venres 03/12/21
Dominó gran parte del choque y solo sufrió diez minutos al final

FÚTBOL VERÍN | El Verín mereció más en el debut liguero ante su afición

WhatsApp Image 2021-09-27 at 10.24.50 (2)
El verinense Chimpín, buscado con la mirada un compañero arriba que quiera asistirle. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

El Verín C. F. se estrenó, en la temporada, ante su afición, con el Sporting Guardés como primer rival en casa. Y lo hizo con una victoria exigua (1-0) para los méritos mostrados en un encuentro donde la tensión que se apoderó desde el minuto uno de su técnico se transmitió, y de qué manera, al resto del equipo. 

Dominó gran parte de la cita -toda la primera mitad-, bajó un poco los brazos tras el descanso veinte minutos y volvió a la carga -aunque sin remate- hasta los últimos minutos finales, donde el rival apuró máquinas para intentar equilibrar el encuentro. No les ayudó ni a unos ni a otros el estado del José Arjiz, demasiado rápido por las recientes lluvias. 

No tardó en llegar el premio al esfuerzo de los locales, que salieron verdaderamente "enchufados" al partido. Era el 19 de contienda y Xoel remataba a las mallas un balón que se sorteaba entre defensa y rivales tras una falta botada por Mouriño a escasos metros del pico del área grande del equipo contrario. Hasta el descanso, los de Víctor Manuel López fueron una caricatura de equipo que únicamente llegó a intimidar al meta verinense Jorge con un disparo desviado, un saque de esquina sin mayores consecuencias y un zapatazo de Samu Pérez al larguero que ni él mismo creyó que atinase tanto. 

Tras el descanso, los de Vilacha júnior levantaron el pie más de lo que el primero deseaba -desde el banquillo gritaba claramente "estáis bajando los brazos"-, pero ni así los guardeses conseguían asustar demasiado a Jorge. Sin embargo, fue cuando el Verín recuperó el pulso de la primera mitad, mediada la segunda, el momento en el que, tras perdonar el segundo Carnero en el 77 al rematar de cabeza a las manos de Mateo después de un espléndido servicio de Miguel Vilachá desde la derecha; cuando el Verín comenzó a sufrir más de lo merecido. El mayor peligro llegó desde la esquina y en dos zapatazos en otros tantos minutos (83 y 84) de Fabio Villa y Alonso. El primero, solo ante Jorge, remata fuera. El zurdazo del segundo encontró las manoplas de cancerbero local, enviando el balón lejos de los tres palos. 

Juanjo Vilachá hizo unas 500 sentadillas durante todo el partido. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.Juanjo Vilachá hizo unas 400 sentadillas durante todo el partido. | FOTO: Xosé Lois Colmenero. 

El debut del Verín ante su afición, en la tarde del domingo, representó en el terreno de juego varias de las máximas acuñadas a lo largo de la historia de este deporte, y que siempre acaban cumpliéndose salvo que el árbitro perdone un penalti dudoso y la suerte también acompañe. Los de Vilachá merecieron más y perdonaron demasiado. Un inexistente marcador registraría en el 95 de juego el 1-0 para los locales

FÚTBOL VERÍN | El Verín mereció más en el debut liguero ante su afición
comentarios