Xoves 23.05.2019
EN LA SESIÓN TAMBIÉN SE APROBÓ LA MODIFICACIÓN DE LA ORDENANZA DE CIRCULACIÓN

El pleno aprueba la inminente apertura del Centro de Día de los mayores de Verín

Los 10 ediles de la Corporación representativos del grupo de gobierno aprobaron, con la abstención de cuatro de los 7 del Partido Popular -hasta tres fueron las bajas entre las filas de la oposición-, la formalización con Xerontoloxía Verín, S.L. del contrato de concesión administrativa para la gestión del centro de día de mayores de la villa. 

Gerardo Seoane, que presidió el pleno, fue el último en llegar al salón.
Gerardo Seoane, que presidió el pleno, fue el último en llegar al salón.

Pleno casi de trámite, pero intenso en contenidos y sin faltar el ya habitual rifirrafe entre Jiménez Morán y un alcalde, Gerardo Seoane, que se hizo de rogar para hacer acto de aparición en el salón consistorial. La Corporación Municipal, y no al completo porque hasta tres eran los ediles de la oposición que decidieron no comparecer, debatió dos importantes cuestiones de relevante calado social, como fueron la aprobación del contrato de concesión de la gestión del centro para la tercera edad de Verín y la modificación de la ordenanza reguladora de la circulación en la villa, para prohibir el estacionamiento de vehículos de una masa máxima superior a los 3.500 kilogramos.

Abrió la sesión el primero de los puntos del orden del día, y con él las evidentes e irreconciliables diferencias entre el alcalde de Verín, Gerardo Seoane, y su antecesor en el cargo, Juan Manuel Jiménez Morán. Nada más proponer el presidente de la Corporación el primero de los puntos, tomó la palabra el líder de la oposición para criticar abiertamente la gestión que sobre el centro de día llevó a cabo el grupo de gobierno. En un intento de retirada de la palabra por parte de Seoane Fidalgo a Jiménez Morán al entender el primero que no se estaba ciñendo al orden del día y su argumentación ya había sido expuesta en anteriores sesiones, acabó claudicando en sus intenciones y reservó una simple llamada al orden al portavoz popular, que mantuvo su discurso poniendo en cuestión la decisión del Ejecutivo actual al entender el "popular" que el equipo de Seoane debió mantener los contactos iniciados por el anterior grupo de gobierno y solicitar la colaboración de la Xunta de Galicia para la construcción de un centro de día gestionado por el Consorcio Galego de Benestar. Criticó también el exalcalde el plazo de concesión -"15 años, cuando en el resto de los municipios con centros de día similares al de Verín el plazo máximo es de cuatro años-; puso en solfa los precios fijados por la entidad concesionaria e invitó al Concello a que destine los 20.000 euros de canon que percibirá por la concesión al año a un fondo de emergencia social que apoye a sectores desfavorecidos como aquellas unidades familiares en riesgo de exclusión social o a las víctimas de la violencia machista.

 

"Ben lle viría a vostede facer algo de retrospectiva na súa crítica e entonar un mea culpa por non ter xestionado na súa etapa de alcalde un servizo como o que agora xa teñen as veciñas e veciños de Verín", dijo Diego Lourenzo a Jiménez Morán

 

La réplica a la intervención de Jiménez Morán llegó de la mano del portavoz del Ejecutivo, Diego Lourenzo. En una sencilla intervención, le recordó que "o veciño Concello de Oímbra conta cun centro de día dende o ano 2007, ben lle viría a vostede facer algo de retrospectiva na súa crítica e entonar unha mea culpa por non ter xestionado na súa etapa de alcalde un servizo co que agora si xa contan as veciñas e veciños de Verín", afirmó Diego Lourenzo.

Jiménez Morán también realizó una comparativa de precios entre el nuevo centro de día de la villa y el del cercano municipio de Oímbra y afirmó en sede plenaria que los usuarios del segundo abonan cantidades inferiores a las que pagarán los de Verín, del que dijo que no cuenta con acuerdo con el Consorcio Galego de Benestar. Con todo, su grupo municipal se abstuvo a la hora de votar la adjudicación a Xerontoloxía Verín, S.L., la mercantil adjudicataria del servicio.

 

LOS CAMIONES, VETADOS PARA APARCAR EN LA VILLA

El segundo de los puntos abordados por el plenario fue la modificación de la ordenanza municipal reguladora de la circulación en la villa, en la que se recoge la prohibición de estacionamiento de todos aquellos vehículos de transporte de todo tipo de mercancías con masa máxima autorizada superior a los 3.500 kilogramos. En esa misma disposición también tendrán prohibido el aparcamiento los tractores y otro tipo de maquinaria agrícola.

Una vez más, Jiménez Morán tomó la palabra para recordar al Ejecutivo que su decisión de ubicar un estacionamiento de vehículos de gran tonelaje a la entrada de la villa desde Queizás está siendo investigada por un juzgado y que "sería recomendable que hasta que no hubiese una resolución judicial no se tomase ninguna determinación al respecto". Diego Lourenzo ejerció nuevamente de portavoz del grupo de gobierno para insinuar, veladamente, la autoría de la denuncia formulada contra esa iniciativa e invitó al exalcalde a aguardar a una sentencia firme en el caso de que se deba modificar el acuerdo adoptado en la mañana de hoy con la mayoría de ediles del bipartido y la abstención, de nuevo, de los mermados populares.

 

 

 

 

El pleno aprueba la inminente apertura del Centro de Día de los mayores de Verín
comentarios