mércores 17.07.2019
Son los responsables de 26 delitos en Verín, Vilavella, A Gudiña y A Mezquita

La Guardia Civil detiene, tras una persecución, a dos portugueses sorprendidos robando en un taller

Agentes de la Guardia Civil de Verín detuvieron este domingo a los dos presuntos autores de casi una treintena de robos y hurtos en la comarca, la mayoría de ellos en talleres y almacenes de empresas relacionadas con las obras del tren de alta velocidad. Lo hicieron después de una persecución en la que lograron interceptar a uno de los autores. El otro se presentó voluntariamente en el cuartel horas más tarde.

Los dos detenidos había sustraido de un taller neumáticos de grandes dimensiones.
Los dos detenidos había sustraido de un taller neumáticos de grandes dimensiones.

Dos individudos de 64 y 51 años, ambos de nacionalidad portuguesa, fueron detenidos este domingo por agentes de la Guardia Civil como presuntos responsables de al menos 26 delitos acaecidos en varios talleres, almacenes y obras de la AVE en las localidades de Verín, A Vilavella, A Gudiña y A Mezquita.

Se les imputa los presuntos delitos de robo y hurto continuado de herramientas, gasóleo y maquinaria; atentado y desobediencia a los agentes de la Autoridad, conducción temeraria y tentativa de homicidio, según informó la Guardia Civil de Ourense. La operación, que se ha denominado "Acido-Ou", llevaba en marcha desde el pasado mes de noviembre de 2018, después de tener el Instituto Armado conocimiento de varios robos y hurtos registrados en empresas auxiliares de la construcción del tren de alta velocidad así como en las propias concesionarias de su ejecución, en los municipios de Verín, A Gudiña y A Mezquita.

Según informan desde la Guardia Civil, los dos detenidos, con nombres que responden a las iniciales de A.D.A. y J.C.G.G., fueron interceptados en la noche del domingo a la salida de un taller de reparación de camiones en el que habían sustraido varios neumáticos. Nada más abandonar las instalaciones, fueron abordados por agentes de la Guardia Civil que intentaron darle el alto sin éxito. Uno de los dos ciudadanos lusos consiguió huir del lugar haciendo caso omiso de las indicaciones de los guardias; el otro, sin embargo, fue interceptado por los números del Instituto Armado, al interponer en la trayectoria de su furgoneta el vehículo oficial, que sufrió severos daños.

Uno de los detenidos descendió de la furgoneta en la que huía con un destornillador de grandes dimensiones e intentó agredir a los agentes

Al verse inmovilizado, el detenido A.A.A. descendió del furgón en el que pretendía la huida con un destornillador de grandes dimensiones con el que intentó agredir a los agentes, que pronto consiguieron deponerlo de su actitud y lograr su detención y esposamiento. 

El otro presunto delincuente, después de que la Guardia Civil realizase varias averiguaciones con su homólogos de la GNR (Guardia Nacional Republicana lusa), se personó más tarde de manera voluntaria en las instalaciones del cuartel de la Guardia Civil de Verín, en donde fue detenido.

La Guardia Civil detiene, tras una persecución, a dos portugueses sorprendidos robando...
comentarios