martes 27/10/20
No ha sido el único interceptado y sancionado, hubo también un positivo en drogas y otro que circulaba bebido

Sale a "respirar aire puro de eucaliptos" entre San Millán y A Xironda y se topa con la Guardia Civil

La Guardia Civil se afana en detectar todas aquellas circunstancias ilícitas no conciliadoras con la entrega y sacrificio de la inmensa mayoría de ciudadanos. El parte del Instituto Armado no deja lugar a dudas de que todavía quedan algunos desaprensivos capaces de saltarse las órdenes de confinamiento con peregrinas excusas ante la autoridad. 

El cuadriciclo de varón de 76 años que salió a tomar un poco de aire puro.
El cuadriciclo de varón de 76 años que salió a tomar un poco de aire puro.

Aunque los integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se esfuerzan, desde sus mandos y en todos los medios, en enviar mensajes requiriendo a la población que respeten, por el bien del colectivo, las medidas de confinamiento impuestas, siempre hay quien decide saltárselas con peregrinas excusas indefendibles cuando se topan con una patrulla. En las últimas horas, agentes de la Guardia Civil han sancionado en la comarca, entre otros, a un septuagenario que "salió a respirar aire puro de eucaliptos", pero también a un varón de 52 años ebrio o a uno un poco más joven positivo en drogas. 

El primero de ellos, el conductor de 76 años, fue interceptado en el tramo de la carretera que discurre entre las localidades de San Millán y A Xironda, en el término municipal de Cualedro. Pilotaba un cuadriciclo ligero camino de una finca de pinos y eucaliptos y aseguró a los agentes que respirar aire allí era mano de santo para el coronavirus. Los agentes, boletín en mano, le certificaron que esa no era una de las circunstancias previstas dentro de aquéllas contempladas como excepciones en el Real Decreto del Estado de Alarma. 

Otra patrulla prestaba servicio de vigilancia en las vías del Concello de Oímbra, desafortunadamente para el varón de 52 años vecino de Bousés quien, sin aparente causa justificada para desplazarse en automóvil, avistó, para su desgracia, a la pareja de la Guardia Civil de Tráfico. Fue incapaz de acreditar la necesidad del abandono de su domicilio, y mucho menos de convencerles de que no había bebido. Las pruebas de impregnación alcohólica reflejaron una tasa final de 0.43 mlg/L y derivaron en la confección del correspondiente boletín de denuncia por un valor de 500 euros y menos cuatro puntos de carnet. 

Positivo en opiáceos

El último de los protagonistas multiplicó por dos la sanción del anterior, y se quedará sin 6 puntos. El motivo, circular por la A-52 a la altura del punto kilométrico 124 (en el término municipal de A Mezquita), donde la Guardia Civil de Tráfico tiene establecido un punto de verificación para interceptar desplazamientos no justificados. Allí detectaron a un conductor varón de 48 años, natural de Portugal de quien, durante la realización de las comprobaciones oportunas respecto al motivo de su desplazamiento, los agentes sospecharon de su posible consumo de sustancias estupefacientes. No tardaron las pruebas en certificar las sospechas de los números de la Guardia Civil. El positivo en el consumo de opiáceos y anfetaminas le costarán 1.000 euros, 6 puntos menos y la inmovilización del vehículo en una área de servicio cercana

Control establecido en el punto kilométro 124 de la A-52 sentido Santiago.

Control establecido en el kilómetro 124 de la A-52. 

Algunos no escarmientan

La jornada del día 3 concluyó también con la sanción de otra pareja, reincidente por mentir sobre la necesidad de su desplazamiento. Interceptados el pasado día 31 de marzo por los mismos agentes, expusieron como razón bastante para coger el coche el desplazamiento a una consulta médica de urgencias en el hospital comarcal. Los guardias le requirieron entonces justificación acreditativa de la visita al centro hospitalario. No la mostraron. En la segunda de las identificaciones, misma excusa, y nueva notificación de denuncia ante la Subdelegación del Gobierno por transitar careciendo de motivación razonada

Sale a "respirar aire puro de eucaliptos" entre San Millán y A Xironda y se topa con...