luns 21/09/20
esta verinense ha terminado su carrera con la mejor nota gallega de toda su promoción de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

Cristina Silva: "El ejercicio físico es el mejor medicamento para nuestro cuerpo"

Cristina María Silva José, de azul, practicando uno de sus deportes favoritos.
Cristina María Silva José, de azul, practicando uno de sus deportes favoritos.

El pasado 14 de octubre de 2019, el Diario Oficial de Galicia publicaba la orden del día 2 por la que se resolvía la concesión de los premios de fin de carrera de la Comunidad Autónoma de Galicia para aquellos alumnos que concluyeron sus estudios en el año 2018 en las diferentes universidades del sistema universitario gallego. De los 69 galardonados con un premio en metálico de 3.000 euros, 49 eran mujeres, y una de ellas, de Verín, Cristina María Silva José, graduada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte con una nota media de nueve en todo su expediente y que compartió galardón con otro joven compañero de promoción y casi de pupitre, Jairo Pazos. 

premio1Cristina María, con el diploma al mejor expediente de Ciencias de las Actividades Físicas y del Deporte promoción 2018. 

Es de las personas que alcanzan pronto el conocimiento, y no dudan, ya de pequeños de cuál será la opción académica y vital a seguir. Aunque el sueño de su madre era que acabase cursando Medicina, esta inquieta verinense dejó muy claro desde temprana edad que lo suyo era el deporte en vena. Tuvo que lidiar con algún que otro morro "de mamá" hasta que acabó por convencerla de que la llevase al fútbol, para jugarlo, que no para verlo, "pero acabó convenciéndose y apoyándome en todo, pese a que inicialmente, cuando le comenté que estudiaría el viejo INEF, me preguntaron que de qué iba a vivir y soltaron esa coletilla de que tú vales para más". 

Por supuesto que lo vale, y lo está demostrando. No solamente con su currículum, sino también por su altísima capacidad de entrega y sacrificio a lo que ya se ha convertido en su apasionante modo de vida. Prepara el doctorado en la Universidad Politécnica de Madrid, y lo compagina con sus facetas investigadora y docente. La beca le permite además participar, de manera activa, en un grupo de investigación con ya más de dos décadas de historia sobre los ejercicios físicos en las embarazadas, que comienza a tejer redes con otros países donde la cultura médica y deportiva "está mucho más avanzada, como pueden ser Suecia, Noruega o Canadá", país en el que concluirá su trabajo final de doctorado. 

Con un cuerpo habituado al ejercicio físico regular, se pasa incluso menos frío... ¡y no hablemos de los catarros de los que nos libramos!


Reitera, en incontables fragmentos de la conversación, la inagotable lista de beneficios que el ejercicio físico reporta a la salud "de cualquiera", e incluso le ha hallado aplicaciones para la lucha contra el cambio climático: "Con un cuerpo habituado al ejercicio físico regular, se pasa incluso menos frío... ¡y no hablemos de los catarros de los que nos libramos!", asegura, al tiempo que "te hace crecer al corazón, sí, sí, el corazón hipertrofia con el ejercicio físico habitual, sus fibras se vuelve mucho más contráctiles, mejora el bombeo, y por consiguiente la circulación y ni qué decir tiene que el retorno venoso será mejor, circunstancia que prevendrá, entre otras patologías, las varices". Por eso que Cristina María no duda en afirmar, de manera categórica que "el mejor medicamento que cualquiera de nosotros le puede suministrar a su organismo es una buena dosis de actividad física regular". 

Empezar en el gimnasio, "¡mejor en abril!"

Preguntada por unas ligeras indicaciones para todos aquellos que el 2 de enero deciden pasarse por un gimnasio para no volver al día siguiente, recomienda que "mejor hacerlo el 2 de abril, que con el buen tiempo nuestra predisposición para hacer deporte mejora, aunque no es que importe mucho el día, lo que realmente importa es que si uno se apunta lo haga decidido y, por supuesto, ¡que no se quemen en los primeros días!, mejor empezar de menos e ir paulatinamente subiendo la intensidad", apunta. 

Para tratar las posibles dolencias coronarias son mucho más recomendables 20 minutos de intenso ejercicio que tres horas de paseo

Intensidad que aconseja para el tratamiento del colesterol, preguntada por las rutas que circundas las principales villa y ciudades a media tarde en cuanto aflora la primavera: "No seré yo quien lo impida, al contrario, recomiendo todo tipo de actividad, pero parar tratar las posibles dolencias coronarias son mucho más recomendables 20 minutos de intenso ejercicio que tres horas de paseo", señala la mejor nota gallega en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. 

Hay que tener mucha resistencia para soportarla en su actividad diaria: es de las que se baja dos paradas antes de su punto de destino "porque así, ya de mañana, me garantizo que al menos recorro 20 minutos andando. Llego a mi despacho, y después de una hora sentada frente al ordenador, bajo al gimnasio por espacio de dos. Vuelvo a mi puesto de trabajo y luego ya bajo a la cafetería a comer -almuerzo que ella misma se preparó poco después de levantarse a las siete de la mañana-", relata. Por las tardes, no faltará alguna que otra "pachanguita" con los compañeros o amigos, "en la que vale todo, fútbol, baloncesto, bádminton, pádel...". Precisamente, ésa es la recomendación que les hace a los padres de los niños que comienzan su periplo escolar: "Cuantas más disciplinas distintas pueda practicar un niño, muchísimo mejor. Si a tan tempranas edades se opta por una de ellas, el pequeño pierde una importante capacidad de desarrollo de competencias físicas". Habilidades que recomienda también para los empleadores: "Ni se imaginan lo beneficioso que resulta para el rendimiento laboral que los trabajadores practiquen deporte de manera regular. Conozco el caso de una empresa ubicada en Castilla La Mancha que ha dotado a sus instalaciones de varias canchas deportivas, gimnasio e incluso una piscina. Están comprobando sus gerentes que, con menos horas, sus asalariados están rindiendo muchísimo más", certifica Cristina Silva. 

Cuantas más disciplinas distintas pueda practicar un niño, muchísimo mejor. Si a tan tempranas edades se opta por una de ellas, el pequeño pierde una importante capacidad de desarrollo de competencias físicas

La charla de casi una hora en una de las tardes de Entroido en Verín deja también alguna que otra indicación, desde su humildad, a los gestores de lo público: "En los planes de estudio debería haber una completa revolución, otorgando a la actividad física un protagonismo muchísimo mayor. El rendimiento de los alumnos sería exponencialmente mayor. Está demostrado que un aumento del compromiso motor en los chavales hace que se incremente el rendimiento escolar en el resto de las asignaturas", afirma. Recadito a su vez para algún conselleiro de Sanidade: "¿Por qué no prueban a todos aquellos enfermos que tienen en los hospitales ponerlos a trabajar codo con codo con profesionales de la actividad física? Se sorprenderían del ahorro en los tiempos de recuperación de diversas dolencias y, cómo no, del gasto sanitario en hospitalizaciones", afirma María Cristina Silva. 

Está demostrado que un aumento del compromiso motor en los chavales hace que se incremente el rendimiento escolar en el resto de las asignaturas

Despide la instructiva charla con dos afirmaciones de libro de manual para una vida sana: "Quitando situaciones muy específicas, ¡hay que moverse, es el movimiento el que da la vida! Y, que tengan muy claro todos que nunca es una mala hora para hacer deporte". Para muestra, "nuestros ancianos, llegan a las edades que alcanzan precisamente porque su vida fue mucho más activa físicamente, sobre todo en nuestro rural gallego", concluye María Cristina Silva. 

Cristina Silva: "El ejercicio físico es el mejor medicamento para nuestro cuerpo"
comentarios