Xoves 23.05.2019
El jueves fue el único día de los festejos en el que se registraron atenciones

El hospital de Verín atendió en la noche de Comadres a 7 casos, uno más que en 2018

El Entroido es ya casi historia y comienzan a ofrecerse cifras, algunas de ellas esperanzadoras, como las contabilizadas por los servicios de emergencia durante todas las jornadas festivas, aunque con mayor relevancia en la multitudinaria noche de Comadres. Según los datos conocidos, 26 fueron las incidencias registradas, de las que 7 de ellas necesitaron de atención médica en el hospital comarcal.

 

Las principales incidencias se registaron después de las cenas por los restaurantes. (FOTO: MANU SAN MARTINO)
Las principales incidencias se registaron después de las cenas por los restaurantes. (FOTO: MANU SAN MARTINO)

Satisfacción dentro del grupo de gobierno después de conocerse el balance oficial de las incidencias registradas durante todos los días del Entroido en la villa de Verín. El amplio dispositivo desplegado, en el que participaron, además de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, una notable representación de las Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil de la comunidad autónoma; permitió que el número de atenciones contabilizadas, fundamentalmente en la noche del jueves de Comadres, cayese de las 38 del pasado año 2018 a las 26 anotadas en el 2019. Aunque en el cómputo global se redujo un tercio con respecto al año anterior, las derivaciones al hospital comarcal fueron en este superiores en una unidad. De las 26 incidencias, siete de sus protagonistas debieron ser antendidos en el hospital comarcal de la villa.

Fue Comadres el día de mayor afluencia de público del Entroido y el único en el que se registraron incidentes de relevancia. Ni tan siquiera el sábado siguiente, previo al domingo grande de la fiesta, contabilizó incidencia alguna inherente a la celebración. Sí se registró, sin embargo, un herido por el desprendimiento de un muro en la calle Aduana, que acabó siendo trasladado por sus compañeros al hospital local.

Pese a la progresión, el alcalde, Gerardo Seoane, mantiene el discurso de reformular la noche de Comadres, redirigiendo su enfoque "cara as nosas mulleres, as da vila, que cada vez se ven con menos interés por saír á rúa nunha noite como esa", aseguró. Entre las medidas que baraja el grupo de gobierno municipal están el descentralizar la fiesta y trasladarla a varias ubicaciones a lo largo de la villa, evitando la aglomeración que convierte a la Plaza Maior en intransitable, esa noche.

El hospital de Verín atendió en la noche de Comadres a 7 casos, uno más que en 2018
comentarios