sábado 18.01.2020
el que fuera director del hospital con el bipartito en la Xunta afirma que ya entonces sufrió presiones de Doval para clausurar servicios

Enrique Pérez Pérez: "Hace diez años ya quisieron cerrar el paritorio desde Ourense"

El ojo al paritorio de Verín ya estaba echado, para su cierre, mucho antes de que Félix Rubial llegase el pasado 22 de noviembre para anunciarlo. El exgerente de la instalación hospitalaria verinense asegura que diez años atrás, con la crisis de ginecólogos en la capital, José Luis Doval, el jefe del Servicio, tenía ya en mente su clausura. Enrique Pérez afirma haber sufrido presiones en esa línea entonces. 

Enrique Pérez Pérez, en primer término, en la manifestación del pasado sábado en Verín.
Enrique Pérez Pérez, en primer término, en la manifestación del pasado sábado en Verín.

Ni número de partos, ni la impericia de los profesionales que los atendían hasta el momento en el hospital de Verín, y quizás, como así advirtió el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez, sí falta de especialistas y, además, una fijación especial del actual jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología del CHUO, José Luis Doval, de echar el cierre a un paritorio, empeño que, según atestigua el que fue gerente del Hospital de Verín en la etapa del bipartito en la Xunta, Enrique Pérez Pérez, mantiene desde hace más de diez años. "En mi etapa sufríamos presiones para cerrar ya por aquel entonces el paritorio de Verín", asegura este psicólogo designado en su día para dirigir las instalaciones del centro verinense. "El último año de mi gestión tuvimos más de 150 partos, casi el triple de los actuales, y ya la intención de echar el cierre al servicio era firme. Era una idea que tenía él, pero no podía hacer nada porque el hospital entonces era autónomo de la gestión de Ourense", apunta. 

No solamente lo afirma él. Un breve repaso a la hemeroteca lo confirma, también. Aquel septiembre negro del 2008, cuando el servicio de Obstetricia y Ginecología del CHOU estuvo a punto de clausurarse por falta de facultativos, permitió ya a José Luis Doval anunciar que una posible solución para el gravísimo problema que estaba sufriendo su jefatura -con todos los profesionales de baja, unas por embarazo, y otros, como su propia compañera sentimental y de profesión, Susana Blanco; por estrés- sería clausurar servicios en Verín y O Barco de Valdeorras. Precisamente, algunos de los que ahora firman ese manifiesto avalando el cierre en el hospital de la comarca, estaban por aquel entonces causando baja médica y eran los profesionales de Verín los que cubrían los servicios, como el caso del obstetra Rogelio Viñán Rey. 

Algunos de los que ahora firman ese manifiesto avalando el cierre en el hospital de la comarca, estaban por aquel entonces causando baja médica y eran los profesionales de Verín los que cubrían los servicios, como el caso del obstetra Rogelio Viñán Rey

El servicio de urgencias del Complejo Hospitalario de Ourense (CHOU) no contaba aquel 22 de septiembre de 2008 con ningún ginecólogo para atender partos y cesáreas, ya que los cinco médicos que hacían las guardias estaban de baja desde el viernes 19 de septiembre. El propio jefe del servicio explicaba entonces que "por el momento, las urgencias estaban cubiertas por él mismo y por otros dos ginecólogos asignados a Verín y O Barco". Es decir, la falta de facultativos -por una más que aparente medida de presión de los ginecólogos adscritos al CHOU hace diez años, entre los que se encontraba la propia mujer del "jefe"- fue subsanada por los profesionales de la periferia, los mismos que ahora sufren las consecuencias de una medida avalado por José Luis Doval, y que recibe también públicamente el parabién de José Luis "Cechu" Jiménez, director del hospital ourensano ese año y que "personalmente nos agradeció, a mí y a mi compañero, el esfuerzo que realizábamos", recuerda Rogelio Viñán. 

Es muy negativo desmantelar un hospital por otro. El domingo vino al CHOU un ginecólogo del Hospital de Verín que, como consecuencia, tuvo que derivar a cuatro pacietes al CHOU, además de las parturientas (Eloíña Núñez, prima del presidente de la Xunta, y posteriormente gerente en Ourense, sobre la crisis de ginecólogos en la capital en el 2008)

Una de las más críticas entonces con la situación había sido Eloína Núñez, prima del actual presidente de la Xunta de Galicia y que más tarde acabaría rigiendo los designios del Sergas en Ourense. Se refería al problema de la falta de ginecólogos en el complejo ourensano afirmando, sin titubeos, lo siguiente: "Queda constatada una falta de planificación por parte de los responsables sanitarios. Los profesionales no vienen porque no se ofertan contratos interinos". También consideraba la popular "muy negativo desmantelar un hospital por otro. El domingo vino al CHOU un ginecólogo del Hospital de Verín, que como consecuencia, tuvo que derivar a cuatro pacientes al CHOU, además de las parturientas", argumentaba entonces. 

ENTREVISTA

¿Es realmente un problema de la falta de nacimientos la verdadera explicación de esta crisis?

En absoluto. No es cierto, como tampoco es cierto lo que dijo el gerente Félix Rubial de que Chaves cerró su paritorio por falta de nacimientos. Lo cerró porque todo Portugal tenía un problema de recursos económicos en su sistema de salud pública, no por otra cosa. No es un tema ni de partos, ni de falta de práctica de los facultativos. No hay pediatra para cubrir la plaza del que se jubiló ni voluntad para hacerlo, porque si buscas, encuentras el pediatra. Hay que buscarlos. Y si no, se les obliga. El Sergas tiene mecanismos para llevar pediatras de Ourense a Verín, bien estimulándolos económicamente, bien haciendo cumplir la ley. Es una tomadura de pelo. 

 No hay pediatra para cubrir la plaza del que se jubiló ni voluntad para hacerlo, porque si buscas, encuentras el pediatra. Hay que buscarlos. Y si no, se les obliga. El Sergas tiene mecanismos para llevar pediatras de Ourense a Verín, bien estimulándolos económicamente, bien haciendo cumplir la ley. Es una tomadura de pelo

Cuénteme lo de esas presiones ya en su etapa en el 2008.

Sé que era una idea que tenía Doval, pero no podía hacer nada, porque era jefe del Servicio del CHOU, no era jefe de Servicio nuestro en aquel entonces. Hasta llegamos a prestarle ginecólogos para hacer guardias, porque por su mala planificación, tuvieron que pedirnos ayuda a nosotros. Le era mucho más fácil reunir a todos los ginecólogos y a todas las matronas en Ourense, para evitar sus problemas. 

¿Qué opina de justificaciones como que Lobios esté tan lejos como Verín de Ourense?

Hay argumentaciones que no soportarían un mínimo análisis, y ya no te digo sesudo. Claro que Lobios está tan lejos como Verín, ¡pero es que en Lobios no tienen hospital! El gran éxito de la integración del hospital de Verín en el Sergas fue dar la posibilidad de integrar los profesionales en el sistema, integrar los servicios, no a la población. Al ser un hospital pequeño y con carencias, los que se pretendía era eso, mover a los facultativos, no a los pacientes. ¿Qué hacen en Zamora? En Zamora sale todas las mañanas un autobús lleno de médicos a cubrir las necesidades del hospital de Benavente, lo único que hacen en Castilla y León es cumplir la ley, cosa que aquí no ocurre. 

¿Qué hacen en Zamora? En Zamora sale todas las mañanas un autobús lleno de médicos a cubrir las necesidades del hospital de Benavente, lo único que hacen en Castilla y León es cumplir la ley, cosa que aquí no ocurre

¿El problema es entonces de falta de gestión y decisión política?

Por supuesto. En mi etapa, venía a cubrir las guardias una pediatra desde Vigo, de viernes a lunes, a la que le pagábamos las dietas de desplazamiento, el hotel en Verín y las guardias. ¡Y no había ningún problema! Pagando se encuentra pediatra, ¡seguro! Los oncólogos iban desde Ourense a Verín, pero se les pagaba. Se les pagaba un desplazamiento y una prima para que atendiesen a los pacientes de la comarca. 

Y, lo de la pericia... ¿es otro argumento falaz?

Por supuesto, yo, nunca, como director del Hospital de Verín permitiría que se cuestionase la habilidad de mis profesionales. Hasta alguno de sus compañeros, como el del Barco, el ginecólogo González Palanca, dijo justamente lo contrario. Y, si ese fuese el problema, que insisto no lo es, ¿por qué no se llevan a los ginecólogos y matronas de Verín a rotar por Ourense para asistir a más partos?

Pero, encima de la mesa hay informes que apoyan el cierre.

Yo me harté de hacer informes, y es todo muy relativo. En el papelito, todo vale. Yo hice muchos informes en toda mi vida para apoyar una determinada situación o problemática. Si quieres que todo siga igual, haces un informe para que todo siga igual. Si quieres que cambie, puedes hacer un informe justificando el cambio. Los informes son de parte, la mayoría de las veces. Hay posturas de amigos míos que, la verdad, yo no las entiendo. 

Si quieres que todo siga igual, haces un informe para que todo siga igual. Si quieres que cambie, puedes hacer un informe justificando el cambio. Los informes son de parte, la mayoría de las veces

Si fuese el responsable del hospital, ¿hubiese evitado también la crisis no interrumpiendo sus vacaciones?

El papel del actual gerente me parece lamentable y escandaloso. Bien para defender a tus trabajadores, o bien para defender a los que han tomado una decisión política, debiera haber dado la cara antes. Yo estaba de vacaciones de Semana Santa y hubo en Verín un accidente múltiple, las interrumpí.  


 

Enrique Pérez Pérez: "Hace diez años ya quisieron cerrar el paritorio desde Ourense"
comentarios