xoves 04.06.2020
Un par de unidades especializadas del Sergas se desplazaron a las instalaciones para las pruebas

Recogida masiva de muestras entre los usuarios y personal de la residencia Val de Monterrei

La actividad, con independencia de conocerse un caso en ese geriátrico, se enmarca dentro del programa de recogida masiva de muestras puesta en marca por la área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras para la realización de la prueba diagnóstica del COVID-19 (PCR) a todos los usuarios y trabajadores de más de un centenar de residencias socio-sanitarias, tanto públicas como privadas, existentes en la provincia

Personal de enfermería del Sergas, vistiendo la indumentaria para entrar en la residencia, esta mañana. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.
Personal de enfermería del Sergas, vistiendo la indumentaria para entrar en la residencia, esta mañana. | FOTO: Xosé Lois Colmenero.

Un par de dotaciones especializadas en la recogida de muestras para la detección del COVID-19 acudieron esta mañana a la residencia de ancianos Val de Monterrei, en Albarellos (Monterrei), para realizar las pruebas y determinar el posible contagio o no de unos sesenta residentes y una veintena de trabajadores del centro asistencial privado. Pasadas las 10:30 horas, dos enfermeras y dos técnicas auxiliares de cuidados de enfermería (TCAE) acudieron a la instalación para tomar muestras de exudado nasofaríngeo que posteriormente serán analizados para determinar si existe o no algún caso positivo más del confirmado por el alcalde del municipio, José Luis Suárez Martínez, el pasado 8 de abril. Ese mismo día, el regidor local anunciaba que se llevarían a cabo controles masivos en la residencia "en los próximos días", afirmaba entonces. 

La actividad, con independencia de conocerse un caso en ese geriátrico, se enmarca dentro del programa de recogida masiva de muestras puesta en marca por la área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras para la realización de la prueba diagnóstica del COVID-19 (PCR) a todos los usuarios y trabajadores de más de un centenar de residencias socio-sanitarias, tanto públicas como privadas, existentes en la provincia. Medida que persigue mejorar la protección de la población usuaria de estas instalaciones, especialmente vulnerables a la infección dada la presencia habitual de patologías de base, su edad avanzada y la permanencia en entornos cerrados con población igualmente vulnerable. 

El número de pruebas que se realizarán superarán las 1.700, después de comprobarse por el alto número de fallecimientos y contagios en estas residencias, su alto grado de vulnerabilidad a la enfermedad del COVID-19.

Recogida masiva de muestras entre los usuarios y personal de la residencia Val de...
comentarios