sábado 19/09/20

El día a día del mayor error político de Feijóo con Verín y su comarca

Verín no había vivido antes una manifestación tan concurrida como la del pasado 30 de noviembre. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Verín no había vivido antes una manifestación tan concurrida como la del pasado 30 de noviembre. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

57 días, una hora y 7 minutos. Esa ha sido la condena a la que el gerente del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco, Félix Rubial, ha sometido a todos aquellos lectores de Diario do Támega que han seguido las evoluciones de la pesadilla y que dejó a la comarca de Monterrei sin paritorio (todavía). A continuación, la crónica de los más destacados acontecimientos desde aquella mañana del 22 de noviembre de 2019, a las 11:30 horas, en las que este medio anunciaba -en exclusiva, y una hora antes de que los actores del paritoricidio compareciesen en Ourense para exponer sus razones- la decisión de clausurar el servicio de partos en el Hospital Público de Verín; hasta las 12:37 horas de este sábado 18 de enero, en que el departamento de comunicación del Sergas en Ourense enviaba la confirmación de la inminente contratación de dos nuevos pediatras. 

  • 10:58 horas, 22 de noviembre de 2019: mazazo a la sociedad verinense

Félix Rubial viaja camino de Ourense para comparecer, flanqueado por José Luis Doval y Santiago Fernández Cebrián -jefes de los servicios de Ginecología y Pediatría del CHUO, respectivamente-, en la capital. Poco antes acaba de comunicar al personal del hospital de Verín que el paritorio cerraría el día 1 de diciembre. Diario do Támega lo cuenta 32 minutos después. La rabia, a 8 días de la manifestación convocada por una "sanidade pública e de calidade", alcanza uno de sus mayores picos en su imaginaria gráfica. 

  • 24 de noviembre de 2019: las matronas, las primeras en "indignarse"

"Esperamos que las mujeres no se dejen engañar, no es una cuestión de seguridad ni de calidad porque de ambas cosas sobra en Verín. Es una cuestión de dinero, de falta de escrúpulos, de falta de previsión, de una pésima gestión y una falta total de respeto hacia los derechos de los pacientes, en este caso concreto, de las mujeres y los niños". Así se expresaba el colectivo de matronas del hospital de Verín públicamente. Respondían al argumento de Rubial y Cía., que justificaban el cierre porque el bajo número de partos provocaba la impericia de los profesionales de Verín.

  • 15:00 horas, 25 de noviembre de 2019: 300 personas al grito de "Verín non se pecha"

Más de 300 personas, entre trabajadores del hospital y vecinos de Verín -entre los que se encuentran numerosas madres y futuras mamás- le dejan muy claro a Rubial y Cía. que "Verín non se pecha". Al gerente no le dejaron hablar. Pretendía justificar el cierre del paritorio ante la ciudadanía que allí se dio cita aludiendo a la falta de pericia de sus subordinados, presentes también en la sala. Un número maldito fue el protagonista: 600, esto es, la cantidad de partos que una manida guía de recomendaciones del Ministerio de Sanidad fija como mínimo para ABRIR -que nunca cerrar- una Maternidad Hospitalaria.

doval3

  • 18:00 horas, 25 de noviembre de 2019: concluye la reunión de Rubial y Cía. con los alcaldes.

Ninguno de los alcaldes presentes -o sus representantes, como en el caso de la ausente, por motivos personales, Ana María Villarino por Oímbra-, fuesen o no del partido del Gobierno en la Xunta responsable de la decisión, respaldan la medida adoptada por Rubial. Así se lo hicieron saber ese día, en la reunión que tuvo a la biblioteca del hospital comarcal como escenario. Fuera, medio centenar de vecinos esperaban noticias. Nada mudó a la salida, la resolución del Sergas de cerrar el servicio de partos era firme e inamovible.

  • 14:30 horas, 27 de noviembre: Adam González no fue el último nacido en el paritorio de Verín.

Tenía todas las papeletas para convertirse, este vecinito del Concello de Vilardevós, en el bebé con el deshonroso título del último nacido en el paritorio de Verín. Pues no lo fue. Aunque su madre y abuelos sí sirvieron a la causa criticando, públicamente, la medida. 

adam1

  • 7:00 horas, 29 de noviembre: Ingresa una embarazada a punto de dar a luz.

Adam González pierde su título de ser el último bebé nacido en Verín: tiene competencia. Le llega el mismo día en el que se anuncia el cierre indefinido en las instalaciones del hospital y una jornada antes de que Verín, con la mayor de las manifestaciones vividas en su historia, mostrase su furia. 

  • 30 de noviembre: el último parto permitido y la multitudinaria, ejemplar e histórica manifestación.

 

8:30 horas de la mañana, momento en el que llega al mundo el que estaba llamado a ser el último bebé nacido, con todas las bendiciones del Sergas, en el paritorio de Verín. 

17:00 horas. La manifestación más multitudinaria de la historia de la comarca echa a andar. La plaza será el escenario elegido para ponerle fin. Entre 10 y 15 mil asistentes secundaron la convocatoria. Nunca las calles de Verín habían reunido a tantas personas. Las imágenes desde la terraza de un tercero de la avenida de Laza y las de una abarrotadísima García Barbón llena de titulares los informativos de más allá del Padornelo. 

  • 1 de diciembre: Que sí, que no... El Sergas consuma el órdago de trasladar al último nacido.

Aunque el jefe del Servicio de Ginecología del hospital de Verín, Javier Castrillo, lo intentó impidiendo que trasladasen al último bebé nacido en la villa a Ourense sin razón que lo justificase, el Sergas acabó por llevárselo, por la tarde, a él y a su madre, a Ourense.

  • 8:00 horas del 2 de diciembre: Comienza el cierre indefinido en el hospital y llega el "pobre" Miguel de sus vacaciones. El conselleiro recibe a una delegación verinense por la tarde.

Estaba anunciado y así fue. Puntualmente, a las 8:00 de la mañana del primer lunes de diciembre, allí estaban, aguardando a que el director del hospital regresase de sus vacaciones. Lo hace y los miembros del encierro le piden explicaciones... Y le dan las suyas. 12 horas después, reunión con el conselleiro Almuíña. Presentes, entre otros, Félix Rubial y Miguel Abad, todavía gerente del hospital. Conclusión, dos horas más tarde: "Un parto no es un infarto". 

  • Un 4 de diciembre intenso y en el que gran parte de Galicia sale a la calle. 

Vigo, Santiago o Ourense secundaron la protesta que se convocó ante las puertas del hospital de Verín por la noche. Los miembros de la Corporación verinense aprueban una declaración institucional de repulsa -por la mañana- y la Valedora do Pobo recibe la visita de una representación del centro hospitalario.

  • 5 de diciembre, Ana Pontón, embarazadísima, de visita en el velatorio.

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, visita por la mañana el velatorio instalado en el interior del hospital, muy cerca de la puerta del despacho de dirección. Le pide a Feijóo que rectifique. Por la tarde son los niños los que se suman, con sus cánticos, a la protesta. 

  • 7 de diciembre: conducción del cadáver hasta el hospital, para su entierro.

25 años tenía el joven hospital a la hora de su muerte, dicen los organizadores de su sepelio y según reza la esquela repartida por toda la villa. A las 17:00 horas estaban llamados sus familiares -salvo sus primos, responsables de su muerte- a la conducción del cadáver desde la plaza hasta la puerta de la instalación hospitalaria. Una hora y media después, último responso a la espera de su pronta resurrección. 

entierro

  • 10 de diciembre: Baltar recibe a Castrillo y a Ana Villarino.

El presidente de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, recibe en el Pazo Provincial al jefe del Servicio de Ginecología del Hospital de Verín, Javier Castrillo, y a una de sus pacientes en su día, la alcaldesa popular de Oímbra Ana Villarino. El mandatario provincial le traslada "todo su apoyo" a Castrillo en esa reunión. 

  • 11 de diciembre: Miguel Abad abandona el hospital a media mañana. 

El director -todavía- Miguel Abad, y su segunda de a bordo y subdirectora de Enfermería, Consuelo Balado, abandonan el hospital con una escolta innecesaria. Será la última jornada en la que el gerente pisa el hospital. 

  • 12 de diciembre: Manuel, de Oímbra, la lía. Parto de urgencia en el Hospital.

Eran las cinco'e la mañana, cantaba Juan Luis Guerra en su Visa para un sueño. Concretamente, las 5:55. Manuel, de Oímbra, nacía en un paritorio cerrado. El doctor Javier Castrillo despierta a un juez para comunicarle que su criterio médico desaconseja trasladar a una madre a punto de parir. El magistrado escucha sus argumentos y le insta a obrar según su juramento hipocrático. El Sergas acaba enviando un pediatra, el único de los tres llegados desde el CHUO que estaría a tiempo en un parto. A los diez minutos del "piel con piel", a Manuel lo arrancan del pecho de su madre. Lo dice su padre. 

Ese mismo día, Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, abre la posibilidad de reactivar el paritorio verinense "si hay pediatras". Adiós al argumento de la pericia de Rubial y Cía., esgrimido hasta la saciedad para mayor escarnio de los profesionales verinenses del hospital.

man

  • 14 de diciembre: A la caza del pediatra con casa "gratis total".

Un día antes, el presidente de la Xunta prometía contratar a un pediatra para Verín si "aparece antes de comer". El alcalde de Verín, Gerardo Seoane, en connivencia con su lugar teniente, el nacionalista Diego Lourenzo, anuncia vivienda gratis para aquel pediatra que se decida por el hospital público comarcal. 

  • 17 de diciembre: primera embarazada que se traslada al CHUO -tras el ¿cierre?- el día en que en Santiago Verín se hace oír. 

Estaba en "trabajo de parto" cuando llegó al Servicio de Urgencias del hospital, pasadas las 20:30 horas del martes 17 de diciembre. Su estado permitía el traslado sin riesgo.

A las 13:30 horas, todos los alcaldes y portavoces populares de la comarca afectados por la decisión mantienen un encuentro con Alberto Núñez Feijóo. Dicen "abrirle" un poco los ojos al error que acababa de cometer autorizando el cierre del servicio de partos. 

A esa hora, no muy lejos, en la propia capital compostelana, se gritaba "Verín non se pecha". Se llenaron 8 de los 9 autobuses -desde A Mezquita se fletó uno- que trasladaron a los manifestantes hasta la capital compostelana. El Parlamento acabó siendo rodeado. Vuelta a casa pasadas las cinco de la tarde. ¿El premio? Un bocadillo, una botella de agua y la satisfacción de haberse hecho oír en Santiago. 

santi2

  • 18 de diciembre: el voto del "No" popular en el Parlamento.

Oportunidad bárbara de los parlamentarios del Partido Popular de Ourense en Compostela para desmarcarse de la línea oficial de su formación a nivel autonómico. La votación era secreta. No hubo sorpresas. Todos se plegaron a la disciplina de partido y votaron en contra de la reapertura del paritorio verinense. 

  • 19 de diciembre: el Sergas desdice a Feijóo, el "Herodes" desaparecido del Belén.

El máximo responsable del Sergas, Antonio Fernández Campa, responde a la diputada de En Marea Paula Vázquez, para marear aún más a la pobre perdiz. La razón del cierre del paritorio vuelve a ser el número de partos y no la falta de pediatras. "Así lo certificaron los especialistas de Ourense en un documento, la decisión se tomó en base a ese documento". Los "44 judas" les llamaron en Verín a los firmantes. 

Verín fue también pionero en hurtos en un Belén. Ese mismo día se echaban en falta algunas figuras del montado en el hospital, a saber: el buey, la mula, un cuervo, dos ratas y Herodes, con un extraordinario parecido al presidente de la Xunta. 

belen2

  • 23 de diciembre: el personal del hospital le escribe a Rubial.

Un misiva firmada por la práctica totalidad de los facultativos del hospital verinense le deja muy claro al gerente del Área, Félix Rubial, su absoluta "desaprobación al cierre del paritorio y de las urgencias pediátricas, dejando una área sanitaria sin cobertura especializada para la adecuada atención de dichos pacientes", además de cuestionar la solución ofrecida en lo que a los traslados de los casos urgentes de menores de 3 años atañe -que deberán aguardar a que llegue desde Ourense un pediatra para efectuar su derivación al hospital de referencia-. 

  • 27 de diciembre: se hace pública la renuncia de Miguel Abad como gerente de Verín. 

  • 28 de diciembre: campanadas de fin de año al mediodía.

Un figurado Feijóo y su esposa se presentan ante medio millar de asistentes para intentar explicar, a golpe de campanadas, los motivos del cierre del paritorio. Acaban siendo expulsados a gritos del escenario. Fernando Fumaces "O do Pilón" asumió tan difícil papel. 

Ahhhhhhhh!!! Y Jiménez no fue el director del Distrito Sanitario de Verín, como muchos creyeron con la inocentada de Diario do Támega esta misma jornada. Hasta la mismísima portavoz de la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública da comarca de Monterrei, Aurora Sola, se congestionó al leerla y se mantuvo crédula hasta mediodía.

fernando

  • 31 de diciembre: En Allariz se corre por Verín en un especial fin de año.

"A Derradeira" de Allariz tuvo, en el 2019, un especial significado en su particular "San Silvestre". Se leyó un manifiesto y algún que otro trabajador del hospital -una de sus matronas residentes en la villa del Arnoia, por ejemplo- corrió por la causa verinense.

Las uvas también se comieron en el encierro al ritmo de un ingenioso Feliz Navidad... laralalá:

Rubial, demisión... laralalá

Almuíña, demisión... laralalá

Que para o ano que vén non comades no Sergas a turrón

 

  • 2 de enero de 2020: El primer ingreso del año de una embarazada.

Anddrea Larisa nace 58 minutos después de la medianoche del día 3 de enero. Su madre había ingresado en el hospital a las 22:30 horas del día 2.
A las 1:45 horas de la madrugada llega la pediatra de Ourense, Clara Eugenia Gil. Diario do Támega y su vídeo acabarían siendo protagonistas de algún informativo nacional. 
A las 2:30 horas de esa misma madrugada, el conductor que viajó a 170 km la hora para llegar a tiempo a un parto que se le adelantó 45 minutos, regresa con la incubadora vacía. Y con Clara Eugenia Gil y su compañera enfermera. Son despedidos a las puertas del Servicio de Urgencias con un mensaje.

incu

  • 5 de enero de 2020: Otra futura mamá que se traslada a la ciudad. 

Ingresó en el hospital de Verín a las 23:30 horas. Su estado garantizaba un traslado sin riesgo. Allá que se fue una hora después de ser examinada en el centro hospitalario comarcal.

  • 7 de enero de 2020: Concluye el plazo para optar a una plaza de pediatría.

Aparentemente quedan vacantes las dos plazas al no presentarse ninguna solicitud. Más tarde, se tendría conocimiento de que al menos dos pediatras de las Islas Baleares contactaron esa misma tarde con el Sergas por correo electrónico para recibir más información. No obtuvieron respuesta.

  • 8 de enero de 2020: Vuelve Guillermina a la dirección del hospital.

Diario do Támega se anticipa al propio Diario Oficial de Galicia y anuncia, antes de la medianoche del día 9 de enero, que Guillermina Agulla es la elegida para sustituir a Miguel Abad.

  • 9 de enero de 2020: Guillermina toma el mando.

Mañana de reuniones con jefes de Servicio, supervisoras, Comisión delegada y miembros del encierro. Saca tiempo incluso para entrevistarse con una pediatra en el propio hospital. 

Guillermina Agulla se incorpora a sus funciones como directora del Distrito Sanitario de Verín. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

  • 11 de enero de 2020: Yo -embarazada- al CHUO, y tú -embarazada también-, a Vigo.

La primera de ellas se presentó pasadas las 9:20 horas en el "peche", había roto aguas y sabía que allí estaría una de las matronas. Quería también, con ese gesto, apoyar la protesta. Acabó siendo derivada al CHUO.

La segunda fue examinada por el ginecólogo Javier Castrillo en la madrugada del sábado al domingo 12 de enero. A las 6:20 horas partió rumbo a Vigo, donde eligió voluntariamente dar a luz a su hijo. 

  • 14 de enero de 2020: Enfermera, edila del PP y madre en Verín.

A las 9:30 horas ingresaba una concejala del PP de A Gudiña sin tiempo para superar As Estivadas en coche. Dio a luz a las 11:04 horas. La pediatra enviada desde Ourense llegó a las 11:50 horas, tarde de nuevo. Su niño, pese a los intentos -esta vez amables de la facultativa- de llevárselo con ella, se quedó en sus brazos. 

  • 16 de enero de 2020: Feijóo alumbra la buena nueva. 

Tras el Consello de la Xunta, el presidente, Alberto Núñez Feijóo, asegura que "hay contactos muy avanzados con algún pediatra".

637111529573288871w

  • 17 de enero de 2020: San Antón se prepara para el milagro.

La romería de Ábedes también se vuelve reivindicativa. Los integrantes del encierro asan sus chorizos por la tarde enfrente del hospital.

  • 18 de enero de 2020: Guillermina Agulla cumple su promesa y le encuentra pediatras a Rubial.

Un desaparecido servicio de comunicación del Sergas en Ourense, a las 12:37 horas del sábado, envía un correo en el que se confirma la inmediata contratación de dos pediatras para el Distrito Sanitario de Verín. Guillermina Agulla había afirmado que llegaba para reabrir el paritorio. Fijó el 1 de febrero como jornada de reapertura. Habrán pasado 23 días, 3 días más del plazo de confianza que ella misma le pidió a los concentrados: "Dadme 20 días", dijo. No necesitó tantos para hacerse con los pediatras que Rubial fue incapaz de localizar. 

  • XX de enero de 2020: Los dos pediatras anunciados toman posesión de su plaza. (*)

  • 00:00 horas del 1 de febrero de 2020: El paritorio reabre. (*)

  • 00:01 horas del 1 de febrero de 2020: El encierro termina. (*)

(*) Cualquier parecido con la realidad será mera (pero deseada por muchos, salvo Rubial) coincidencia.

 

 

 

 

 

El día a día del mayor error político de Feijóo con Verín y su comarca
comentarios