miércoles. 24.07.2024
Litio
Este mineral se utiliza en la fabricación de baterías, cerámica, vidrio, metalurgia, productos farmacéuticos y en la elaboración de baterías recargables de ion-litio. | FOTO: ISTOCK.

Verín, Vilardevós, Oímbra, Laza y Cualedro, con una ligera afectación también al municipio limiano de Sarreaus, son los concellos de la comarca de Monterrei en los que se ha solicitado un permiso de investigación minera para comprobar la existencia de litio, fundamentalmente, pero también de otros minerales como el wolframio, el tántalo o el estaño. 

Así consta en un acuerdo del 9 de abril de 2024, de la Xefatura Territorial de Ourense de la Consellería de Economía, Industria e Innovación, hecho público este lunes día 10 de junio en el Diario Oficial de Galicia. 

En el caso de Verín y Vilardevós, con el nombre "Novo Cima", el permiso se solicita para un máximo de 15 cuadrículas mineras, unas 420 hectáreas de superficie aproximadamente. La zona de estudio se localiza en torno a la localidad de Feces de Cima, accediendo a la misma a través de la carretera autonómica que parte de la N-532 (al oeste del permiso) y que une las localidades de Mandín, Feces de Cima y Vilardecervos, esta última población ya en el municipio de Vilardevós, y con una destacado pasado minero en la extracción de wolframio. 



La misma mercantil que ha solicitado el permiso anterior, Omega Real State, también ha formulado una solicitud en el Concello de Oímbra, concretamente en la localidad de Bousés, que se sitúa en el centro de la autorización tramitada. En este caso, la superficie afectada sería de 27 cuadrículas mineras, cerca de 800 hectáreas de superficie. 

El permiso de investigación más amplio en lo que a superficie se refiere es el solicitado para los concellos de Laza, Sarreaus y Cualedro. La zona de estudio, de unas 85 cuadrículas mineras, se localiza entre Sarreaus y Laza, con afectación también al vecino municipio de Cualedro. 

Permisos de exploración e investigación minera

Cuando una empresa sospecha la presencia de recursos mineros en una determinada zona, debe solicitar un permiso de exploración o de investigación para realizar los estudios necesarios. El permiso de exploración se enfoca en estudios superficiales y solo requiere el visto bueno de la administración minera, ya que no implica afectación del terreno. Por otro lado, el permiso de investigación, que incluye sondeos y el uso de maquinaria pesada, necesita también la autorización de la administración ambiental y de la competente en patrimonio.

Estos permisos se solicitan sobre lo que se denomina 'cuadrícula minera', una unidad de división de entre 27 y 28 hectáreas que facilita la ordenación administrativa. Galicia, por ejemplo, con una superficie de 29.500 km², cuenta con aproximadamente 105.000 cuadrículas mineras. Sin embargo, esto no implica que toda la superficie sea aprovechable para actividades mineras o que se prohíban otras actividades económicas o sociales.

Para que una empresa pueda investigar, debe pagar unos cánones a la administración y obtener las autorizaciones pertinentes. Estos permisos le otorgan hipotéticos derechos de explotación por un tiempo limitado. No obstante, encontrar mineral valioso durante la fase de prospección no concede automáticamente el derecho de extracción; solo se autoriza a determinar la presencia de recursos bajo tierra. En caso de hallarse mineral, la empresa se reserva el derecho legal de solicitar una concesión de explotación.

Si, tras la fase de investigación, la empresa concluye que puede explotar el recurso subterráneo, debe solicitar un nuevo permiso para la concesión de explotación. Sin embargo, esto no implica que pueda explotar toda la cuadrícula previamente investigada.

Este proceso asegura que las actividades mineras se realicen bajo estrictas regulaciones, protegiendo el medio ambiente y el patrimonio, y garantizando que otros usos del suelo puedan coexistir con la exploración y explotación de recursos minerales.

NOTICIAS VERÍN | Piden autorización para realizar tres prospecciones de litio en la...