domingo 08.12.2019
a la exresponsable de Turismo de la Xunta le acompañó la secretaria municipal y un técnico urbanístico del Concello

Carmen Pardo negó trato de favor alguno por parte de Jiménez Morán al otorgarle la prórroga de la licencia de su casa

Carmen Pardo, dirigiéndose a la puerta del juzgado después de haber abandonado el automóvil del centro.
Carmen Pardo, dirigiéndose a la puerta del juzgado después de haber abandonado el automóvil del centro.

A las doce de la mañana estaba citada María del Carmen Pardo López, exsecretaria Xeral de Turismo de la Xunta de Galicia, en la causa que se instruye en los Juzgados de Verín por la supuesta prevaricación que Juan Manuel Jiménez Morán cometió al otorgarle la prórroga de la licencia de su vivienda en la avenida de Cabreiroá. Y, allí, en sede judicial, compareció, acompañada también por la secretaria municipal del Concello de Verín y uno de los técnicos urbanísticos. 

Carmen Pardo manifestó, en una escueta declaración, que ella "prácticamente" se había desentendido de toda la gestión urbanística referida a su vivienda, que era más su madre quien se había encargado de todos los trámites. Y, eso sí, señaló que en este caso es una "víctima de las decisiones del Concello de Verín", dejando entrever una posible reclamación patrimonial en el caso de que se acabe derribando una vivienda que, en estos momentos, está construida y carece de licencia urbanística. Pardo López apuntó en su declaración que "si se informó negativamente la primera licencia solicitada fue porque no había imparcialidad sobre su persona y que le fue concedida judicialmente después", al tiempo que aseguró no haber comentado nada con "Juan Manuel Jiménez de que estaba a punto de caducar la licencia y que tenían que pedir la prórroga", encomienda que tenía atribuida a su madre: "Le iba recordando que estuviese pendiente de las fechas para que no se olvidase de solicitar la prórroga, e imagino que mi madre la pidió. No tuve trato de favor alguno por mi posición".  

pardo2La que fuera teniente de alcalde de Jiménez Morán, de espaldas, aguardando a prestar declaración. 

La secretaria municipal, Pilar Saborido, recalcó una vez más que su decisión de informar favorablemente a la solicitud de la anterior de prorrogar la licencia de obra de la vivienda en cuestión se había fundamentado en la obligatoriedad que fijó una sentencia de otorgarle el permiso inicial para construir, entendiendo que en el momento de proporcionar la prórroga solicitada por Carmen Pardo se daban las circunstancias para poder otorgar la licencia. Criterio, el de la secretaria, que tumbó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en una sentencia ya firme en la que se respaldaba la actuación del grupo de Gobierno del Concello de Verín de anular esa prórroga por no ajustarse a la norma. La secretaría municipal aportó también en su declaración un documento de la Axencia Galega de Protección da Legalidade Urbanística en el que se asegura "que todo está correcto". Además, hizo una diferenciación entre el caso de otro vecino que vio su casa demolida -Maximino González, quien según la secretaria pidió una prórroga de su licencia vencido el plazo- y el de la vivienda de Carmen Pardo, "que sí la solicitó en plazo". 

El último en prestar declaración fue Alberto Vega, técnico del departamento de Urbanismo del Concello de Verín. Vega fue el que informó en el otorgamiento de la licencia de la casa de Carmen Pardo y, así se lo manifestó esta mañana al juez, "me sorprendió que, precisamente para el otorgamiento de la prórroga, no fuese requerido mi informe", señaló al magistrado. 

Juan Manuel Jiménez Morán se enfrenta, después de la querella presentada por el alcalde Gerardo Seoane, en su propio nombre pero también en representación del Concello de Verín, a una inhabilitación en el ejercicio de su cargo en el caso de que la fase de instrucción en la que se encuentra el procedimiento dé lugar a una vista que acabe en su condena. Entiende el actual regidor, Gerardo Seoane, que Jiménez Morán tomó una decisión a sabiendas de que incumplía la norma al otorgar una prórroga de la licencia de construcción de la vivienda de Carmen Pardo -la que en su día había sido teniente de alcalde del Concello de Verín-, cuando ya no se daban las condiciones para conceder la licencia inicialmente -así lo dictaminó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en sentencia ya firme- y, máxime, cuando otros vecinos de la villa en circunstancias similares se vieron obligados a demoler su construcción. 

Carmen Pardo negó trato de favor alguno por parte de Jiménez Morán al otorgarle la...
comentarios