Xoves 23.05.2019
La empresa adjudicataria de los trabajos de adecentamiento inició este martes la recuperación de las instalaciones

Las máquinas ya desbrozan el entorno del balneario de Requeixo

Un poco más de un año tuvo que esperar el balneario de Requeixo, en Villaza (Monterrei) para recibir a las primeras máquinas que adecentarán su entorno, en virtud del convenio a tres bandas que en su día firmaron la titularidad de las instalaciones, el Concello de Monterrei y la Deputación de Ourense.

Primeros desbroces en el camino de acceso al balneario de Requeixo (Monterrei).
Primeros desbroces en el camino de acceso al balneario de Requeixo (Monterrei).

Lo que el pasado 17 de enero del 2018 era todo un anuncio a bombo y platillo por parte de los dos intervinientes en la visita a las deterioradas instalaciones del balneario de Requeixo (Villaza, Monterrei), el presidente de la Deputación de Ourense, Manuel Baltar, y el alcalde del Concello de Monterrei, José Luis Suárez Martínez, se ha convertido en la mañana del martes 23 de abril en toda una realidad. Después de la promesa inicial, y un largo periplo burocrático para la licitación de las ejecuciones y la posterior contratación de las obras, los trabajos de adecentamiento del entorno del olvidado manantial han comenzado con el desbroce del principal camino de acceso.

Las obras, financiadas en su totalidad por la Deputación de Ourense con algo más de 40.000 euros, consistirán en el adecentamiento y limpieza del entorno de la vieja fábrica de Aguas de Villaza, el manantial del que todavía brota agua y el esqueleto del hotel en su día pasto de las llamas. En el marco del convenio suscrito a tres bandas entre el ente provincial, el Concello de Monterrei y el propietario de las instalaciones, el magnate luso José de Sousa Cintra, se ejecutarán también trabajos de estabilización y conservación de los edificios, así como el mantenimiento y sustentabilidad del entorno. Más tarde llegará la recuperación de al menos una de las imprescindibles e históricas instalaciones, el antiguo quiosco de agüistas.

Las máquinas ya desbrozan el entorno del balneario de Requeixo
comentarios