Luns. 30.01.2023
Hoy se conmemora el día de la lucha contra esta enfermedad

ENTREVISTA | Germán Rodríguez-Saá, presidente de AECC: "Una mujer diagnosticada de cáncer de mama pierde casi 42.000 euros"

Germán Rodríguez-Sáa, presidente de AECC en Ourense.
Germán Rodríguez-Sáa, presidente de AECC en Ourense.

Hoy es el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, una enfermedad con la que conviven muchas mujeres y que, pese a que los diagnósticos han mejorado con los años, sigue siendo la primera causa de muerte tumoral en ellas. La Asociación Española contra el Cáncer en Ourense reivindica esta jornada bajo el lema "El rosa es más que un color" para resaltar la importancia de la prevención, la detección precoz y la investigación, sin olvidarse de que la enfermedad causa desigualdades que deben afrontar estas pacientes mientras luchan contra ella.

Germán Rodríguez-Saá, presidente de la asociación en Ourense que tiene sede en Verín, habla de cómo ha evolucionado el cáncer de mama en las últimas décadas, en las que se ha logrado una mayor supervivencia gracias a las detecciones tempranas, pero también reconoce que existe un alto porcentaje de mujeres a las que se le detecta en estadio metastásico.

El cáncer de mama es el de mayor prevalencia entre mujeres, pero se ha reducido su mortalidad. ¿Cómo se ha logrado?

Se ha conseguido gracias al éxito en los años 90 de la campaña del color rosa, que nunca hemos dejado, porque ha sido el hilo conductor para una importante revolución social que permitió una investigación mucho más profunda, se hicieron iniciativas de prevención intensas y la gente se concienció. Este año volvemos a poner el foco en ello con el eslogan "El rosa es más que un color", por todo lo que supuso en su momento y que permitió tener hoy unas ratios de supervivencia media a cinco años del 85%. Esta es la parte positiva, pero la negativa que nos obliga a mantener el foco de atención sobre este tumor es que entre un 5 y 6% de los casos están en estadio mestastásico. Esto reduce la supervivencia al 25% en cinco años, por ello es importante seguir investigando, potenciar las políticas prevención y seguir afrontando las necesidades que surjan.

¿Por qué siguen detectándose tantos casos?

La enfermedad se detecta cada vez en más mujeres y eso es gracias a la prevención, se diagnostica en estadios más precoces. El intenso seguimiento provoca que haya más casos, pero el ratio de supervivencia es mayor. Esto no impide que se tengan que enfrentar a otras dificultades y desigualdades.

La supervivencia media es de un 85%, pero hay entre un 5 y 6% de los casos que se detectan en estadio metastásico, reduciendo la tasa al 25% en ellos

¿Queda mucho por hacer con esta enfermedad?

Desde luego. El cáncer de mama es el paradigma de los cánceres, porque es el que más ha evolucionado en positivo. Se ha luchado mucho contra él dada la alta incidencia y, pese a todo lo que se ha investigado, no está todo hecho. Al ritmo que vamos y con los datos que tenemos, una de cada dos personas va a sufrir en algún momento de su vida un cáncer y por ello debemos seguir investigando, para que la supervivencia sea mayor, llegando al 75% de media a cinco años que tenemos previsto para el 2030. El hecho de que haya una buena prevención, detección y tratamiento adecuados para cada cáncer, serán claves. Hay que poner el foco también en los de menor incidencia, que es donde se concentra la mayor mortalidad, para que así todo el mundo disponga de las mismas herramientas para luchar contra la enfermedad.

El diagnóstico, ¿cómo afecta a la vida diaria de estas mujeres?

Para una mujer diagnosticada, la enfermedad supone también un problema económico. Se estima que pierden casi 42.000 euros de media durante todo el proceso, de los cuales unos 9.000 son gastos directos que soporta la familia y unos 32.000 son el dinero que no ingresan por no percibir un salario o incluso tener que dejar de trabajar. Es una cantidad terriblemente importante, que se une a la propia lucha contra la enfermedad.

En Ourense la incidencia de cáncer de mama es elevada. ¿Cómo las apoyan desde la asociación?

La labor que tenemos desde la asociación es estar como un apoyo desde el inicio de la enfermedad. Estamos con ellas desde el punto de vista social, psicológico u ofreciéndoles actividades para que luchen con mayor dignidad y más herramientas contra la enfermedad. Es el cáncer con mayor incidencia en mujeres y, por desgracia, sigue habiendo muchos nuevos casos por los que hay que pelear.

La presencia física de AECC en Verín es relativamente reciente, cuentan con sede desde 2019. ¿Cuál es la situación de la organización en la villa?

Seguimos creciendo con un hándicap, nos hemos visto muy condicionados por la pandemia. Nos hemos reactivado ahora con andainas, colaboraciones con centros específicos para el tratamiento de pacientes, con labores de trabajo social importantes que determinar la situación de cada paciente para derivarlos a los profesionales o también determinar las necesidades socioeconómicas que pueden llegar a tener para solventarlas en la medida de nuestras posibilidades. Desde la asociación aportamos ayudas directas a personas que estén en un grado de desigualdad importante y lo hacemos en Verín, igual que en otros puntos de la provincia como Xinzo, A Rúa, O Barco y en Ourense. Intentamos que nuestros servicios de ayuda lleguen a todos los puntos de la provincia sin distinción.

ENTREVISTA | Germán Rodríguez-Saá, presidente de AECC: "Una mujer diagnosticada de...
comentarios