mércores 13.11.2019
El propio presidente del ente, José Luis Suárez, afirmó tras la reunión que el organismo "está herido de muerte"

La decisión de Verín de no participar en el concurso de la basura pone en grave riesgo la continuidad de la Mancomunidad

Herida de muerte. La Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Verín vive su peor periodo desde que se constituyó en el año 1986. Gerardo Seoane anunció esta mañana, en una asamblea informal, que Verín no participará en el consorcio para la recogida de los residuos sólidos urbanos. El presidente del ente, José Luis Suárez, reconoce abiertamente que la salida de Verín pone en grave riesgo la continuidad de esta institución. 

Diego Lourenzo, teniente de alcalde de Verín, conversa con el alcalde, Gerardo Seoane, en los exteriores de la sede de la Mancomunidad, esta mañana, antes de anunciar su decisión.
Diego Lourenzo, teniente de alcalde de Verín, conversa con el alcalde, Gerardo Seoane, en los exteriores de la sede de la Mancomunidad, esta mañana, antes de anunciar su decisión.

José Luis Suárez Martínez, el presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Verín, había convocado para este mediodía a las 13:00 horas al resto de alcaldes con un único punto en el orden del día de la asamblea informal prevista: reiniciar las negociaciones para concluir el borrador del pliego que permitiese licitar, de nuevo, el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos en los siete municipios que integran el ente mancomunado. También pretendía poner al día del funcionamiento y de los servicios de la entidad que preside al nuevo regidor que se incorporaba a la asamblea, el socialista lazano Jesús Blanco. 

Sin embargo, sus iniciales pretensiones no tardaron en venirse totalmente abajo hasta el punto de acabar presidiendo la reunión primera de las últimas que mantendrán en la Mancomunidad: "Pouco despois de sentarse, Gerardo Seoane, que o traia moi claro, afirmou aos presentes que Verín non admitiría as condicións fixadas polo resto e que se desmarcaba do contrato da recollida do lixo. Ademais, tamén dixo que estudiaría un por un o resto dos servizos nos que participa o Concello de Verín para ver a súa rendabilidade", apuntaba Suárez Martínez, sin esconder que la salida de Verín del principal servicio que presta la Mancomunidad sitúa al organismo que preside al borde de la desaparición como tal. 

Gerardo Seoane no se muestra, sin embargo, tan dramático como el anterior: "Nós non vimos aquí a rachar con nada, pero os servizos custan o que custan e o municipio de Verín non pode estar soportando un sobrecuste na recollida do lixo para que outros Concellos con menor capacidad se vexan beneficiados. Os cálculos que temos no noso consistorio sitúan o custe da recollida no Concello de Verín en 200.000 euros ao ano, a Mancomunidade plantexa, co novo contrato, un incremento de case un 30 por cento no recibo que teriamos que pagar", apunta. Además, contestando al anterior, su homólogo de Monterrei y presidente, "de momento, aínda que tamén estudaremos o custe do resto dos servizos, non pretendemos abandonar nin o de recadación, nin o CIM (Centro de Información á Muller) nin os servizos sociais de atención temperá", concluye Seoane Fidalgo. 

El presidente de la Mancomunidad lamentaba esta tarde la determinación del Concello de Verín y anunciaba a última hora que desde el ente le remitirán al consistorio verinense un oficio para que, de manera oficial, ratifique como institución la decisión adelantada por su alcalde y comenzar así a computar los plazos para que el municipio cabecera de la comarca abandone el consorcio de la recogida de residuos sólidos urbanos. 

La decisión de Verín de no participar en el concurso de la basura pone en grave riesgo...
comentarios