Xoves. 08.12.2022
Esta mañana se ha realizado una inspección al vehículo de las víctimas en Ourense

NOTICIAS VERÍN | Reactivan la investigación del triple crimen de la familia Barrio

Agentes de la Policía Científica inspeccionaban esta mañana el vehículo de la familia Barrio, en la Comisaría de Ourense. | VÍDEO: Iván Iglesias.

El triple crimen de la familia Barrio sigue muy presente en la sociedad burgalesa, y también en la verinense, concretamente entre los vecinos de la localidad de Queirugás, aunque apenas se hable de lo sucedido en ese 7 de junio de 2004, cuando aparecieron salvajemente acuchillados el padre (Salvador Crisanto Barrio Espinosa, de 53 años), la madre (Julia Dos Ramos Santamarina, de 47) y el hijo pequeño (Álvaro Barrio Dos Ramos, de 12) en su vivienda de la calle Jesús María Ordoño de Burgos.

Casi dos décadas de investigación, sin frutos


La investigación no está cerrada, al cargo permanece la Unidad contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que fueron quienes la asumieron la investigación del delito tras las primeras pesquisas llevadas a cabo por la comandancia burgalesa. Pero 17 años después lo que queda de ese macabro crimen de un total de 99 puñaladas, son muchas preguntas y pocas respuestas.

Crimen de Burgos, inspección del vehículo de la familia Barrio en la Comisaría Provincial de Ourense. | FOTO: Iván Iglesias.El Audi 100 de la familia Barrio, esta mañana, en la explanada de la Comisaría de Ourense. | FOTO: Iván Iglesias. 

Y buena prueba de ello es que ayer, para sorpresa de la familia materna y su abogado en la acusación, se decretaba una inspección ocular de la policía científica al vehículo relacionado con el asesinato de aquella fatídica madrugada del 7 de junio de 2004 que se desarrolla desde la primera hoy de este jueves 29 de julio de 2021. 



Ni huellas ni arma asesina

La Policía no consiguió encontrar ninguna huella dactilar en el domicilio que ayudara a determinar la autoría de los asesinatos, pero tampoco apareció el arma con el que el asesino cosió a puñaladas a las víctimas. No hay rastro de la ropa del autor del asesinato, ni tampoco encontraron las playeras del 42 que dejaron una huella en la vivienda.

17 años después se sigue buscando al culpable, aunque por el banquillo de acusados haya pasando brevemente el único sobreviviente del núcleo familiar de los Barrio Dos Ramos, el hijo mayor Rodrigo, que estudiaba en régimen interno en los hermanos gabrielistas de La Aguilera, en Aranda de Duero. En junio de 2007 se le detuvo como presunto autor del crimen al considerar que había actuado motivado por los celos enfermizos que sentía hacia su hermano pequeño.

El juez decretó el internamiento en el centro de menores Zambrana, en Valladolid, donde permaneció durante tres días. Según las investigaciones, Rodrigo habría cogido un coche del centro en el que permanecía interno, habría conducido durante un trayecto de unos 45 minutos hasta su casa de Burgos a pesar de ser menor, asesinado a su familia y vuelto al colegio. Una tesis que duró tres días al decidir el Juzgado de Menores de Burgos el fin de la medida cautelar de internamiento y ordenar la puesta en libertad de Rodrigo.

De Burgos a Queirugás

Tras la muerte de sus padres y hermano, Rodrigo se trasladó a Galicia con varios de los hermanos de su madre y tutores legales desde ese 7 de junio de 2004. La acusación de Rodrigo como posible autor del triple crimen destapó las sospechas de sus tíos, que empezaron a pensar que su sobrino había sido el asesino de sus padres y hermano.

Primera reapertura del caso


El caso volvió a reabrirse en 2014. Entonces en el punto de mira se encontraba un vecino del pueblo de La Parte de Bureba que durante el entierro de Salvador aceleró su tractor en las tierras colindantes con el cementerio. O que pocas horas después escribió sobre su tumba pintadas insultantes que decían "cerdo, cabrón, hijo de puta". En marzo de 2005, Ángel Ruiz fue detenido como autor de esas pintadas. Y aunque la Policía que estaba encargada de la investigación del triple crimen llevó a cabo el registro de su casa y le tomó declaración a los tres días quedó en libertad. 'Angelillo', como le conocían en el pueblo, tenía coartada y era poco probable que conociese el domicilio de los Barrio en Burgos.

 

Una segunda, con el mismo protagonista

Sin embargo, todavía se volvería a reabrir en una ocasión más con el mismo protagonista en el punto de mira. En julio de 2016 la Audiencia Provincial de Burgos solicitó al Juzgado de Instrucción número 2 que continuara con la causa contra Ángel Ruiz al encontrarse nuevos indicios que le vinculaban con el asesinato de Salvador Barrio, Julia Dos Ramos y Álvaro Barrio.

La decisión la tomaron tras encontrarse coincidencias entre un cuchillo propiedad del sospechoso y las heridas que presentaban el matrimonio y su hijo pequeño. Ángel Ruiz permanece en prisión desde febrero de 2014 tras ser condenado por el asesinato de Rosalía Martínez en agosto de 2011, vecina también de La Parte de Bureba. A raíz de la investigación de esta muerte la Guardia Civil halló indicios de una posible implicación de Ruiz en el triple crimen, por lo que se reabrió el caso.