domingo 08.12.2019
De enero a julio, se derivó un único recién nacido de 37; desde el 12 de julio, 7 de 25 neonatos

Desde la jubilación del pediatra titular en Verín, sus sustitutos del CHOU derivaron siete veces más bebés a Ourense

Adam González fue el último bebé nacido hasta el momento en el hospital de Verín y también el último de los trasladados. | FOTO: Xosé Lois Colmenero
Adam González fue el último bebé nacido hasta el momento en el hospital de Verín y también el último de los trasladados. | FOTO: Xosé Lois Colmenero

Los datos son incontestables. En los últimos cuatro meses, que coinciden con la jubilación del anterior pediatra -titular de la plaza en el hospital de Verín-, el número de derivaciones de neonatos al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense se multiplicó por siete con respecto al primer semestre de este año 2019; esas decisiones coinciden con el comienzo de la prestación de servicios de los especialistas llegados desde la capital de As Burgas. 

Así, según ha podido saber Diario do Támega, hasta el día de ayer, fecha en la que vio la luz el último nacido -hasta el momento- en las instalaciones verinenses (Adam González -quien también fue trasladado por una "leve" complicación respiratoria, "propia", asegura el personal sanitario, de los recién nacidos-), han sido 62 los nacimientos contabilizados en las instalaciones del paritorio verinense. De todos ellos, 37 se registraron entre el 1 de enero y el 12 de julio de 2019, fecha en la que el especialista infantil titular dejó de prestar sus servicios. En todo ese periodo, únicamente se ordenó el traslado de uno de los 37 nacidos a la unidad de neonatos del CHUO, esto es, un 2,70 por ciento de todos los alumbramientos locales en ese periodo, y poco más del 1,61 por ciento si se computan los 62 totales hasta la clausura del paritorio.

El número de derivaciones al CHUO se incrementó de manera exponencial desde el momento en el que el hospital de Verín comenzó a recibir a los profesionales enviados desde la capital

Sin embargo, y quizás siguiendo indicaciones previas de la gerencia provincial, el número de derivaciones al CHUO se incrementó de manera exponencial desde el momento en el que el hospital de Verín comenzó a recibir a los profesionales enviados desde la capital. Así, en los últimos cuatro meses, el número de nacimientos fue de 25, de los que 7 fueron trasladados a Ourense. En términos porcentuales, en cuatro meses se trasladaron el 28% de los nacidos en Verín frente al 2,7% computado en los seis primeros meses del año, o lo que es lo mismo: de enero a julio, el porcentaje de traslados era del 1,61 por ciento del total acumulado de nacimientos; en los últimos cuatro meses, el guarismo ronda el 12%. 

Los propios profesionales de la unidad de Ginecología y Obstetricia en Verín, con los datos encima de la mesa, no se explican cómo "en tan poco tiempo el número de traslados se ha incrementado de una manera tan exponencial. ¿Necesitaban tener una justificación para ordenar el cierre e hicieron que los últimos datos avalasen, según su criterio, esa decisión?", se preguntan.  

Desde la jubilación del pediatra titular en Verín, sus sustitutos del CHOU derivaron...
comentarios