mércores 16/06/21

OBITUARIO | Harguindey, el "ciclón" Cid

Santiago Cid Harguindey, exalcalde de Verín.
Santiago Cid Harguindey, exalcalde de Verín.

El centrista ciclón Cid

 

Menudo papelón, "Santi", este de tener que firmar un obituario. Bien es cierto que no me creía yo en estas lides tan pronto, aunque quizás tu última aparición pública sí nos hacía intuir que no estabas en tu mejor momento. Reconozco que he interpelado a algunos, y algunas, de los que te han vivido para conocerte un poco más y poder dejar retratado tu semblante de la mejor de las maneras, aunque tengo también mi propia experiencia durante bastantes meses cuando te encargabas de controlar los sulfitos y taninos de los vinos de Ribera del Támega.

Me vas a permitir que te tutee. Creo que tu carácter y tu fuerza impedirían que alcanzases el tratamiento de Don. No lo permitirías. Pese a las considerables broncas, algunas discutidas y discutibles, me guardabas, a mí y un buen puñado de todos los que te conocían, un sincero cariño. Me lo demostraste entonces, cuando era aquel humilde contable, y también en los últimos meses, con el trato dispensado cuando nos interesamos por tu colección de diarios en papel de los últimos años del XIX y los primeros del XX. 

Un personaje tan potente como tú nunca deja indiferente. Y que así sea por el bien del periodismo. Aún resuenan en el imaginario local tus acalorados debates con Lovelle Alén -en los tiempos que corren puede que te costasen algún disgusto mayor- o la medición encefálica de alguno de los ediles del otro bando y la ingeniosa equiparación con los sesos de un mosquito. 

Te sacaron de la alcaldía con una moción y diez años después, a tu pupilo concejal de Deportes, le hiciste lo propio. Abandonaste Verín con una sentencia judicial inhabilitadora bajo el brazo y pensabas que la villa aún te guardaba el cariño propio y debido de haber sido el primer alcalde que quiso modernizarla. Te decepcionaron en el 2007 y ahí acabó tu periplo político, para concluir tu presencia pública en el Verín de tus amores, el futbolístico y el más terrenal.

Atrás quedó un protagonismo que te llevó a copar portada de tabloides cuando tocó inaugurar buena parte de los edificios públicos que todavía hoy disfrutamos, amén de tu vicepresidencia en la Deputación de Ourense con otro peso pesado del centrismo gallego con epicentro en la calle del Progreso, Victorino Núñez. 

Que dejes amigos y detractores a partes iguales no hace no más que definirte con claridad. Genio y figura. Son muchos los que te lloran y muchos otros los que seguro no te han conocido lo suficiente. Porque si lo hiciesen, o te hubiesen brindado la oportunidad de un vino y un pitillo, sabrían que siempre después de una ciclogénesis llegaba la calma, la del culto y afable conversador con miles de historias vividas y otras tantas por contar. 

Santiago Cid Harguindey ocupó la alcaldía de Verín entre los años 1983 y 1991. Fue también vicepresidente de la Deputación de Ourense y presidente y socio fundador del Verín Club de Fútbol. Falleció este viernes a las 22:20 horas a los 76 años de edad en el Hospital de Verín, el mismo que se negoció en los últimos años de su mandato. 

Sus restos están siendo velados en el Tanatorio de Os Remedios, en la calle Elle. Sus funerales tendrán lugar este domingo a las 17:00 horas

WhatsApp Image 2021-06-05 at 19.49.59El exalcalde de Monterrei, José Luis Suárez Conde, fue uno de los primeros en acercarse esta tarde hasta el tanatorio de Os Remedios. | FOTO: María D. 
 

 


Grita el viento

 

Grita el viento,

el cuento es la lluvia,

para no perderse el olvido es cuerpo y araña a la lágrima,

baila la eternidad en un puño,

sabe de ti,

crece en ti,

tú,

de la palabra el alma,

de la sed y el hambre la caricia del siempre,

es (y eres) Santi Cid Harguindey

de los sueños lo siempre vivo:

el carnaval de los hechos,

la verdad,

el abrazo que agiganta al infinito.

In memoriam Santi Cid Harguindey

4-6-2021

Antonino Nieto Rodríguez

OBITUARIO | Harguindey, el "ciclón" Cid
comentarios