sábado 19.10.2019
LOS HECHOS TUVIERON LUGAR A MEDIANOCHE Y TODO APUNTA A UNA GAMBERRADA DE CHIQUILLOS

Apedreados dos automóviles que circulaban por la autovía A-75, a la altura de Mandín

Una gamberrada pudo tener consecuencias mucho mayores de las registradas en la medianoche del pasado domingo. Dos vehículos recibieron el impacto de sendas piedras a la altura del kilómetro número 9 de la autovía que conecta Verín con la frontera portuguesa. 
Uno de los vehículos recibió el impacto de la piedra en el marco derecho del parabrisas.
Uno de los vehículos recibió el impacto de la piedra en el marco derecho del parabrisas.

La Guardia Civil de Verín está intentando localizar a los autores de un supuesto delito de daños que, el pasado domingo, superada la medianoche, tuvieron la feliz ocurrencia de lanzar un par de piedras contra otros tantos vehículos que a esa hora transitaban a la altura del kilómetro 9 de la autovía Verín-Frontera Portuguesa A-75. Según relata una de las afectadas, D. F. F., que a esa hora regresaba de Oporto en dirección a Verín, "el susto que nos llevamos fue soberano; afortunadamente el impacto fue relativamente pequeño porque la piedra también debía de serlo, pero de habernos roto el parabrisas podríamos incluso haber perdido la visibilidad y salirnos de la carretera, con las consecuencias que eso tendría", apunta. Inmediatamente, dio avisó a las fuerzas de seguridad que, pocos minutos después, se personaron en el lugar de los hechos, donde había otro vehículo estacionado a la altura del kilómetro número 8 que también había sido víctima de otro impacto, esta vez en el techo.

pedradaSi el impacto tiene lugar unos centímetros más a la derecha, la piedra hubiese hecho trizas el parabrisas.

Después de tranquilizar a los dos usuarios de la vía, la Guardia Civil comenzó con las pesquisas para dar con el paradero de los autores. Según informan desde el destacamento de Tráfico de Verín, "todo hace indicar que se trata de una chiquillada, probablemente de jóvenes o niños que están de vacaciones, aunque no hemos dado con el autor o autores de las agresiones", apuntan. 

Todo hace indicar que se trata de una chiquillada, probablemente de jóvenes o niños que están de vacaciones, aunque no hemos dado con el autor o autores de las agresiones

Esas mismas fuentes señalan que esa chiquillada no es "baladí, a un posible delito de daños puede añadírsele otro contra la seguridad vial en el hipotético caso de que el vehículo pierda el control y acabe colisionando. Y un tercero, si es que se producen lesiones", advierten. 

Además, aunque si se trata de menores las consecuencias penales sean ínfimas, la responsabilidad civil por los daños originados siempre corresponderá a sus padres o tutores legales, que deberán hacer frente a las posibles indemnizaciones que los tribunales pudiesen fijar. 

Agentes de la Guardia Civil de Tráfico han incrementado, desde el domingo, la frecuencia de las patrullas en el punto en el que se produjeron los hechos, con el objetivo de disuadir a los autores de una posible reincidencia. 

Apedreados dos automóviles que circulaban por la autovía A-75, a la altura de Mandín
comentarios