xoves 05.12.2019

OPINIÓN || Las NNuevas GGeneraciones de Jiménez

Simpatizantes y militantes del Partido Popular en Verín, si lo que desean es la continuidad y el desprecio más absoluto a alguno de los derechos fundamentales de las personas, no lo duden: su líder es Iván, Iván Jiménez FRANCO

La hija de Jiménez, a la derecha, apoderada ayer del Partido Popular, mira con cara de pocos amigos al redactor, mientras su hermanastro preside la mesa electoral del fondo de la imagen.
La hija de Jiménez, a la derecha, apoderada ayer del Partido Popular, mira con cara de pocos amigos al redactor, mientras su hermanastro preside la mesa electoral del fondo de la imagen.

Si algún analista político local, de los muchos que se prodigan desde mediodía hasta pasadas las diez de la noche por los incontables bares, tabernas y algún que otro tugurio de la villa, aventurase que el Partido Popular de Verín no tiene futuro por no hallar, a día de hoy, relevo alguno solvente a la gestión de su hasta ahora líder, Juan Manuel Jiménez Morán; le anticipo que debe ir bien moderando el discurso o dándole, de inmediato, un astronómico giro. Jiménez Morán, quien ayer fue, merced a la caída sin parangón de la formación naranja en todo el territorio nacional, capaz de sostener los resultados de abril frente a un partido socialista, conectado a ratos con su alcalde, pero incapaz de consolidarse como formación política solvente y, todo ello, pese a llevar a un cabeza de lista de la tierra; seguro que sí lo tiene claro. 

Pero, volvamos a las primeras líneas del texto, porque tiempos vendrán de analizar de manera firme y cautelosa los avatares de los del puño y la rosa en la villa. 

Jiménez ya tiene relevo. ¡Albricias! Las huestes populares están de enhorabuena, sobre todo aquellos que quieren, mayormente, más de lo mismo de lo que han tenido hasta ahora. Les cuento. El pasado 28 de abril, el júnior, fruto de sus segundas nupcias con una funcionaria municipal e hijo del primero -esto es JMZ para los wasap en clave-, ejerció de apoderado del Partido Popular en una de las mesas de "Los Módulos" del casco urbano. Ayer, ironías del destino y del bombo electoral, representaba, aunque de manera subrepticia, a la formación de su señor padre, esta vez, ejerciendo de presidente de esa misma mesa, curiosamente mientras su hermanastra se hallaba sentada a escaso metros de él colgando el cartelito de apoderada de los "azuis de Verín". 

El vástago del todavía líder de la tercera fuerza política de Verín en las últimas municipales, y al que le aguarda un trasiego judicial inminente -sin ir más lejos, el próximo miércoles acompañado de su fiel escudera municipal- demostró una alta amplitud de miras -solamente por su envergadura- y un firme convencimiento en la defensa del ejercicio de la libertad de prensa

Bien, pues el vástago del todavía líder de la tercera fuerza política de Verín en las últimas municipales, y al que le aguarda un trasiego judicial inminente -sin ir más lejos, el próximo miércoles acompañado de su fiel escudera municipal- demostró una alta amplitud de miras -solamente por su envergadura- y un firme convencimiento en la defensa del ejercicio de la libertad de prensa. Tanto él, como su hermana la apoderada, desde que este humilde redactor se personó, como había hecho en otras ocasiones, en ese colegio electoral, desatendieron gran parte -o todas- de sus responsabilidades para controlar mis movimientos. Iván Jiménez Franco no dudó, incluso, en levantarse de la silla de su presidencia para interpelar a este informador y requerirle que la fotografía que acababa de tomar no fuese publicada esgrimiendo una malentendida instrucción de la Junta Electoral y, eso sí, haciendo gala de una altivez y aparente superioridad inoculada por su progenitor, quizás molestos -ambos- por las recientes informaciones publicadas en este medio. 

Iván Jiménez Franco no dudó, incluso, en levantarse de la silla de su presidencia para interpelar a este informador y requerirle que la fotografía que acababa de tomar no fuese publicada esgrimiendo una malentendida instrucción de la Junta Electoral y, eso sí, haciendo gala de una altivez y aparente superioridad inoculada por su progenitor, quizás molestos -ambos- por las recientes informaciones publicadas en este medio

Si su actitud no fuese tal, cualquier otra imagen hubiese sido perfectamente evocadora del ambiente que ayer se vivía en un colegio electoral de los muchos abiertos por el territorio comarcal. Él mismo, el hijo de Jiménez, con su supina estupidez, no hizo sino dejarme muy claro que la fotografía más representativa tenía que ser ésa, la que de nuevo se reproduce bajo estas líneas. 

Él mismo, el hijo de Jiménez, con su supina estupidez, no hizo sino dejarme muy claro que la fotografía más representativa tenía que ser ésa, la que de nuevo se reproduce bajo estas líneas

Simpatizantes y militantes del Partido Popular en Verín, si lo que desean es la continuidad y el desprecio más absoluto a alguno de los derechos fundamentales de las personas, no lo duden: su líder es Iván, Iván Jiménez FRANCO.

hija

OPINIÓN || Las NNuevas GGeneraciones de Jiménez
comentarios