sábado. 22.06.2024
Autónomos y coronavirus
¿Qué beneficios aporta un seguro de enfermedad y accidentes para autónomos?

Cuando un trabajador empleado en una empresa pasa por un periodo de baja médica, bien sea por enfermedad o accidente, suele ver mermado considerablemente sus ingresos; pero cuando esto le ocurre a un trabajador autónomo las consecuencias son mucho peores. No sólo ve mermados sus ingresos, sino que, además, sigue teniendo que hacer frente a todos los gastos, incluido la cuota de autónomos, que sólo dejará de abonar después del segundo mes de baja médica, momento en el cual dicho importe recaerá directamente en la Mutua.

¿Cuánto cobra exactamente un autónomo durante el periodo de baja?

Siempre dependerá de la base de cotización a la que esté sujeto el autónomo. Desde el 1 de enero de este ejercicio, oscila entre los 751,63€, autónomos con hasta 670€ de ingresos netos mensuales, hasta los 4.139,40€ que pueden cotizar los autónomos con más de 6.000€ de ingresos netos. Una vez tenemos la base de cotización, el cómputo del importe a percibir se calcula de la siguiente forma:

  • Enfermedad común o accidente no laboral:
    • Del día 1 de la baja al 3, no se cobra nada.
    • Del día 4 al 20, ambos incluidos, se cobra el 60% de la base.
    • Y desde el día 21 hasta el fin de la baja médica, se cobra un 75%.
  • Enfermedad profesional o accidente laboral:
    • Se cobra un 75% de la base desde el día siguiente a la baja médica.

Si la baja viene motivada por una enfermedad leve, como puede ser una gripe, o por un pequeño accidente laboral, como puede ser la entrada de un pequeño objeto extraño en un ojo (dos de los ejemplos más comunes), una baja leve supone un agravio en los ingresos del autónomo, pero nada grave.

Pero, ¿qué pasa si es una enfermedad grave o un accidente que nos haga estar sin trabajar durante un periodo largo de tiempo? En esta situación sí que se pueden producir agravios importantes en la economía del autónomo. Tiene gastos de la actividad que seguirá sufragando, aunque no trabaje, como puede ser cualquier tipo de alquiler, renting, o leasing que tenga contratado, pagos aplazados a proveedores, etc. Además, tendrá que seguir sufragando los gastos de su hogar: luz, agua, gas, comida…

Estas situaciones son más comunes de lo que podamos llegar a pensar. Y a poco que nos paremos, todos conocemos a un autónomo al que le ha pasado esto, o peor aún, lo hemos vivido demasiado de cerca. ¿Cómo podemos evitar que esto suceda? Ya no el accidente o la enfermedad grave, que esto la inmensa mayoría de las veces no está en nuestras manos, pero sí evitar que suframos esa merma importante en nuestros ingresos.

Contratando un seguro de enfermedad y accidentes

La inmensa mayoría de las veces, pensamos que esto puede suponer un desembolso importante mensual, y es por eso que tan siquiera nos planteemos contratar este tipo de seguros. Hay formas para que poder hacer frente a dicho gasto, fiscalmente deducible en las declaraciones del autónomo, sea más cómodo para nuestros bolsillos.

La primera es periodificar dicho seguro mensualmente. No es lo mismo pagar en un mes determinado una cantidad grande, que hacerlo mensualmente en cuotas más asumibles.

La segunda es poner unos días de franquicia en dicho seguro; que, durante los primeros días de la baja, no se cobre nada. Es decir, si contratas un seguro para estos casos y tienes una franquicia de 7 días, el importe del seguro baja considerablemente.

Vemos un ejemplo práctico de cuánto costaría un seguro de baja médica tomando de base un albañil autónomo, varón, de 35 años de edad, 1,75 metros de estatura y 80 kilogramos de peso y con una indemnización diaria de 30 euros:

baja autónomos
Ejemplo práctico del coste de un seguro de baja médica.

En el ejemplo, se puede comparar el valor del seguro de contratarlo con franquicia de ciertos días, a hacerlo sin franquicia. Digamos que queremos contratar un seguro que cubra enfermedad y accidente con una franquicia de 7 días. El importe anual del seguro nos saldría en 452,99 euros, que traducido a un recibo mensual nos daría 37,75 euros. Es una cantidad asumible si tenemos en cuenta la protección económica que nos brinda ante un enfermedad o accidente grave.

Factores a considerar para contratar un seguro

Como siempre, antes de contratar cualquier tipo de seguro, hay que tener en cuenta varios factores que influyen en el importe a pagar:

  • Qué cantidad diaria de indemnización es la que cubriría nuestras necesidades.
  • Cuántos días podría soportar de baja inicial sin que afectara gravemente a nuestra economía para calcular la franquicia a poner.
  • ¿Nos interesa cubrir un doble capital en caso de hospitalización? En las dos últimas columnas del ejemplo, la indemnización diaria subiría a 60 euros durante el periodo que debamos estar ingresados.
  • Solicitar varios presupuestos antes de decidirnos por el producto a contratar. Aunque parezca mentira, puede haber diferencias sustanciales entre unas compañías y otras, e incluso, en la misma compañía entre un agente de seguros y otro.

 

Es muy importante tener en cuenta las coberturas, saber qué supuestos no están contemplados como indemnizables. Por ejemplo, que a un albañil no le cubran las lumbalgias. Y, sobre todo, escapar de los seguros baremados; pueden ser más económicos, pero a la larga no es lo que se suele necesitar. Dichos seguros no te van a indemnizar con una cantidad diaria mientras estés de baja, pagan una cantidad fija independientemente del tiempo que tengas que estar sin trabajar.

Otro factor importante es contratar este tipo de seguros con compañías especialistas en este ramo, como pueden ser Previsión Mallorquina o SURNE. Si optamos por compañías generalistas, que tengan productos específicos y no un mismo producto para todos los supuestos. Cada individuo es distinto y las necesidades y características son distintas; el seguro debe estar calculado para una persona y unas necesidades en concreto.

En Estévez Asesores, estamos siempre a vuestra disposición para calcular cualquier tipo de seguro que necesitéis, en nuestra web www.estevezdazaasesores.com o en nuestro correo electrónico [email protected].

Los autónomos también salen perdiendo en sus bajas médicas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad