martes. 21.05.2024
Manifestación do pasado 30 de novembro de 2019 pola rúas de Verín. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Manifestación del pasado 30 de noviembre de 2019 por las calles de Verín. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

El reciente anuncio del Sergas de nuevas incorporaciones en el hospital de Verín, en servicios tan deficitarios como lo era el de Dermatología -sin profesional adscrito desde octubre de 2019, obligando a los pacientes a desplazarse a Ourense- no ha hecho más que desatar una ola de peticiones en las redes de este medio de comunicación, sacando a la luz un grave problema de atención médica infantil en Primaria en el ambulatorio verinense

Este jueves 15 de diciembre se cumplirá un mes desde que el centro de salud responde a las necesidades de unos 2.000 pequeños de la comarca de Verín entre los cero y los 13 años con un único especialista en pediatría, lo que está provocando notables quejas en la atención, que obliga a los padres a derivar su niño al hospital verinense con el consabido riesgo de colapso del servicio, no solo de Urgencias, sino también del de Obstetricia. 
 

El pasado 25 de noviembre de 2019, la Xerencia de Área anunciaba el cierre del paritorio de Verín y extendió el protestado "peche" hasta el 3 de febrero del año siguiente argumentado, como última de sus razones, la falta de profesionales en Pediatría que asistiesen a los neonatos nacidos en el comarcal verinense. 

La llegada de Guillermina Agulla se simultaneó con la de la incorporación de una pediatra que durante un año tuvo vivienda gratuita proporcionada por el consistorio verinense, en un claro y evidente ejercicio de compromiso con la causa. Más tarde llegó un segundo especialista desde la capital madrileña que acabó haciendo la maleta pero que pronto fue sustituido. 

Otras vez sin pediatras, pero ahora en Primaria

Ahora, el grave problema de atención está en Primaria y está contagiando a los servicios del hospital hasta el punto de que puede acabar motivando un agotamiento en los profesionales de Pediatría que provoque un éxodo abocando al paritorio a un nuevo peligro de cierre.



Desde la Xerencia de Área de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras reconocen el grave problema, que achacan, como ya ocurría en aquel final de 2019, a la falta de profesionales en el mercado: "La falta de pediatras es un tema nacional. No hay especialistas en el mercado, afortunadamente en el Hospital de Verín están cubiertas las dos plazas, lo que les permite atender consultas, partos e ingresos pediátricos, garantizando las guardias durante todo el año. No es una cuestión privativa de Verín ni responde al modelo contractual, ya que la oferta de trabajo que se le ofrece presenta grandes ventajas retributivas, además de la estabilidad que otorga un contrato indefinido", dicen desde comunicación del Sergas en Ourense. 

Una de la soluciones que plantean desde el Sergas, como así reconocen sus responsables en Ourense, es que "el Ministerio de Sanidad acabe atendiendo la petición que se le ha efectuado, entre otros, desde Galicia, y permite que especialistas jubilados, con capacidad y voluntad para trabajar, se puedan reincorporar, paliando así la actual situación. De hecho, en Verín, esto permitiría la incorporación de un especialista para continuar la labor asistencial en atención primaria", aducen, o lo que es lo mismo, que el sempiterno Juan Pablo volvería a ponerse su bata blanca todos los días como así ha hecho en las últimas décadas. 

NOTICIAS VERÍN | Centro de Salud: un mes, un pediatra y 2.000 niños