martes 09/03/21
Desde primera hora de la mañana están llamados a recibir la primera de las dosis en la unidad azul del hospital

Los grandes dependientes de la comarca madrugan para vacunarse en el hospital de Verín

En la unidad azul del hospital verinense se suministra esta mañana la primera de las dosis de la vacuna contra el Covid - 19 a los grandes dependientes del distrito sanitario. 

Eduardo Atanes, esperando a que se cumpliesen los 15 minutos de espera tras recibir la primera dosis de la vacuna. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Eduardo Atanes, esperando a que se cumpliesen los 15 minutos de espera tras recibir la primera dosis de la vacuna. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

Los mayores de los 80 años comenzarán este lunes, desde las nueve de la mañana, a recibir la primera de las dosis contra el coronavirus en el centro de salud verinense. Un importante número ya tiene cita para someterse al proceso de vacunación.

Un par de días antes están siendo los grandes dependientes de la comarca los que han comenzado a desfilar por las instalaciones del hospital en esta mañana de sábado. En la segunda de las plantas del centro hospitalario comarcal -muchos de los familiares hubiesen agradecido no tener que ascender hasta allí para poder vacunar a los suyos, "tendo en conta as dificultades de mobilidade dalgúns, creo que nos podían ter evitado o coller ascensores", afirmaban- arrancaba a primera hora la suministración de la vacuna de los laboratorios Pfizer. 

Entre los madrugadores, Eduardo Atanes, hombre de 48 años -natural de Penaverde (Cualedro), aunque residente en Verín- desde hace varios años aferrado a su silla eléctrica víctima de una lesión medular: "Eu levo sen saír practicamente da casa todo un ano, dende que comezou a pandemia tiven moi claro que, aínda que non teño ningunha doenza, sei que contraelo podería traerme complicacións pola miña escasa mobilidade. E non dubidei en ningún momento en acudir á cita, iso si, se sei que a vacina que me poñen é a de AstraZéneca poida que non fose tan tranquilo como estou arestora, ca de Pfizer", aseguraba mientras esperaba los 15 minutos de rigor tras el pinchazo de la primera dosis. 

Ángel Lorenzo, de Oímbra.Ángel Pardo llegó puntual a su cita de las 9:30 horas para vacunarse. | FOTO: Xosé Lois Colmenero. 

También Ángel Pardo, de 59 años recién cumplidos, natural de Oímbra pero residente en Verín, llegó, con su esposa Maribel Pardo, puntual a su cita de las 9:30 horas. "Por aquí temos que pasar todos para poder saír canto antes desta pandemia. E estou contento de que cada vez sexan menos os que non queren recibir a vacina, seguro que esa pillaxe que houbo dalgúns que non tiñan que vacinarse e se colaron para facelo, axudou", apuntaba entre risas. 

Los grandes dependientes de la comarca madrugan para vacunarse en el hospital de Verín
comentarios