jueves. 13.06.2024

No. No es un montaje. Solamente hemos pixelado la identidad de los intervinientes. Pero, los audios son originales y reflejan, claramente, el dolor que sufre nuestra protagonista, una vecina de Pazos, en Verín, día a día

Acude a nosotros su hija Marité, cansada de llamar a todas las puertas de la burocracia sanitaria. Un único TAC separa a su madre de una vida normal, sin el dolor que solamente se mitiga -al 50 por ciento- atiborrándola de opiáceos. La neurocirujana del CHUO, la doctora Ana Pastor, necesita realizar una precisa tomografía axial computerizada a Luisa Padrón y poder intervenirla de una fijación dorso/lumbar con todas las garantías médicas guiada por las imágenes que le muestre la prueba en tiempo real. Sin embargo, algo que parece aparentemente tan sencillo, para esta vecina de Pazos y sus dos desesperados hijos -de dolor por el sufrimiento de su madre- no lo es.

Ha sido la propia doctora Pastor la que les llamó el pasado jueves para informarles de que el retraso indebido de la intervención de Luisa se debe a la avería del TAC de quirófano, que no tiene fecha fijada para su sustitución -su antigüedad ya no aconseja una reparación-. Demora que ya cumple los cinco meses desde el último consentimiento informado que le entregaron a Luisa -el 26 de enero de este año-.

El deterioro de mi madre es patente, día a día. Es incapaz de caminar. El dolor es insufrible. Solo quiere morir. 

La hija, María Teresa García, ya no sabe qué hacer: "No entiendo como la avería de una máquina puede estar condenando a este sufrimiento a personas que podrían llevar una vida normal con una intervención. El deterioro de mi madre es, día a día, patente. Es incapaz de caminar y el dolor es insufrible. Solo quiere morir. A día de hoy es una persona totalmente dependiente cuando, hasta hace año y medio, era totalmente válida", expone. 

Y no nos lo cuenta solamente a nosotros. Tanto el gerente de Área de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras, Félix Rubial, como el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, tendrán oportunidad de leerlo si es que no nos siguen: "Le he enviado un escrito al gerente, al conselleiro y la próxima semana -por la del lunes 22 de mayo- remitiré una carta al Defensor del Pueblo", anuncia María Teresa. 

María Teresa y su hermano José Luis aseguran haber "realizado infinidad de llamadas al hospital y la respuesta siempre es la misma: todavía está estropeada la máquina del quirófano. ¿Es tan difícil enviar a estos pacientes tan graves a otro hospital? ¿No se puede alquilar un equipo hasta que se repare o se licite la compra de uno nuevo?", dicen. 

¿Por qué no se deriva a mi madre a otro hospital para que sea intervenida? ¿Por qué tiene que aguantar un dolor inhumano hasta que se sustituya el TAC de quirófano?


Ahora que la sanidad ha vuelto de nuevo a la campaña electoral -tras los anuncios de Sánchez de más médicos para primaria; Yolanda Díaz (su vicepresidenta segunda) quiso "sumarse" a las declaraciones pero con una velada crítica ("la sanidad pública se defiende todos los días")-, en la Galicia en la que quisieron cerrar un paritorio por falta de pericia y nacimientos en Verín, hay pacientes de contrastados neurocirujanos que claman a gritos por su muerte antes de padecer un intenso dolor que un simple TAC de quirófano podría contener. Algo que su médico, por mucho que quisiera, no puede remediar. 

REPORTAJE | Los gritos del "insoportable" dolor de Luisa por un TAC que no llega
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad