martes 19.11.2019
el destacamento de Tráfico de Verín fue uno de los primeros en implantarse

Seis décadas con un mismo y único propósito: evitar muertes

El 26 de agosto de 1959, hace 60 años, nacía oficialmente la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. No tardó mucho en llegar la primera dotación de los nuevos agentes con cometidos específicos en la carretera a Verín: un año y un mes después comenzaban a vigilar la red viaria los primeros motoristas destinados en la villa.
Los niños son ya protagonistas de la vida diaria de los agentes de Tráfico, muy involucrados en la formación de los escolares.
Los niños son ya protagonistas de la vida diaria de los agentes de Tráfico, muy involucrados en la formación de los escolares.

Aunque en 1933, el Gobierno por aquel entonces republicano había creado del Cuerpo de Vigilantes de Caminos, con la misión de vigilar las maltrechas carreteras de entonces, no fue hasta la aprobación de la Ley 47/1959 de regulación de la competencia en materia de tráfico cuando se le encomienda de forma inmediata a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil la misión de la vigilancia, protección y auxilio en las vías públicas. Como consecuencia de la anterior, tal día como hoy, 60 años atrás, se dicta la Orden General nº. 32 de 26 de agosto de 1959, por la que se crea la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Y, solamente un año y un mes después, la Guardia Civil de Verín recibe a los primeros agentes formados precisamente para el control de la circulación viaria. Fue el destacamento de la villa uno de los primeros de la red nacional en ponerse en marcha, como así lo recoge el conocido como Libro de Providencias, abierto por primera vez el 26 de septiembre de 1960 por el responsable de puesto tras su revista inicial: "Somos la puerta de entrada a Galicia, el nudo de conexión entre la Meseta y Galicia, y al mismo tiempo, con Portugal, por eso que este destacamento fue pionero en el despliegue que hizo la Guardia Civil; en el Cuerpo tuvieron muy presentes las prioridades y Verín fue una de ellas".

traficolibroUn año y un mes después de la creación de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, el cuartel de Verín estrenaba efectivos en materia de control de la circulación. 

Es la explicación del teniente Juan Carlos Nogueiras, el encargado de mantener dentro de la norma a los conductores que recorren gran parte de la provincia de Ourense, desde el punto kilométrico 202 de la autovía A-52, hasta su salida del territorio ourensano, con su respectivas carreteras nacionales -fundamentalmente la N-525 y la N-532- y las secundarias. Su ámbito es tan extenso que, aunque sus competencias terminan, por el Este, en el Alto do Covelo, poco después de Viana do Bolo; los efectivos de atestados tienen también consignada la comarca de Valdeorras, "lo que a veces nos supone alguna que otra crítica por la tardanza que uno de los equipos puede registrar para acudir a un accidente... pero es que para ir desde O Barco hasta Xinzo nos hace falta más de hora y media de recorrido", apunta Nogueiras. 

traficofumaces"Puntos ilumina", aquellos lugares donde los agentes se hacen visibles para que el conductor tenga constancia de la presencia de patrullas en carretera. 

Tiene a su mando cuarenta agentes, aunque reconoce que diez números más serían necesarios para dar una cobertura óptima al espacio geográfico que controla. Lleva desde el 2014 al frente del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Verín, puesto en el que ya entre los años 1993 y 1997 estuvo destinado en la villa, como agente. Después llegaron sus responsabilidades en Porriño como cabo y, posteriormente, sargento. Un breve paso por Xinzo dentro de la especialización de la policía judicial precede a su periplo, ya como oficial, por El Escorial, Castellón, Lugo y Pontevedra, para desembarcar de nuevo en su demarcación actual, primero como alférez y, hace poco más de dos años, con el grado de teniente.

Desde su retorno, Juan Carlos Nogueiras coordina el funcionamiento de una plaza que el mismo define como uno de los puntos calientes dentro de los diferentes destacamentos de la Guardia Civil, por sus "importantes singularidades, algunas por su enclave geográfico, pero otras también por la evolución de la sociedad", señala. Así, además de las indicaciones que anualmente fija la Dirección General de Tráfico para todo el territorio nacional, en Verín son seis o siete las particularidades que complican si cabe un poco más la patrulla en carretera. 

traficotenienteEl teniente de la Guardia Civil, Juan Carlos Nogueiras, en su despacho del destacamento de Verín. 

Una de ellas, los accidentes protagonizados por animales. "Estamos entre las tres primeras regiones de Europa donde la despoblación es muy preocupante, el abandono del rural es un hecho fácil de constatar que ha provocado la proliferación de animales tanto cinegéticos como no cinegéticos. Son una de las recientes causas de la mayoría de los siniestros que se producen", apunta Juan Carlos Nogueiras, poco antes de hacer partícipe al lector de otro de los cometidos que por el enclave que dirige debe afrontar: "Las nevadas aquí han sido años atrás muy recurrentes y copiosas. Y, todo hay que decirlo, en todo ese tiempo solamente se cerró la A-52 por una cuestión técnica, evidencia de que algo estaremos haciendo bien desde la Guardia Civil". Pero, no únicamente señala los méritos de sus agentes, "también quiero aprovechar la oportunidad para hacer un reconocimiento expreso tanto a las diferentes agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, como a los GES de los distintos ayuntamientos. Es encomiable su trabajo y puedo asegurar que lo que ocurre aquí en Ourense no se da ni en el resto de las provincias gallegas ni en España. Cualquier accidente, catástrofe medioambiental o una simple romería que precise de una regulación viaria específica, allí están ellos siempre a nuestro servicio. No existe nada parecido en el resto de las comunidades autónomas", explica.

traficonieveEntre las peculiaridades del puesto verinense están, cómo no, afrontar las difíciles condiciones climatológicas invernales adversas. 

Son también los incendios forestales competencia, cuando éstos afectan a la circulación en la red viaria que vigila el destacamento de Tráfico de Verín, y "ojo, en este caso, también nos exponen a nosotros al igual que el resto de los equipos de extinción de los mismos, lo que vuelve a situarnos en el capítulo de agradecimientos a todos los integrantes de esta plantilla, que realizan cometidos que otros de sus compañeros en otro destacamento, no tendrían", recalca el teniente Nogueiras. 

traficoincendio

Desvastador fue el incendio que arrasó gran parte del monte de Vilardevós el 4 de agosto de 2017.

Pero, si hay un periodo durante el año en el que los agentes de la Guardia Civil de Tráfico echan el resto en dedicación y horas, ese es el del Entroido: "Cuando yo estuve de guardia aquí, prácticamente el Entroido estaba circunscrito al denominado triángulo mágico. Pero, desde entonces, esa fiesta se ha ido extendiendo a otras localidades que también han ido descubriendo su propia idiosincrasia hasta el punto de ser destacados y reclamo de turistas, turistas que, evidentemente se desplazan", afirma Juan Carlos Nogueiras. "Para mí es todo un éxito, y, recalco, atribuible a mis agentes, que en los últimos años, y gracias a la importante campaña de vigilancia y control que se realiza, los diferentes entroidos se hayan saldado con cero incidentes de circulación, en unas fechas en las que todos sabemos que son de transgresión y de consumo no solamente de alcohol sino también de sustancias estupefacientes", reconoce el mando de la Guardia Civil de Tráfico. 

traficoentroidoUn payaso sopla en uno de los controles de alcoholemia realizados a la salida de Xinzo de Limia en su entroido. 

La frontera con Portugal, aunque ahora únicamente de carácter política, proporciona al destacamento verinense un doble protagonismo. Por un lado, como así explica Nogueiras Iglesias, están las funciones propias de control fronterizo "y de colaboración con otras unidades de la Guardia Civil, como puede ser en el capítulo de aprehensiones con los servicios fiscales o la de detención de ciudadanos lusos, por ejemplo, huidos de la justicia o las autoridades y que acaban cruzando la frontera", añade. Y, en la vertiente más amable, "la colaboración que siempre mantenemos con la GNR portuguesa, de la que nos sentimos muy orgullosos y que cuando tengo oportunidad en alguna conferencia fuera de la provincia exhibo, porque somos ejemplo de colaboración entre ambos cuerpos", afirma, en alusión a los programas de vigilancia conjuntos que con regularidad realizan ambas fuerzas de seguridad. 

traficoropaEl destacamento de Tráfico de Verín colabora con otras unidades de la Guardia Civil en la aprehensión de ropa falsificada.

Aunque, si hay un ámbito del que el máximo exponente del destacamento de Tráfico de Verín está especialmente orgulloso, es el de la formación y las charlas divulgativas que se ofrecen en instituciones escolares, asociaciones y colectivos que así lo solicitan: "Creo que es una labor fundamental de un cuerpo como el nuestro, no únicamente vigilar sino también invertir en la formación de los conductores del mañana, que es así como nosotros lo vemos", y todo para mantener las cifras de siniestrabilidad en número que no superen los dos guarismos: "Para nosotros, el objetivo no es otro que finalizar el año natural con cero muertes en la carretera, como ocurrió en el 2017. En este ejercicio, en nuestra demarcación, son ya dos, uno de ellos aquí en Verín el pasado viernes. Debemos ser conscientes de que las desgracias le ocurren a gente como nosotros, siempre tenemos la visión de que un accidente mortal ocurre en familias lejos de la nuestra, pero debemos interiorizar que en cualquier momento de nuestra vida, con o sin culpa, una situación al volante puede cambiárnosla para mal y para siempre". Por eso que mantiene, y así lo repite en varias partes del relato, "que la multa no es el fin, como los conductores piensan; es el medio para conseguir el verdadero objetivo, que para nosotros no es otro que evitar que la carretera se cobre vidas humanas". 

Creo que es una labor fundamental de un cuerpo como el nuestro, no únicamente vigilar sino también invertir en la formación de los conductores del mañana

traficomourazosEl segundo de los fallecidos de este año en la demarcación que coordina Juan Carlos Nogueiras tuvo lugar en Mourazos, este viernes. 

Preguntado, para concluir, por lo más doloroso que le ha tocado vivir como responsable del destacamento, responde sin titubear y sitúa perfectamente en el calendario el siniestro: "Por las entrañables fechas que siempre deberían de ser, lejos de desgracias como la que ese 26 de diciembre nos tocó vivir con la trágica muerte de los dos jóvenes en A Pousa, lo más doloroso que a un agente de la Guardia Civil de Tráfico le puede ocurrir es no solamente comprobar como alguien tan joven ha perdido la vida sino que, muchísimo peor aún, es llamar a un timbre a las cuatro de la mañana para comunicárselo a una familia", finaliza. 

Seis décadas con un mismo y único propósito: evitar muertes
comentarios