domingo 08.12.2019
La entrega de los galardones tuvo un protagonista de excepción, el general verinense fallecido Alonso Miranda

La Fundación Amigos de Galicia reparte, en Verín, "grelos de ouro" a todos los donantes

El acto de entrega de los galardones concluyó con la fotografía de familia de organizadores, invitados y premiados.
El acto de entrega de los galardones concluyó con la fotografía de familia de organizadores, invitados y premiados.

El auditorio de Verín registró, este mediodía, un lleno total. No se representaba ninguna obra, ni estaba el público aguardando a un concierto. Simplemente, y ahí es nada, se homenajeaban todos y cada uno de los donantes de sangre y de órganos de la comunidad autónoma gallega y, muy especialmente, la figura de uno de ellos, el recientemente fallecido exgeneral jefe de la Brilat, el verinense de Mandín -do Alto do Lugar, como así se encargó de precisar su hermano Julio-, José Antonio Alonso Miranda.

La Fundación Amigos de Galicia quiso hoy rendir un sentido homenaje a uno de sus patronos más queridos, verinense de nacimiento y con una amplísima y brillante carrera profesional y personal. Y, en esa emotiva despedida entre todos los suyos -con la música de la Banda de la Brilat cerrando el evento- hizo extensivo también el reconocimiento de la organización a todos y cada uno de los diferentes donantes y de las principales asociaciones que respaldan y apoyan tanto a las familias de los que sí han entregado sus órganos, como a aquellos pacientes y familiares de los anteriores que aguardan, impacientes, en una lista de espera. 

En la mesa presidencial estaban algunos de los galardonados, como el caso de la responsable de la Axencia Galega de Doazóns de Órganos e Sangue, Marisa López García; otras autoridades, como la del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, o el alcalde de Verín, Gerardo Seoane; los presidentes de honor y ejecutivo de la Fundación Amigos de Galicia, Ramiro Carregal Rey y Miguel Villar Costoyas, además de dos representantes de instituciones recientemente muy ligadas a la figura del general fallecido: Javier Esteban Flores, director regional de El Corte Inglés, entidad en la que José Antonio Alonso fue jefe de seguridad, y el general jefe de la Brigada Galicia VII "Brilat", Luis Cortés Delgado

LA IMPORTANCIA DE LA DONACIÓN

No hubo discurso en el que la familia del militar verinense fallecido no recibiese el calor de las palabras de los homenajeados y el posterior aplauso reiterativo de lo anterior. Todos y  cada uno de los que se acercaron al atril significaron notablemente la figura de José Antonio Alonso Miranda, símbolo del altruismo que la Fundación Amigos de Galicia quiso este año premiar otorgando sus "Grelos de Ouro" a la Federación Alcer Galicia, la asociación Airiños, el colectivo vigués Adrovi, a ADOS y, a título póstumo, a José Antonio Alonso Miranda. Sin excepción, los representantes de las instituciones o agrupaciones galardonadas dejaron entre el público el claro mensaje de la necesidad de donar, tanto órganos como sangre, y se felicitaron de que en el 2018 las tasa negativa de donaciones, esto es, el porcentaje de personas que se niegan a donar sus órganos, pasase del 30 por ciento años atrás al 16 actual, lo que ha permitido, por ejemplo, entre los muchos datos que se conocieron en cada uno de los discursos, que en la comunidad gallega se contabilizasen 116 donaciones de órganos el pasado año, que posibilitaron más del triple de transplantes, 354.

"España, campeona mundial de transplantes"

Fue aquí donde el responsable del ramo sacó pecho. Vázquez Almuíña recordó que España seguía siendo la "campeona mundial de transplantes", poco después de que la propia directora del ADOS, Marisa López, certificase que en Galicia son ya 115.000 los gallegos que están dispuestos a seguir manteniendo vidas cuando su cuerpo haya fallecido. López García también felicitó desde el estrado al alcalde de Verín, Gerardo Seoane, "por esa tasa de 42 donaciones de sangre por cada 10.000 habitantes, que ponen a su Concello tres puntos por encima de la media gallega".  

Sin embargo, los más emotivos discursos llegaron, primero, de la mano del hijo del homenajeado, David Alonso Lorenzo, quien confirmó poseer la agridulce sensación que embargaba a amigos y familia, por el premio concedido a su progenitor y la imposibilidad de poder acercarse su propio padre a recogerlo. Habló siempre en presente del anterior, cuya imagen estaba proyectada rodeada de niños tras el escenario, y del que dijo que dedicó su vida a hacer llegar un claro y simple mensaje: "Si todos nos ayudamos, lograremos hacer un mundo mejor". Concluyó David Alonso agradeciendo el galardón a la Fundación Amigos de Galicia, "que realmente eran unos muy buenos amigos para él". 

Mi hermano José Antonio era solidario porque lo manó en Mandín; antes, en los pueblos, se practicaba a diario la solidaridad. (Julio Alonso Miranda)

El tío del anterior y hermano de José Antonio Alonso, Julio, aprovechó su intervención para lamentar la despoblación de las aldeas que sufre el interior, en las que dijo se practicaba a diario la solidaridad: "Mi hermano José Antonio era solidario porque lo manó y su apodo "Vero", en honor a nuestro abuelo, era el que mejor le definía, un hombre auténtico y verdadero, como la etimología del término". 

Nos dejó a todos una gran lección de vida, pues practicaba la mejor forma de hablar en silencio: el ejemplo. (Luis Cortés Delgado, general jefe de la Brigada Galicia VII "Brilat")

Significativa y sentida fue la del general jefe que ahora ocupar el cargo de máximo mando de la Brilat, Luis Cortés Delgado, en un breve laudatorio de su antecesor, y antes de ponerse a "sus órdenes, Mi General", dijo de Alonso Miranda que como buen soldado que era, por encima de cualquier otro calificativo, "nos dejó a todos una gran lección de vida, pues practicaba la mejor forma de hablar en silencio: el ejemplo". 

PANDERETEIRAS DE MANDÍN Y LA BANDA DE LA BRILAT

El acto de entrega de premios concluyó con la actuación de dos agrupaciones muy representativas de lo que fue la corta "pero intensa vida" -reconocieron en varias ocasiones los asistentes- del militar verinense. Las Pandereteiras de Mandín -su localidad natal- finalizaron su breve concierto con un "Adiós con el corazón" y la Banda de Música de la Brilat, en perfecta formación, dedicó a la imagen -tras ellos- y a la memoria del que fue su general jefe, una versión militar de la Muiñeira de Chantada y la célebre marcha Las Corsarias, más conocida como "La Banderita". 

La Fundación Amigos de Galicia reparte, en Verín, "grelos de ouro" a todos los donantes
comentarios