venres 03/12/21

Hace cuatro semanas se daba por terminada, oficialmente, la temporada de alto riesgo incendiario. Se cerraba otra etapa, que podríamos llamar inusual, en la historia de la BRIF de Laza, que ya lleva 18 años en la élite. "En estos meses solo efectuamos 20 intervenciones. Ha sido una temporada tranquila, no sé si la mejor de la historia pero seguramente se encuentre entre las tres primeras", afirma Cristóbal Medeiros, bombero forestal de la BRIF desde hace 16 años.

Muy probablemente no se encuentren equivocados, ya que venían auxiliando, de media, alrededor de 80 incendios por campaña. Además, del total de esta última, destacan episodios que tuvieron lugar fuera de las fronteras gallegas. "Recuerdo dos en Zamora, otros dos en Salamanca... Estos datos bajan la media de actuaciones y es algo muy positivo. Estamos muy contentos de se haya desarrollado así", añade.

.

Actualmente, tras aumentar sus competencias desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico -Miteco-, al que pertenecen, ya se encuentran inmersos en la temporada de conservación y prevención. "Hacemos dos tipos de trabajo hasta que comience de nuevo la campaña de incendios en 2022. Por un lado, ejecutamos labores de desbroce de fajas auxiliares, caminos, cortafuegos y también carreteras", explica.

FEZYmvZXEAEj_jHQuema prescrita en A Gudiña el pasado día 17.

"Por otra parte, realizamos quemas controladas prescritas, que contribuyen a la posterior regeneración de terrenos y nos ayuda en nuestra labor de prevenir incendios", añade.

De la misma forma, una parte de la brigada hace guardia durante estos meses de baja actividad incendiaria. Divididos en grupos rotativos por semanas, se mantienen alerta para, en caso de producirse un fuego, poder actuar en cualquier momento del día. También, desde la anterior campaña, intervienen en desastres naturales como nevadas o episodios que, en estos momentos, nos resultan cercanos, como la erupción de un volcán.

1Efectivos de la BRIF el pasado invierno en Madrid tras el paso de Filomena.

"Las BRIF fueron las primeras en activarse cuando el volcán de La Palma comenzó su erupción, formaron parte del primer dispositivo de emergencia y todavía continúan trabajando en la zona. Ayudan a la gente, retiran ceniza, acompañan a los vecinos a por sus pertenencias... Están haciendo un trabajo increíble y, sin duda, serán los que batan récords de intervenciones este año", cuenta Cristóbal.

Los trabajadores hacen balance

Cristóbal ingresó a la BRIF de Laza cuando ésta todavía estaba 'en pañales' y da cuenta, en primera persona, de todos los cambios que ha experimentado la formación. "Comenzamos siendo un pequeño dispositivo que trabajaba tres o cuatro meses al año, un colectivo de estudiantes que iba a incendios para ahorrar dinero, casi aficionados. Hacíamos lo que podíamos o lo que nos iban enseñando", asegura. "Ahora tenemos conocimientos que no teníamos antes, trabajamos todo el año. Sabemos defendernos muy bien y conocemos muchos detalles que nos enseña la experiencia", añade.

No obstante, advierten que aunque se ha avanzado mucho, todavía hay muchas cosas por mejorar, por ejemplo, la regularización del aumento de competencias. "Tiene que ser una ampliación efectiva en todos los sentidos. Ahora mismo, para lo único que estamos obligados realmente es para intervenir en un incendio. Todas las demás intervenciones las hacemos casi voluntariamente, entre comillas, como al principio. Ahora sabemos de incendios pero de todo lo demás no. Todo tiene su riesgo y es necesario adquirir técnicas adecuadas", reivindica.

 

 

La nueva base

La BRIF de Laza celebra su mayoría de edad con una renovación en sus instalaciones. Tal y como adelantaba Diario do Támega, los trabajadores de la BRIF pronto se encontrarán una base modernizada y ampliada para mejorar las infraestructuras y servicios actuales. Por el momento, el proyecto se encuentra en redacción. "La empresa TRAGSATEC redactará el proyecto que, una vez terminado, ejecutará TRAGSA", confirman desde el Ministerio.

3F9154F2-E0A5-4F78-990F-478B948D20B4La entrada a la base de la BRIF. A la izquierda, el camino que conduce a la helipista.

Está previsto que la redacción finalice en 2022 y las obras puedan acometerse en 2023. "Será la mejor base de un dispositivo de emergencia de España, una base muy grande con nuevos espacios entre la actual y la helipista", confirma Cristóbal. Con un plazo de ejecución de 2 años y una inversión de 2.680.000€ -financiados por el Miteco aprovechando los fondos europeos de recuperación Next Generation-, la nueva base de la BRIF podría entrar en funcionamiento a finales de 2024.

NOTICIAS VERÍN | La mayoría de edad de la BRIF de Laza: 18 temporadas en la élite
comentarios