luns 27.01.2020
la pediatra enviada desde Ourense que llegó 40 minutos después de que naciese la criatura, regresó sin ella

Los padres de Anddrea Larisa impidieron que la pediatra del CHUO les "arrancase" a su hija de sus brazos

La incubadora espera vacía por Andrea Larisa a las puertas del paritorio. Regresaría a la ciudad como llegó. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
La incubadora espera vacía por Andrea Larisa a las puertas del paritorio. Regresaría a la ciudad como llegó. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

Anddrea Larisa, la niña que se ha convertido en el primer bebé que nace en el hospital de Verín porque su madre -en su segundo embarazo- llegó con un parto muy avanzado; ha pasado su primera noche de vida en los brazos de su progenitora y con su padre al lado de ambos. Ellos han impedido, asumiendo la responsabilidad que les conminó a firmar la pediatra enviada desde Ourense y que llegó 40 minutos más tarde de que Anddrea Larisa naciese, que a las dos de la mañana saliese una ambulancia con la pequeña, y las dos enviadas por el servicio de Pediatría. 

Tu bebé está sano, la niña está bien, pero puede ponerse malita en unas horas y no tendrá la atención de un pediatra. Si se pone malita es tu responsabilidad, a nosotros nos llamarán y volveremos, pero tardaremos una hora en llegar. (Así atemorizaba Clara Gil, la pediatra enviada desde Ourense a los padres de Andrea)

La incubadora para su traslado regresó a la ciudad vacía, como llegó, pese a los intentos de la pediatra Clara Gil González de arrancarle nuevamente a una madre a su bebé de los brazos: "Tu bebé está sano, la niña está bien, pero puede ponerse malita en unas horas y no tendrá la atención de un pediatra. Si se pone malita es tu responsabilidad, a nosotros nos llamarán y volveremos, pero tardaremos una hora en llegar", advertía a las dos de la madrugada, con frialdad y prepotencia, la sanitaria enviada desde la ciudad a una madre que tenía muy claro que si su hija gozaba de buena salud tras el parto, no se movería de su lado, como así fue.

LA GINECÓLOGA QUE ATENDIÓ AL PARTO NO SE EQUIVOCABA

A las 23:04 horas de la noche del día 2 de enero, la madre de Andrea Larisa entró en el paritorio verinense con una dilatación de siete centímetros. En poco más de media hora, su estado había avanzado hasta los nueve. Fue a esa hora cuando se llama a la dirección de guardia en Ourense para requerirles la presencia de un pediatra, porque "ésta embarazada no llegaría a la ciudad, pariría por el camino. La experiencia, sobre todo con esta mujer, nos indicaba que su parto sería inminente", declaraban los facultativos que asistieron a la embarazada. 

23:27 horas: Llamada a la juez de guardia, para indicarle de que desde Ourense le piden que cumpla el protocolo y envíe a la madre en un avanzado estado de parto, a lo que la profesional verinense se niega siguiendo un criterio estrictamente médico. La madre de Anddrea Larisa ya está en la sala de dilatación

00:15 horas: En la sede de las ambulancias de la capital se recibe la orden desde el CHUO de recoger una incubadora y a dos sanitarias para viajar hasta Verín y atender al parto. 

00:48 horas: La ambulancia sale desde el CHUO a toda velocidad, intentan llegar al parto.

00:58 horas: Se oyen los primeros gritos de Anddrea Larisa. Acaba de nacer una niña de padres rumanos afincados en Verín, sana y en un parto sin complicaciones.

01:40 horas: Llegan a la puerta del paritorio verinense el técnico de Emergencias Sanitarias, una enfermera y una pediatra, Clara Gil, con la "clara" y decidida intención de llevarse a la criatura lo antes posible a Ourense. Los reciben a la puerta de Urgencias varios miembros del encierro de la Plataforma. 

urgeMomento en el que el técnico de Emergencias Sanitarias abandona el hospital con la camilla de la incubadora vacía. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

02:31 horas: Pese a los intentos, atemorizando a los padres con comentarios del orden "si le pasa algo a vuestra hija será bajo vuestra responsabilidad, porque aunque ahora está sana puede ponerse muy malita en pocas horas"; la dotación enviada desde Ourense regresa a la ciudad sin cumplir su objetivo: el traslado de Andrea Larisa. 

Los padres de Anddrea Larisa impidieron que la pediatra del CHUO les "arrancase" a su...
comentarios