Domingo. 03.03.2024
vacas
Por el momento son seis las reses afectadas en toda la comunidad.

 

La Xunta declara cuatro nuevos focos de Enfermedad Hemorráxica Epizoótica (EHE) en los ayuntamientos de San Sadurniño, Pontedeume y Vilarmaior en la provincia de A Coruña y Riós en la de Ourense. En todos los casos solo un animal del total del censo presentaba sintomatología compatible con esta enfermedad. Ya son seis los animales contagiados en nuestra comunidad, sumándolos a los dos focos detectados en los municipios coruñeses de A Capela y Abegondo.

Así, los servicios veterinarios oficiales procedieron de inmediato a la toma de muestras de los animales sospechosos, que fueron confirmados positivos en dicha enfermedad por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, en Madrid.

En este sentido, hace falta señalar que la EHE es una enfermedad infecciosa pero no contagiosa producida por un virus que se transmite a los animales exclusivamente a través de la picadura de mosquitos del género Culicoides,spp.

Dada la vía de transmisión, esta enfermedad aparece mientras exista el mosquito vector circulando en el ambiente. Por lo tanto, existe un período de posible afectación de los animales (aproximadamente de abril a diciembre) y otro, en los meses de invierno, en los que al no el existir circulación del vector, no existe posibilidad de infección en los animales.

La única vía de contagio en los animales es a través de la picadura de los mosquitos transmisores, por lo que no es posible la transmisión directa o indirecta entre ellos. Además, hace falta aclarar que esta dolencia no afecta a las personas, ni por la picadura del mosquito transmisor, ni por contacto con animales infectados, ni por el consumo de productos de origen animal (carne, leche…) de estos animales.

Afectación al ganado

Asimismo, cabe destacar que la EHE afecta especialmente la rumiantes silvestres, fundamentalmente ciervos, también corzos o gamos. No ganado doméstico, solo el bovino resulta afectado con la aparición de síntomas en algunos animales. El ganado ovino puede también infectarse pero no aparece sintomatología, mientras que el cabrún no es sensible la esta enfermedad.

En cuanto a los estudios preliminares realizados en España, en las comunidades autónomas afectadas este año por EHE presentan un dato de morbilidad media (número de animales que presentan síntomas respeto al total del rebaño) del 7,53% y una mortalidad media en los animales afectados inferior al 1% (0,51%).

En el ganado vacuno puede presentarse clínica moderada, con fiebre, pérdida de apetito, edema facial, secreción ocular y/o nasal, salivación, dificultad respiratoria, eritema o descamación en boca y nariz, cojera o eritema de la ubre, síntomas que normalmente desaparecen en aproximadamente dos semanas. En cuanto al ganado ovino y cabrún, no hay constancia de enfermedad clínica en los animales.

Además, hace falta señalar que no existe vacuna ni tratamiento curativo específico frente al virus de la EHE. Por eso, las medidas preventivas posibles a tomar respecto a esta enfermedad vano encaminadas a evitar el contacto de los animales con el mosquito vector, en concreto:

  • Evitar la existencia de posibles zonas de cría del mosquito transmisor en las explotaciones, fundamentalmente zonas con materia orgánica húmeda o lama, zonas de elección para la cría para estos mosquitos.
  • Utilizar cautelarmente desinfectantes o repelentes en las instalaciones, en los medios de transporte o en los animales, en los casos que se considere oportuno.
  • En el caso de detectar animales con sintomatología compatible con la enfermedad, tanto bovinos como cérvidos silvestres, debe comunicarse esta circunstancia de manera inmediata a los servicios veterinarios oficiales de la Consellería de Medio Rural.

NOTICIAS VERÍN | Detectado en Riós el primer caso ourensano de enfermedad hemorrágica...