque no quería que le ocurriese nada a su pareja. Sin embargo, en los casos de violencia machista, todos los expedientes se inician de oficio", explica el joven policía. 
La comisaría de la Policía Nacional más cercana se hizo cargo de lo sucedido. Álex tuvo que prestar declaración en calidad de testigo, al no estar todavía habilitado para presentar denuncia. Su heroico acto le ha valido el reconocimiento público de todos sus compañeros de cuerpo, así como del propio alcalde de la ciudad, Ángel Mato, quien este lunes lo recibió en su despacho oficial acompañado del edil de Seguridad Ciudadana, Germán Costoya y del máximo mando de la Policía Local, José Antonio Chao

Álex Vilela, sentado a la derecha, explica al alcalde ferrolano cómo se dieron los hechos. | FOTO: Ángel Castiñeira.Álex Vilela, sentado a la derecha, explica al alcalde ferrolano cómo se dieron los hechos. | FOTO: Ángel Castiñeira

Álex quiere restar importancia a su acción, simplemente recuerda que hizo lo que cualquier ciudadano debería de hacer en una circunstancia similar: "Fue instinto, no lo pensé, esas cosas si las piensas puede que no las hagas. Si lo piensas y no actúas, puede que cuando lo hagas sea demasiado tarde", apunta el joven verinense.

En diciembre lucirá con todas las habilitaciones el uniforme de la Policía Local de Ferrol, después de que concluya el último de los periodos formativos en la Academia Galega de Seguridade Pública. El simple gesto del pasado jueves ya la ha valido el sincero reconocimiento de sus compañeros y un más que notable apunte en el que seguro será una extraordinaria hoja de servicios para cuando toque, dentro de alguna que otra década, jubilarse. 

Un héroe de Verín de prácticas en Ferrol
comentarios