martes 23.07.2019
Las muestras de respetuoso afecto fueron constantes a lo largo de toda la mañana

Consternación en Verín por el fallecimiento del yerno del letrado Adolfo Taboada Sanz

Las instalaciones del Tanatorio La Paz de Verín, en la avenida de Portugal, fueron un auténtico goteo de verinenses, desde primera hora de la mañana, acompañando con un extraordinario respeto y en el dolor a la familia Taboada González, que en la mañana de ayer perdió a uno de sus integrantes, Amandio Pereira, en un desgraciado accidente laboral. El funeral tuvo lugar esta tarde, a las 18:00 horas, en la iglesia parroquial Santa María la Mayor de Verín.

El equipo humano de Diario do Támega quiere acompañar también, desde aquí, con el mayor respeto e intención profesional y un sentido y cálido mensaje de apoyo en tan difíciles momentos, a la familia Taboada, muy especialmente a la más joven de la saga, nuestra querida Natalia Taboada.

Instalaciones del Tanatorio La Paz, en el que se vela el cuerpo de Amandio Pereira.
Instalaciones del Tanatorio La Paz, en el que se vela el cuerpo de Amandio Pereira.

Desde primera hora de la mañana, el goteo de verinenses que se acercaron hasta las instalaciones del Tanatorio La Paz de Verín para acompañar en el dolor a la familia Taboada González fue continuo. En la avenida de Portugal, y hasta las 18:00 horas, se veló el cuerpo de Amandio Pereira Fernandes, de 46 años, esposo de la más joven de la saga de abogados y procuradores Taboada González, Natalia, que el lunes por la mañana perdió la vida en un desgraciado accidente laboral mientras talaba árboles en una finca muy próxima al polígono industrial de Pazos (Verín).

La consternación era el sentimiento más unánime a lo largo de la jornada de este martes en cualquier rincón de Verín, en la que Amandio gozaba, pese a su carácter reservado, de la simpatía de gran parte de la población, tanto por la pertenencia a la conocida y respetada familia, como por su carácter afable y bonhomía.

Finca en la que perdió la vida Amandio Pereira.

Deja viúda -la única Taboada González que encaminó su trayectoria profesional por la ciencia veterinaria- y dos hijos varones de corta edad. El fatal accidente, según los primeros datos de los que se disponen, pudo ocurrir pasadas las once de la mañana, Amandio Pereira no llegó a ingerir ni su cerveza ni su bocadillo habitual. Todo indica a que su fallecimiento se debió por el aplastamiento de su caja torácica tras la caída de uno de los árboles que talaba, causándole heridas mortales. A falta de los datos de la autopsia realizada en la tarde del lunes, todo apunta a que su óbito pudo tener lugar prácticamente al instante. Sin embargo, su cuerpo fue hallado horas más tarde cuando su familia echó en falta que no hubiese ido a recoger a sus dos hijos varones al colegio a mediodía. Los bomberos del parque de Pazos (Verín), muy cerca del lugar del siniestro, recibieron la alerta a las 15:15 horas.

Su funeral fue oficiado este martes, a las 18:00 horas, en la Iglesia Parroquial Santa María la Mayor, de Verín.

Consternación en Verín por el fallecimiento del yerno del letrado Adolfo Taboada Sanz
comentarios