venres 15/01/21
La plataforma organizadora de la concentración anuncia una recogida de firmas para convertir al gerente en persona "non grata" en Verín

Todos con Castrillo, todos contra Rubial

A Rubial le crecen tanto los enanos que bien podría montar un circo, como el de la Ciudad de los Muchachos, que vuelve y que hoy estuvo presente para apoyar una causa para nada perdida, la del expediente al doctor Castrillo. El espíritu del "Verín non se pecha" ha resucitado

La concentración en defensa del doctor Castrillo recordó a los mejores momentos del "Verín non se pecha". | FOTO: Iván Iglesias.
La concentración en defensa del doctor Castrillo recordó a los mejores momentos del "Verín non se pecha". | FOTO: Iván Iglesias.

Este lunes, 30 de noviembre de 2020, en el primero de los aniversarios de la histórica y multitudinaria manifestación de un año atrás que colocó a Verín en el mapa sanitario nacional, varias son las deducciones que de la concentración organizada en torno a la figura del doctor Castrillo pueden extraerse. La primera, que el palentino no está solo. La segunda, que el espíritu del "Verín non se pecha" está vivo y muy presente, por si a la gerencia se le ocurre algún nuevo ademán con la pretendida intención de algún recorte. La tercera, que el postureo político funciona, bien sea para sumarse a la causa en la que el principal protagonista es el pueblo -casos de PSdeG y BNG-; bien para hacerse la foto, anunciar un manifiesto y, posteriormente, ni presentarse en el lugar en el que sería un claro ejercicio de coherencia con lo anunciado -portavoces y alcaldes del Partido Popular de la comarca-.

Y, tan importante como la primera de las conclusiones, otra no menos baladí: a Rubial no hay quien le "trague" en la comarca, y mucho menos en Verín. Tanto es así que hasta la propia Plataforma en Defensa da Sanidade Pública de Monterrei aprovechó el acto final de la concentración para anunciar que desde este fin de semana, y durante los dos meses en los que el paritorio estuvo cerrado un año atrás, todos los residentes en la comarca tendrán a su disposición hojas de recogida de firmas para convertir a Félix Rubial Bernárdez en persona "non grata" en la villa si la Corporación municipal así acaba votándolo. 

Érase una vez... el circo

Eran poco más de las 10:30 horas y la avenida de Laza se convertía en, una vez más, la senda a la "meca" de la protesta. Si la hora hubiese sido otra, con los establecimientos ya cerrados, la concentración a las puertas del hospital volvería a ser similar a la de hace justamente un año. Quiso la organización, como así declaraba Aurora Sola, "ser muy responsables y no provocar una aglomeración de personas muy significativa, para nosotros solo por delante de la defensa del doctor Castrillo estaba la salud de todos los verinenses", explicaba. Aún así, más de medio millar largo de personas se concentraron en las inmediaciones de la puerta principal del complejo comarcal.

Poco antes de las 11:00 horas comenzaba el "espectáculo" de una reducida representación del circo de la Ciudad de Los Muchachos. Se encargaron de arrancar los primeros aplausos, con sus torres humanas capaces de elevar la pancarta en defensa de Castrillo casi tanto como para competir en altura con el letrero de "Hospital Público" de Feijóo. 

Una pequeña representación del Circo Ciudad de los Muchachos, animando el "cotarrillo". | FOTO: Iván Iglesias.

¡Repetid conmigo!

No tardaron en oírse las primeras consignas, fáciles. Verín, Castrillo y Rubial eran sus sujetos. Solamente había que combinar los anteriores con un "Non se pecha", "non se toca" y "dimisión". Así, hasta desgañitarse. Aunque también aparecieron en escena dos nuevos nombres, aunque viejos conocidos del hospital e igual de queridos que su jefe: Sonia García y Rogelio Viñán. Al gerente le quedó meridianamente claro que ni a Castrillo ni a los dos anteriores se toca, por si se le ocurre. 

Imos defender ao noso amigo e compañeiro cunha forza inusitada (Rogelio Viñán, ginecólogo del hospital de Verín)

El mejor ejemplo del cabreo de los presentes lo era la cara de Viñán Rey. Algún reportero captó imágenes en las que devoraría a alguien si lo pillase delante mientras leía la "Oda ao noso compañeiro". "Con este expediente contra o noso amigo Castrillo, o que amosan ademais é que teñen moi pouca ou ningunha consideración (...). Gostarianos recordarlles ás Xerencias, á Consellería e á Presidencia do noso país galego, que hasta aquí chegamos, que imos defender ao noso amigo e compañeiro cunha forza inusitada, e cando a vexan, volverán a repetir o que fixeron o ano pasado: recuar".

                               El compañero de Castrillo, Viñán Rey, con ganas de "devorar" a alguien. | FOTO: Iván Iglesias. 

Después del "ogro" Viñán llegó la "princesa Fiona" matrona, Belén Vázquez Gómez. El suyo era el principal colectivo que sufriría el golpe de un cierre del servicio de partos. Tuvo al "jefe" de Ginecología de su lado entonces, y ahora él las tiene a ellas: "Hoy estamos aquí porque parece que defender los derechos de una madre y su hijo a no ser separados sin una causa médica que lo justifique es motivo de castigo. Un castigo que en este caso se ceba de la forma más injusta y mezquina con nuestro jefe, el doctor Castrillo, con nuestro compañero y amigo, Javi. A un buen profesional no lo avalan sus títulos, sus conocimientos ni el número de pacientes que atiende a diario, sino el respeto, la empatía y la humanidad que demuestra con ellos. Con todas ellas, las mujeres, madres y sus hijos. Un profesional respetuoso también con sus compañeros, con todos por igual, sin rangos ni galones. Con las matronas, tus matronas, que hoy queremos sumarnos de manera particular a esta protesta. Porque somos las principales testigos de tu buen hacer, de tu lucha por mantener el servicio en pie a pesar de los embistes y del cariño y cuidado que pones en todo lo que haces, haciendo prevalecer siempre el bienestar y los derechos de las mujeres y sus niños. Haremos lo posible por estar a la altura y acompañarte y auparte en esta estúpida batalla que algunos no quieren dar por perdida. Siempre a tu lado para que sigas siendo uno más en este equipazo Verín" -imposible meter la tijera en la alocución de Vázquez Gómez por su concreción y claridad-.

Porque somos las principales testigos de tu buen hacer, de tu lucha por mantener el servicio -de partos- en pie a pesar de los embistes y del cariño y cuidado que pones en todo lo que haces, haciendo prevalecer siempre el bienestar y los derechos de las mujeres y sus niños; haremos lo posible por estar a la altura y acompañarte y auparte en esta estúpida batalla que algunos no quieren dar por perdida (Belén Vázquez Gómez, una "sus" matronas -las de Castrillo-

                               Belén Vázquez Gómez, una de las matronas "de Castrillo". | FOTO: Iván Iglesias. 

No faltó la poesía

Al más puro estilo Gómez Pato -el padre de los "maios" verinenses-, la portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en la Comarca de Monterrei, Aurora Sola, recitó tres folios de coplas escritas por el filósofo y músico verinense, Edelmiro Luis De Mateo, quien ya se significó días atrás con una carta abierta al gerente de Área publicada en estas páginas digitales. El conciso estribillo, 

"Rubial, Rubial, Rubial, 

non nos toques no hospital!

E, por favor, presidente:

retire xa o expediente!"

se mezclaba con varios repasos a la historia reciente de lo acontecido con el paritorio y algún que otro "recadito" adicional al tiempo que se loaba la trayectoria del doctor Castrillo Gutiérrez. 

                               Aurora Sola, poco antes de anunciar que miles de firmas declararán "non grato" a Rubial en Verín. | FOTO: I. I. 

Y, para no desentonar, el protagonista un año antes en la plaza Mayor de Verín y este lunes a las puertas del hospital -Francisco Javier Castrillo Gutiérrez-, trajo para concluir su alocución una oda de Fray Luis de León, símbolo de la resistencia frente al poder opresor encarnado en la Inquisición, escrita cuanto el humanista castellano abandonó la cárcel y que comenzaba tal que así: 

"Aquí la envida y la mentira, me tuvieron encerrado (...)"

                               Castrillo habló lo justo de su expediente y recordó en su comparecencia a Fray Luis de Léon. | FOTO: I. I. 

Llegarían después las declaraciones a los medios de unos y otros, profesionales que ya conocían el camino de un año atrás, y que volverán a recorrerlo para cubrir nuevas concentraciones si es que el expediente incoado -aunque el vicepresidente primero de la Deputación, Rosendo Luis Fernández, niegue en pleno su existencia- no se resuelve con la celeridad y el resultado esperados por todos los que "hoy firmamos como doctor Castrillo". 

Todos con Castrillo, todos contra Rubial
comentarios