viernes. 21.06.2024
Entrada principal al hospital de Verín. | FOTO: M. D.
Entrada principal al hospital de Verín. | FOTO: M. D.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) ha emitido una sentencia a través de la se condena al Sergas a indemnizar a la familia de un paciente del Hospital de Verín, que falleció de una embolia pulmonar que no fue diagnosticada y tratada a tiempo. El Sergas deberá pagar 80.000 euros a la viuda y a la hija del hombre, fallecido el 13 de noviembre de 2017.

Los hechos se remontan al 1 de septiembre de 2017, cuando el paciente acude a las consultas del servicio de Medicina Interna por unos dolores. Ahí comienza un largo camino de pruebas en el que se ven implicados los facultativos del CHUO y de los hospitales de Vigo y Santiago, que determinan un diagnóstico de cáncer.

Posteriormente, ya en el mes de octubre, desde el Hospital de Verín se valoran las opciones de tratamiento para el paciente y es en noviembre, el día 5, cuando estando en su domicilio, comienza a sentir unos fuertes dolores. Se siguen las pautas dictadas por los facultativos y, como recomendación de un familiar médico, llaman al 061 para descartar que sufriese una trombosis intravenosa. Desde el 061 aconsejan a los familiares y, cuando llega el médico al domicilio, este realizó un diagnóstico de que los dolores estaban relacionados con el cáncer y no administró ningún tratamiento.

Dos días después, la hija del paciente, médico de profesión, decidió trasladar a su padre a Urgencias del Hospital de Verín al ver el estado en el que se encontraba. Allí se le realizan pruebas y se determina la existencia de una extensa trombosis venosa profunda y superficial en la pierna izquierda. Le administran un tratamiento y es enviado a su domicilio con el alta médica. El día 8, el paciente acude a su cita con el oncólogo del CHUO y, ante la sospecha de que padece un tromboembolismo pulmonar agudo, lo ingresan para realizarle pruebas. Su evolución no mejora y finalmente falleció.

Ante estos hechos, el TSJG considera que se produjeron infracciones de la lex artis en el diagnóstico y tratamiento de la trombosis venosa profunda, así como del posterior tromboembolismo pulmonar, que derivaron en el fallecimiento del paciente. Además, añaden que la demora en la remisión y llegada de los resultados impidió el inicio del tratamiento para el cáncer con inmunoterapia, que ofrecía buenas expectativas de cara a la supervivencia del paciente. Contra la resolución del TSJG cabe presentar recurso de casación.

Condenan al Sergas a pagar 80.000 euros a la familia de un fallecido en Verín por una...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad