martes 24/11/20
Llegó a pulsarse el botón de alerta que advierte a los profesionales, en sus equipos, de un posible incidente

Nuevo altercado en el centro de salud de Verín por negarle atención médica a una niña

Nuevo altercado en el centro de salud de la villa, en la que una madre intentó, sin éxito, que su hija fuese consultada. Los administrativos no tenían registrada su cita, ella aseguraba que sí. Pidió que la niña fuese atendida por urgencias, a lo que también se negaron, según su versión. "Subí igualmente a la consulta del pediatra, y no tenía a nadie ni en la consulta ni fuera", dice. 

Centro de saúde de Verín. | FOTO: Arquivo DdT.
Centro de saúde de Verín. | FOTO: Arquivo DdT.

El celo que alguno de los profesionales médicos del centro de salud verinense colocan en el cumplimiento estricto de la atención telefónica ha provocado un nuevo altercado en las instalaciones del ambulatorio de la villa, después de la negativa recibida por una madre a que su hija fuese consultada por el pediatra de turno cuando, según ella misma asegura en un comunicado que ha subido a sus redes sociales y que ha sido compartido por cientos de verinenses, "no tenía a nadie en la consulta, ni dentro ni fuera de ella y tampoco su enfermera", afirma Jéssica Muriel Cortés. 

Los hechos, según su relato, se circunscriben a la mañana de ayer 28 de octubre, en torno a las doce del mediodía. La joven, con residencia en la localidad de Romariz (Riós), se desplazó a Verín convencida de que ese día y a esa hora debían atenderle tanto el pediatra como la enfermera de éste, uno a las 12:15 horas y la otra, a las 12:25. Cuando llegó al centro de salud, la máquina expendedora del ticket acreditativo de la consulta no emitió documento alguno. Ella asegura que la cita la pidió por teléfono y, posiblemente, un error en la grabación de la misma la dejó sin ella en el momento de la llamada.

Jéssica explicó lo anterior a los administrativos, insistiéndoles en que el error en la grabación de la cita había sido del sistema informático y no de ella: "Estou segura ao 100 por cen que a nena tiña cita para ese día, cheguei a ensinarlle o meu teléfono para que comprobasen no rexistro de chamadas que efectivamente chamara ao Sergas para pedila e que a tiña para hoxe -por ayer-", explica. 

Eu collín e subín e, ohhhh, sorpresa!!, o señor Juan Pablo estaba na súa consulta sentado na súa cadeira sen ninguén dentro e sen ninguén na sala de espera e dime que non me atende á nena. Collín, baixei e díxenlle que ma puxeran por urxencias para que a poidesen atender, ao que tampouco accederon (Jéssica Muriel, la afectada)

La madre pidió a la administrativa que le permitiese acceder igualmente a la consulta de su pediatra: "Eu díxenlle que falasen con Juan Pablo, e dinme que Juan Pablo non me atende a nena sen cita. Recálcolle que foi un erro deles, que tiven que pedir o día no traballo e que, por favor, me atendan á nena", relata. Sin embargo, desde el departamento de administración le siguen negando el acceso y es ella la que, sin autorización, sube a la planta en la que se encuentra la consulta del pediatra de su pequeña: "Eu collín e subín e, ohhhh, sorpresa!!, o señor Juan Pablo estaba na súa consulta sentado na súa cadeira sen ninguén dentro e sen ninguén na sala de espera e dime que non me atende a nena. Collín, baixei e díxenlle que ma puxeran por urxencias para que a poidese atender, ao que tampouco accederon", cuenta la madre, que esta misma mañana de jueves ha interpuesto una nueva queja ante el centro de salud verinense. 

Presencia de la Guardia Civil esta mañana

Jéssica Muriel se personó esta mañana en el centro de salud para recoger el justificante de como este miércoles se había desplazado al consultorio -aunque no fue atendida- y poder presentarlo en su trabajo. Según sus propias manifestaciones, no se lo proporcionaron, "incluso a directora do centro -Concha García- chegou a dicirme que non me ía a proporcionar un xustificante porque o que eu fixen foi tentar ter un motivo para poder ir ao Mercadona e non tiña intención de ir ao centro de saúde", manifiesta indignada. En ese momento, la reclamante le aseguró que de allí no se movía sin que se personase la Guardia Civil. García Masid tuvo que realizar esa llamada para solicitar la presencia de los agentes. 

Tercera reclamación en los últimos meses

Es la tercera de las reclamaciones que recibe el consultorio en los últimos meses, después de las presentadas por otra madre a la que también la expulsaron de la consulta ante la sospecha de que su hija podía ser víctima de Covid y una mujer que recibió una contestación inadecuada de otro facultativo cuando era víctima de una infección de orina: "Bien podrías haberte aguantado unos días si fuiste capaz de aguantar toda la noche con molestias", asegura Cristina Sanmamed que le espetó un doctor cuando acudió también, presa del dolor de la noche anterior, a la consulta del galeno. 

Nuevo altercado en el centro de salud de Verín por negarle atención médica a una niña
comentarios
Entrando na páxina solicitada Saltar publicidade