xoves 21.11.2019
El compromiso había sido aquirido al adherirse al Fondo para la Financiación de Pago a Proveedores de la era Montoro

El pleno cancela el impedimento que tenía el Concello de Verín para pedir préstamos desde la etapa de Jiménez

 Con la acusación de los populares de "total falta de respeto" por parte del grupo do Gobierno local a sus representantes municipales, se levantaron los ediles capitaneados por Juan Manuel Jiménez Morán. Se debatían varias modificaciones de crédito del presupuesto del 2019, entre las que se encontraba la que permitirá al Concello volver a pedir préstamos al cancelar la deuda contraída con el Fondo para la Financiación del Pago a Proveedores del 2012

Jiménez Morán, abandonando anticipadamente el salón de plenos del consistorio verinense, cuando el resto de los ediles permanecían en la sesión.
Jiménez Morán, abandonando anticipadamente el salón de plenos del consistorio verinense, cuando el resto de los ediles permanecían en la sesión.

Pese a la enjundia que los escasos puntos del orden del día presentaba a priori la convocatoria del pleno extraordinario del último día del mes de octubre, el abandono de los populares poco antes de iniciarse la votación del primero de ellos, el que motivaba la urgencia de la sesión, la convirtió en una de las más veloces de la historia reciente de la Corporación municipal, donde sus ediles están ya acostumbrados a los excesos léxicos del líder de la oposición. 

Fundamentó este último el abandono de sus huestes de uno de los plenos más determinantes de la nueva legislatura, que permitirá solicitar préstamos a entidades financieras para sufragar gasto corriente o inversiones, en la supuesta falta de documentación en el expediente y la premura con la que se realizó la convocatoria, según el portavoz del Partido Popular, antes de las 24 horas preceptivas, algo que el teniente de alcalde, Diego Lourenzo, insistió en desmentir. Antes de que el líder del BNG local tomase la palabra, Juan Manuel Jiménez Morán y los otros tres concejales de su grupo, ya habían abandonado sus escaños, en lo que Lourenzo Moura calificó como "unha falta de respecto a esta Corporación, a este grupo de Goberno e á cidadanía de Verín", la misma que, a la inversa, esgrimió Jiménez Morán para abandonar el salón de plenos. 

En la sesión, ya sin los populares presentes, se aprobaron, por la mayoría de todos los concejales del bipartito, dos importantes modificaciones de crédito correspondientes al presupuesto del año en curso y que así aconsejaba el plan económico y financiero que el Concello de Verín prepara para cumplir con los requisitos de estabilidad presupuestaria en el bienio 2019-2020, como así venía demandando, entre otros, la propia oposición y que no se había logrado hasta el momento, entre otras muchas razones, por la falta de agilidad en los procesos de contabilidad interna del consistorio verinense. 

Una de las modificaciones de crédito -traslado de una cantidad imputada a una determinada partida del presupuesto que no se va a consumir a otra partida deficitaria-, de 711.000 euros, permitirá amortizar definitivamente los compromisos financieros adquiridos en el 2012, en la etapa del anterior alcalde, fruto del Fondo de Financiamiento de Pago a Proveedores al que el Concello de Verín se acogió para liquidar deudas pendientes de ejercicios anteriores y para las que no contaba con recursos de tesorería suficientes. 

UN ALCALDE, CON MENOS PELOS EN LA LENGUA

En la explicación facilitada por el regidor Gerardo Seoane para justificar la medida, que se anticipa a la aprobación del plan económico y financiero que ya está en elaboración, se dejó entrever el hartazgo que el grupo de Gobierno posee, y que no duda en manifestar ya de manera pública, por el bloqueo que parte de los funcionarios de la administración local ha instaurado desde la llegada del bipartito. También Seoane, después de ver la reacción de los populares, quiso dejar constancia en acta de que, en contra de lo manifestado por su compañero de pacto Diego Lourenzo, "eu vexo ben que se vaian, é o mellor que poden facer cando non teñen nin idea do que van a dicir e de sobre o que se está a falar".

Seoane Fidalgo envió, además, un recado público a la única funcionaria presente en el pleno, su secretaria: "Esta modificación de crédito así como o plan financieiro, xa tiñan que estar aprobados, pero de todos é coñecida a celeridade dos procedementos burocráticos neste Concello", apuntó. 

El pleno cancela el impedimento que tenía el Concello de Verín para pedir préstamos...
comentarios