martes. 28.05.2024
Público no último día das xornadas de Novela Histórica. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Público en el último día de las Xornadas de Novela Histórica. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

La quinta edición de las jornadas de novela histórica, primera tras la pandemia y sin restricciones de aforo, no ha hecho más que confirmar su ya indiscutible consolidación en el calendario cultural local, pero también nacional. En el discurso de despedida, el regidor, Gerardo Seoane, ha señalado la intención de su Ejecutivo de mantener su organización y avanzó que en las próximas convocatorias ampliarán su público objetivo haciendo uso de las nuevas tecnologías con el propósito de convertirlas no solamente en presenciales sino también de acceso a través de la red. 

 

143 asistentes en la primera sesión del viernes tarde, y 159 en la jornada de clausura -el pasado sábado-, sumados al buen número de escolares que acudieron a la primera de las charlas en exclusiva para el colectivo estudiantil de la comarca, coloca en más de medio millar las personas que durante este fin de semana se interesaron por las últimas novedades de los principales exponentes de la novela histórica en el territorio nacional. 

El cartel de este año volvió a ser de lujo y también novedoso, al incluir a un autor local entre el elenco de escritores de tan difícil genero. 

 

Alberte Blanco Casal y María Zabay fueron los primeros en inaugurar las jornadas el viernes. Uno, disertando sobre la batalla de Rande, que se dio muy cerca de su lugar de nacimiento. La segunda, intentando arrojar un poco de más luz sobre el fenómeno nazi surgido en tierras germanas previo al estadillo de la última, por el momento, de las guerras mundiales. 

Sin embargo, fue el sábado el día en el que se concentraba el grueso de los autores invitados, con una maratoniana sesión que dio comienzo con la música, al violonchelo, del profesor del Taboada Chivite David Rodríguez Rivada

Dos de los responsables de la organización de las jornadas, José Luis Corral y José Calvo Poyato, abrieron el turno de conferencias disertando sobre algunas de las principales fake news de la historia. Así, por ejemplo, al público le quedó muy claro que pese a los intentos del Gobierno portugués en 2018 de atribuirse la primera vuelta al mundo, fue el español Juan Sebastián El Cano quien lo logró. Calvo Poyato también explicó con profusión que el General Prim no murió estrangulado como así se ha mantenido en los círculos de historia, y sí víctima de una sepsis provocada por las heridas -mal curadas- de su intento de asesinato a trabucazos en la calle del Turco, un 27 de diciembre de 1870 cuando abandonaba el Congreso de los Diputados. 

 

Víctor Fernández Freixanes, entre otras muchas de las líneas de su extensa biografía presidente de la Real Academia Galega, realizó un breve pero intenso recordatorio de su obra en este género, además de dar un par de máximas que quedaron grabadas a fuego entre los asistentes: "Na literatura un ten o dereito a reinventalo todo", dijo, pero sin olvidar que "a verosimilitude é a chave de toda a literatura, pode que o que se conte sexa real ou non, pero ten que ser verosimil", señaló el máximo responsable de velar por las letras gallegas. 

José Luis Corral, Víctor F. Freixanes y Miguel Losada.
José Luis Corral, Víctor F. Freixanes y Miguel Losada. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

 

Calvo Poyato, en la presentación de otro peso pesado del género, Lorenzo Silva, quiso subrayar la importancia del género al que pertenece: "Creo que es uno de los más difíciles, si no el más difícil. Todos los que no se dedican a este género juegan con la ventaja de diseñar el final de su obra. Cualquier lector que no sea de novela histórica no sabe cuál va a ser el final. Los autores de este género tenemos la gran dificultad de intentar cautivar a nuestros lectores cuando estos ya saben desde la primera página cual es el desenlace". 

Lorenzo Silva, firmando ejemplares al término de las jornadas. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Lorenzo Silva, firmando ejemplares al término de las jornadas. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

 

El premio Nadal y Planeta, entre otro muchos, puso fin al ciclo de conferencias recordando uno de los episodios históricos nacionales, la revuelta de los "comuneros" de Castilla contra su corona, en la segunda década del siglo XVI. Previo a su intervención se dirigieron al público el antropólogo Manuel Mandianes, señalando la importancia de la convocatoria de eventos tales como el organizado por la Biblioteca Municipal de Verín, y el regidor local, Gerardo Seoane, que guardó el último de los agradecimientos para el público presente: "Nada de esto sería posible se non contaramos convosco". 

Amplia respuesta del público a la V edición de las jornadas de Novela Histórica