jueves. 18.07.2024
Vehículo de una patrulla de la Guardia Civil.
Vehículo de una patrulla de la Guardia Civil.

Agentes de la Guardia Civil, en colaboración con sus homólogos de la GNR portuguesa, acaban de dar por concluida la investigación del caso de un secuestro, extorsión y robo con intimidación del que fue víctima un vecino de la villa de Verín

Tras ella, han logrado dar con el presunto secuestrador, un residente de la localidad de Chaves, en Portugal, que ya cumple condena en el país limítrofe por otros delitos. 

Los hechos que acaban de esclarecer los agentes del Instituto Armado ocurrieron el pasado 11 de diciembre de 2019. Ese día, la víctima, un vecino de Verín, paseaba con su perro por las inmediaciones de su vivienda. Fue en ese momento cuando fue abordado por varias personas encapuchadas, que lo introdujeron en un vehículo. Encapuchado él también, con las manos y pies atados con una cuerda, fue trasladado a un paraje donde lo amenazaron con una arma blanca y un revólver. Le exigieron una cantidad inicial de un millón de euros, que acabó siendo rebajada hasta los 150.000 euros, tras insistir la víctima en que no disponía del importe inicialmente solicitado. 

El pago se debía realizar al día siguiente, 12 de diciembre, en un estacionamiento de un restaurante de Chaves, en el interior de un todoterreno verde.

El verinense se dirigió esa misma mañana del día 12 a una sucursal bancaria para retirar una importante cantidad de dinero. Fue un empleado de la entidad la que contactó con el abogado de la víctima, a petición de ésta. Y el letrado acabó dando parte a la Guardia Civil, que inició las investigaciones. 

El pasado 25 de mayo de 2023 se cerró la investigación, imputando a un ciudadano luso los delitos de secuestro, extorsión y robo con violencia e intimidación. 

Así fue la investigación

La GNR localizó el vehiculo todoterreno estacionado en las inmediaciones del aparcamiento del restaurante de Chaves, con las placas de matrícula dobladas. A su vez, desde Verín se enviaron al laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil de Madrid, la chaqueta y pantalón que llevaba la víctima el día del asalto.Un exhaustivo análisis permitió la obtención de varios perfiles genéticos compatibles con los del detenido. 

A su vez, el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil realizó varios cribados de vehículos. Puerta a puerta, realizando averiguaciones, acabaron situando al citado todoterreno verde en las inmediaciones de la vivienda de la víctima.

Un guante de látex localizado en el interior del vehículo acabó delatando al detenido. En el, la Guardia Civil obtuvo un perfil genético compatible con los hallados en la ropa de la víctima. 

La Guardia Civil esclarece el caso de un vecino de Chaves que secuestró y extorsionó a...