sábado 27/02/21
El Concello prevé convocar el pleno que sancione el documento de ordenación urbanísticas en una semana

La inminente aprobación definitiva de la IOP desbloqueará el proyecto de Eroski para Queizás

Una treintena de proyectos particulares y el de Eroski para Queizás esperan a la aprobación definitiva del Instrumento de Ordenación Provisional (IOP) del Concello de Verín el próximo mes. 

Eroski prevé un levantar una superficie comercial en las inmediaciones del Castro de Baronceli. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Eroski prevé un levantar una superficie comercial en las inmediaciones del Castro de Baronceli. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

El Instrumento de Ordenación Provisional (IOP) es una solución técnica y administrativa ideada para aquellos municipios que han visto como su ordenamiento urbanístico quedaba en suspenso por sentencia judicial, como así le sucedió a Verín en enero del 2017, cuando la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo tumbaba, el día 17, el PXOM verinense aprobado en su día por la Corporación Jiménez. Y esa IOP está ya lista para aprobarse de manera definitiva en el próximo pleno extraordinario que convocará el Concello, previsiblemente, en la semana del 7 de febrero. 

Su sanción permitirá que Verín recupere buena parte de legalidad urbanística perdida, permitiendo que tanto promotores individuales -unos 30 proyectos de viviendas unifamiliares están pendientes de legalización- como empresariales reanuden sus promociones. Entre estos últimos podría estar la cooperativa vasca Eroski, que en sociedad con la mercantil gallega Vegalsa explota la cadena de supermercados en la comunidad gallega y tiene previsto ejecutar un proyecto de inversión superior a los cuatro millones de euros en las inmediaciones del centro educativo Castro de Baronceli

Serán, según las primeras estimaciones, alrededor de 3.000 los metros cuadrados que ocuparían la nueva superficie comercial y más de 40 los puestos de trabajo directos que crearía. A la corporación vasca se le sumarían otras entidades de idénticos objetivos, constituyendo lo que se conoce como un "parque de medianas que no afectaría al comercio local y que, además de los beneficios que supondría la creación de puestos de trabajo, atraería también nuevo público a la localidad, como puede ser el del vecino Portugal", apunta el regidor verinense Gerardo Seoane

Tres años para aprobar el PXOM

El instrumento de ordenación provisional tendrá una vigencia máxima de tres años, lo que obliga al actual Ejecutivo local a tener aprobado el nuevo plan de ordenación urbanística en ese plazo. Tiene como base urbanística y jurídica el PXOM anulado "casi al 95%", dice el primer edil verinense, y permitirá que todas aquellas promociones en suelo urbano consolidado -aquel formado por la ciudad compacta, esto es, por las parcelas edificadas, así como por los solares que pudieran quedar en sus intersecciones (terrenos de licencia directa)- y en los núcleos rurales del municipio verinense puedan llevarse, de nuevo y previa autorización administrativa del Concello, a cabo. 

Quedan excluidas las áreas de reparto y el suelo urbanizable -el suelo que el planeamiento delimita como espacios para nuevo crecimiento urbano, lo que en el lenguaje decimonónico se denominaba ensanche-, que deberán seguir teniendo a las vetustas Normas Subsidiarias de 1986 como ordenamiento jurídico y urbanístico válido

La inminente aprobación definitiva de la IOP desbloqueará el proyecto de Eroski para...
comentarios