xoves 13/08/20
La presidenta de la Denominación de Origen asegura que prevalecerá la seguridad sanitaria de visitantes y participantes

Lara Da Silva: "Mucho tendrán que cambiar las cosas para que se pueda celebrar la Feira do Viño como estaba configurada"

Carnaval y Feira do Viño pugnan, en los últimos años, por ocupar el primer puesto de los eventos de la villa que mayor número de personas congregan en sus calles en un día puntual. El primero, con la amenaza del coronavirus en ciernes, acabó celebrándose. El mayor escaparate de los vinos de la comarca deberá, con muchísima probabilidad, esperar en este año.

La presidenta de la Denominación de Origen Monterrei, Lara Da Silva, en la presentación oficial de la última edición celebrada. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
La presidenta de la Denominación de Origen Monterrei, Lara Da Silva, en la presentación oficial de la última edición celebrada. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

La epidemia que ha confinado a millones de españoles en sus casas mantendrá sus tentáculos mucho más allá del próximo 10 de mayo, si es que en esa fecha comienza la tan anunciada "desescalada" del confinamiento. Un ligero repaso al calendario de las fiestas y congregaciones populares de la comarca hace prever un desangelado verano, donde no solamente desaparecerán -con toda probabilidad- buena parte de las celebraciones populares, sino que también se caerán de la agenda, al menos, un par de importantes citas gastronómicas en el mes turístico y veraniego por excelencia: agosto.

A él se llegaría después de haber suspendido la celebración de fiestas como las de los Maios -la más inmimente-, o las reuniones de mayores de Cualedro y Monterrei, las tres ya aplazadas este año por su inmediatez. Se caerían también del calendario festivo otras fiestas patronales donde la concentración de personas resultaba verdaderamente notable, como las que se celebran en Albarellos (Monterrei), con motivo de la festividad del Santiago Apóstol, o la "Batucada", donde los baños de espuma de años anteriores no se dejarán ver, al menos, en este mes de julio, salvo que el avance de la enfermedad esté tan completamente controlado que desmonten las peores, pero más realistas, previsiones. 

Sin embargo, si hay una cita que se convierte en la de mayor atractivo para el público de la comunidad gallega en el mes de agosto, esa es la Feira do Viño da Denominación de Orixe Monterrei, certamen que, como el resto, pende de un hilo, aunque todo hace indicar que en esta edición, su décimo cuarta, no llegue a celebrarse tal y como estaba configurada antes. Así lo afirma la presidenta, Lara Da Silva, en declaraciones a Diario do Támega: "Todavía no se ha tomado una decisión formal. De todas formas, es evidente que la situación de crisis sanitaria que vivimos nos va a obligar a reestructurar e incluso suspender parte de las acciones de promoción que estaban planteadas para este año 2020, y la feria es otra más sobre la que deberemos tomar una decisión", señala. 

Con todo, prosigue la presidenta, "a día de hoy, y siendo objetivos, mucho tendrán que cambiar las cosas para que se pueda celebrar en los términos en los que estaba configurada, ya que hablamos de una asistencia de más de 30.000 personas. Sería una triste noticia para todos, pero nuestro primer deber es el de cumplir con las medidas de protección que se dicten para velar por la seguridad sanitaria tanto de los visitantes como de los participantes en el certamen", concluye Da Silva. 

¿Y la Festa do Pemento de Oímbra?

No será la única fiesta gastronómica que se caiga del calendario en el mes de agosto. En Oímbra, aunque la decisión se tomará en el mes de mayo, después de conocer las medidas de "desescalado" fijadas por las autoridades estatales, todo señala a que la Festa do Pemento deberá aguardar a mejores tiempos. En estos momentos, nadie contempla la posibilidad de concentrar en un pabellón polideportivo a medio millar de personas, y a los contactos que entre ellos podrían generarse no solamente a la hora de la comida sino también en el recinto ferial y en las degustaciones previas. "Vexo moi difícil que poida celebrarse, pero ata o vindeiro mes non tomaremos unha decisión definitiva ao respecto", afirmó la alcaldesa de Oímbra, Ana María Villarino Pardo.

Lara Da Silva: "Mucho tendrán que cambiar las cosas para que se pueda celebrar la Feira...
comentarios