lunes. 15.04.2024
Un agente de la Policía Nacional y otro de la Guardia Civil, con el detenido, en el cuartel verinense. | FOTO: Guardia Civil.
Un agente de la Policía Nacional y otro de la Guardia Civil, con el detenido, en el cuartel verinense. | FOTO: Guardia Civil.

Una operación conjunta de Guardia Civil y la Policía Nacional ha desarticulado una organización en la provincia de Ourense de tráfico ilegal de aves con conexiones internacionales, un trama que deja estafados por toda España.


Según informan la Guardia Civil y Policía en sendos comunicados, en el marco de la Operación Arensivia ha sido detenido un hombre de 49 años, vecino de Verín, como presunto autor de tráfico de especies (32 especímenes protegidas por el Convenio Internacional CITE), un delito continuado de estafa (55 perjudicados por las ventas por toda España) y un delito continuado de falsedad documental (de informes analíticos de un laboratorio con sede en Madrid y otro en Pontevedra).

Cooperadores necesarios

Además, están investigada tanto una vecina de Verín de 45 años como otra de Castrelo do Val de 37 años como cooperantes necesarios. La operación se desarrolla en el marco del Plan de Acción de la UE contra el tráfico de animales silvestres.

Las pesquisas se iniciaron en 2022 (si bien está constatada actividad ilícita desde 2019) cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una persona contaba con un criadero de guacamayos en Allariz (Ourense), con una falsificación, entre otras cosas, de los certificados sanitarios.

La red de "Amigos de los Loros"

Los animales eran anunciados a través de un canal de una conocida red social (bajo la denominación de Amigos de los Loros) cuyo titular era el investigado, mostraba las especies que criaba y era un medio publicitario a través del que podían contactar los clientes.

Los clientes realizaban los pagos a través de diferentes plataformas y una vez hecho el primer ingreso, el arrestado solicitaba más antes de proceder a la entrega del ave (el total llegaba a 2.000 euros en algunos casos). En algunas ocasiones no llegaba tan siquiera a entregar el animal.

Certificados sanitarios falsos


Cuando la especie era entregada, llevaba consigo certificados sanitarios falsificados principalmente sobre la chlamydia, una bacteria susceptible de ser transmitida a los seres humanos, lo que puede causar graves riesgos para la salud, incluso la muerte. Los informes veterinarios eran realizados principalmente en dos centros. Ha quedado acreditado el constante incumplimiento de la legislación en cuanto a trámites de importación, falsificación de documentos, estafas y el tráfico de especies protegidas.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil Ourense, en colaboración con miembros de la UDEV Central de la Policía Nacional, con sede en Madrid, procedieron a la detención del hombre, quien cambió de domicilio en varias ocasiones en la provincia de Ourense.

Dos vecinos de Verín y una de Castrelo do Val, investigados por tráfico ilegal de aves...