venres 14/05/21
La Federación nacional de parteras se ha interesado por el programa de sus homólogas verinenses

Más de 800 mujeres participaron en los cursos de educación maternal online ofrecidos por las matronas de Verín

Matronas del hospital de Verín
Parte del equipo de matronas del hospital verinense.

Por si alguno de ustedes dudaron, por desconocimiento u osadía, del importante papel de una partera en la vida de una mujer y su futura criatura, les proporcionaré, simplemente, un dato ofrecido por la Organización Mundial de la Salud. Cada día mueren en todo el mundo unas 830 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto que, en su mayoría, podrían haberse evitado si recibiesen los cuidados adecuados. Solamente en 2015 murieron en el mundo más de 300.000 mujeres durante el embarazo, el parto, o después de ellos.

Por todo lo anterior, pero también por su entregada vocación, las integrantes del equipo de matronas del hospital de Verín, hace más de un año, conscientes del desamparo al que la pandemia y sus consecuencias condenaba a las futuras madres, locales pero también foráneas; decidieron implementar un novedoso sistema online de educación maternal que hoy están presentando en el congreso nacional de la Federación de Asociaciones de Matronas. Precisamente, los responsables de la organización del simposio estatal no quisieron pasar por alto su gesta y decidieron invitar a una de las integrantes del paritorio verinense, Begoña Pérez Vázquez

Y es que el resultado de su experiencia piloto, que no estuvo exenta de complicaciones iniciales y de ligeros impedimentos administrativos y técnicos, no es nada baladí. Más de 800 embarazadas participaron en el programa de atención y educación maternal online desde su puesta en marcha, y la gran mayoría de las provincias de Coruña y Pontevedra, aunque también se inscribieron madres del resto de la provincia ourensana e incluso de algunas de la comarca del Alto Sanabria, reconoce la matrona Pérez Vázquez. 

Matronas "madres" del "Verín non se pecha"

Atrás quedaba el indiscutible protagonismo en la ¿victoria? sobre el firme interés del Área Sanitaria de Ourense en clausurar el paritorio verinense. Si el movimiento del "Verín non se pecha" tiene madre, esa maternidad se la reparten a partes iguales matronas y ginecólogos del hospital verinense.

Una vez recuperado el funcionamiento del paritorio, en el ya lejano mes de febrero de 2020, llegaba, para matronas y pacientes, el segundo de los mazazos: la pandemia y todas sus derivaciones en lo que a limitaciones de movilidad y restricciones en la prestación del servicio asistencial se refiere. Fue entonces cuando las integrantes del equipo de parteras verinenses lo tuvieron claro: "Nuestras embarazadas no podían quedarse sin un servicio tan esencial como el de nuestro acompañamiento durante el periodo de gestación. Así nació la idea de la educación maternal online", reconoce la ponente hoy en el congreso nacional de FAME. 

Nuestras embarazadas no podían quedarse sin un servicio tan esencial como el de nuestro acompañamiento durante el periodo de gestación. Así nació la idea de la educación maternal online (Begoña Pérez, matrona)

Los protagonistas del cierre en el Hospital de Verín, tras la reapertura del paritorio. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.Así se celebraba en febrero del 2020 la reapertura del paritorio. 

Además, reconoce Pérez Vázquez, "la situación de nuestro distrito sanitario era, antes de la pandemia, ya algo peculiar, por definirlo de algún modo. Primero, porque la actividad que realizábamos las matronas en este hospital ya difería mucho de la actividad que llevaban a cabo otras matronas en otros paritorios más convencionales. Y, segundo y mucho más importante, porque en el área de influencia de la comarca de Verín no existe ninguna matrona de atención primaria, lo que nos obliga a nosotras a asumir, además de los acompañamientos de los partos y la atención a las urgencias y al puerperio hospitalario; consultas de embarazo, controles puerperales, lactancia, menopausia, monitorizaciones ambulatorias y sesiones colectivas pre y postparto de educación maternal, entre otras", explica la partera. 

Consultas anuladas de "forma abrupta"

Con estos mimbres, llegaba para las embarazadas asistidas en el hospital de Verín, la anulación, "de la forma más abrupta, de todas las consultas presenciales individuales y las colectivas de educación maternal. Las gestantes quedaban, según sus propias palabras, desatendidas y abandonadas. Por eso era imprescindible idear una manera de acceder a ellas de forma rápida, sencilla, sin coste y sin comprometer su salud", recuerda Begoña Pérez. 

Y así nació la educación maternal a distancia: "Necesitábamos un cambio de paradigma respecto al modelo clásico de presencialidad, adaptándonos a las plataformas educativas telemáticas y a las herramientas que nos ofrecían las redes sociales. Nuestras embarazadas tenían que tener garantizada la asistencia ante cualquier tipo de restricción, que la relación de la usuaria con el sistema de salud no se viese afectado y que, sin duda, no hubiese merma alguna en sus derechos como mujer y paciente", afirma Pérez Vázquez. 
 

Los propósitos del programa

"Decidimos implementar un programa de educación maternal online a través de una plataforma telemática y por videoconferencia. Con este proyecto pretendíamos responder simultáneamente a la necesidad de las gestantes y sus familias de recibir un programa que pretendía generar hábitos y comportamientos saludables, además de facilitar el proceso de gestación, nacimiento y crianza, respetando las medidas de prevención para evitar la propagación del virus Covid - 19", dice Begoña.

Tras no haber recibido contestación y como nos parecía prioritario comenzar cuanto antes los talleres, en el mes de abril del 2020 comenzamos por nuestra cuenta y con nuestros propios medios: desde nuestras casas, con nuestros equipos, desde una plataforma pagada por nosotras y fuera de nuestro horario laboral (Begoña Pérez)

Los comienzos, como en todo, no fueron sencillos. Ellas mismas se buscaron inicialmente la vida para poner en marcha el programa asistencial, ante el silencio inicial de la dirección del Sergas: "Tras no haber recibido contestación y como nos parecía prioritario comenzar cuanto antes los talleres, en el mes de abril del 2020 comenzamos por nuestra cuenta y con nuestros propios medios: desde nuestras casas, con nuestros equipos, desde una plataforma pagada por nosotras y fuera de nuestro horario laboral", apunta. 

Begoña Pérez, matrona del hospital de Verín.La matrona Begoña Pérez. 

 

Extraordinaria respuesta

La respuesta, evidentemente, no se hizo esperar y fue notablemente satisfactoria: "Muchas gestantes empezaron a ponerse en contacto con nosotras, pero también muchos profesionales se ofrecieron para participar en nuestras sesiones para generar talleres multidisciplinares aumentando el número de profesionales sanitarios implicados. Reforzamos nuestro servicio de atención telefónica 24 horas ya ofertado previamente antes de la pandemia, extendiéndolo a todas las gestantes que se pusieron en contacto con nosotras a través de los talleres online", rememora. 

La avalancha fue tal que, tras varios meses realizando ellas mismas talleres semanales desde sus propios domicilios sin dejar de insistir a la Administración sanitaria del claro éxito de la iniciativa, en julio del 2020 el Sergas reconoció la necesidad de apoyar logísticamente a este grupo de osadas parteras y le proporcionó una plataforma digital y los medios de los que ya disponía para poder realizar estas sesiones desde el mismo hospital y en horario laboral, aunque sugirió como ineludible condición la de solamente ofrecer formación a las gestantes del territorio gallego. 

La participación, desde el inicio de la puesta en marcha de la iniciativa, fue desbordante, y hasta el día de hoy son ya más de 800 las solicitudes de mujeres de toda la comunidad que quisieron y quieren acceder a la educación maternal ofrecida por el grupo de matronas del hospital verinense

Así se organizan las matronas online

La formación se organiza en sesiones (10-12) de 120 minutos de duración impartidas semanalmente con grupos abiertos, "pues las usuarias se van incorporando en función de sus necesidades, pudiendo empezar inmediatamente en el momento que lo deseen y repetir si así lo precisan, sin límite de participantes", explica Begoña Pérez. 

El contenido y organización de las clases se flexibiliza para dar cabida a las sugerencias de las usuarias, convirtiéndose en colaboradoras indispensables para el desarrollo de programas de educación maternal adaptados a las nuevas circunstancias. "Ellas mismas comparten sus conocimientos/experiencia profesional, si hay una gestante fisioterapeuta o monitora de yoga, por ejemplo, creándose un grupo cohesionado de apoyo social mutuo", comenta la matrona del hospital verinense. Y si queda la más mínima duda, un chat online, además de un correo electrónico y un teléfono las 24 horas del día los 365 días del año con una matrona al otro lado, harán lo indecible para resolverla. 



 

Más de 800 mujeres participaron en los cursos de educación maternal online ofrecidos...
comentarios