Luns 20.05.2019
Hoy las charlas serán en la biblioteca, mientras que mañana sábado el lugar será el auditorio

Emilio Arias en las Jornadas de Novela Histórica: trovador y creador de sus propios instrumentos

Trovador, artífice de sus propios artilugios (luthier) e investigador de instrumentos medievales, Emilio Arias participará en las Jornadas de Novela Histórica este fin de semana en Verín

Uno de los artilugios creado por el luthier Emilio Arias.
Uno de los artilugios creado por el luthier Emilio Arias.

Emilio Arias, trovador y luthier leonés nacido en 1969, ha investigado las fuentes tradicionales y toca la zanfona, el rabel y la gaita leonesa. Ha recopilado a lo largo de los años romances tradicionales y medievales para cantarlos al son de los instrumentos, como los antiguos juglares y trovadores.

Participante de esta entrega de las Jornadas de Novela Histórica, nos ofrece una visión más detallada sobre su función.

¿Qué diferencia hay entre un trovador y un luthier?

Son dos cosas diferentes que van unidas, porque el luthier es el que construye los instrumentos y el trovador los usa para crear la música.

Como luthier, entonces, significa que creas tus propios instrumentos. ¿Con qué materiales los haces y qué tienes en cuenta para crearlos?

Me he basado en figuras de trovadores que aparecen en las fachadas de iglesias románicas. Esas figuras portan instrumentos y puedes sacar una idea de la forma del aparato o cómo se tocaba. Como no estaban estandarizados, no hay unas medidas concretas, por lo que uno lo adapta a su voz. En instrumentos de cuerda, cuanto más grande, más grave, mientras que cuanto más pequeño, más aguda es su tonalidad.

Solo trabajo con madera para crearlos, pero dependiendo del tipo esto influye en el sonido, el timbre o la vibración.

¿De dónde viene tu interés por todo esto?

He investigado mucho en la lírica trovadoresca de La Provenza u Occitania entre el siglo XII y XIII. Hubo un movimiento cultural importante en el Sur de Francia que luego se forma en el Noroeste de nuestro territorio (Galicia y Portugal).

El movimiento cultural entra en la Edad Media por el camino de Santiago, que es como la autopista de entrada para la cultura, por lo que muchos trovadores transmiten sus conocimientos haciendo el trayecto. Una vez que empiezo, llego a recolectar incluso algún canto visigodo y quiero transmitirlo. Creo que no hay un gran interés hoy en día por estas cosas, pero pienso que en el futuro la gente se dará cuenta de lo que tuvimos y que lo valorará. 

Eventos como las Jornadas de Novela Histórica son muy importantes culturalmente, porque ayudan a dar a conocer lo que teníamos antiguamente. Hubo hasta 138 trovadores y se conservan todavía melodías en cancioneros. Hay que darse cuenta también de que cuando el castellano no estaba todavía formado completamente, los trovadores componían en galaico-portugués, que era más acertado para recitar o canta, por lo que pueden sacarse muchas cosas en el campo lingüístico, ya que de ahí derivan posteriormente los idiomas gallego y portugués.

¿Algún truco que comentarnos en tu espectáculo?

El Organistrum del Pórtico de la Gloria de Santiago, que es un instrumento de cuerda frotada, con una manivela y un teclado tocado en un primer momento por dos personas, ha ido evolucionando hasta convertirse en lo que hoy día conocemos como zanfona. Este instrumento crea un ambiente bucólico, mágico, que parece que te transporta a otro tiempo mientras cuentas la historia.

Emilio Arias en las Jornadas de Novela Histórica: trovador y creador de sus propios...
comentarios