venres 22.11.2019
Temen que todo quede en un borrador, como ocurrió con la conexión de la IP-2 lusa con la N-122 por Zamora

Portugal reclama a los Concellos y la Xunta un compromiso real para unir por autovía Macedo de Cavaleiros y A Gudiña

Sin pelos en la lengua. El presidente de la Cámara Municipal de Miranda do Douro, Artur Nunes, dejó esta mañana meridianamente claro el firme compromiso del Gobierno luso y de los municipios limítrofes a los españoles de poner en marcha la conexión con A Gudiña y su estación de alta velocidad. Recordó ante el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y su compañera de gabinete, Ethel Vázquez, que no quiere que vuelva a ocurrir lo acontecido con la Junta de Castilla y León: "Allí, nosotros hicimos nuestro trabajo y, sin embargo, la parte española no pasó del borrador del trayecto que le correspondería". Sobre la mesa de trabajo de esta mañana, 57 kilómetros de conexión entre la IP-2 portuguesa con la A-52, en A Gudiña. 
Alcaldes españoles y los presidentes de las cámaras lusas mantuvieron un encuentro bilateral en el que participó el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.
Alcaldes españoles y los presidentes de las cámaras lusas mantuvieron un encuentro bilateral en el que participó el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

El alcalde de A Gudiña, José María Cabo Lago, ejerció esta mañana de anfitrión, en la Casa da Viúva de la localidad, de la quizás primera piedra que se coloca para la futura conexión de los vecinos municipios de A Raia con el ourensano, aprovechando su estratégico enclave que aúna autovía, cercanía con la meseta, una estación de alta velocidad y una de las comarcas de mayor producto interior bruto de la provincia ourensana, la de Valdeorras. 

A la sesión de trabajo asistieron la práctica totalidad de los alcaldes españoles implicados, así como los presidentes de las cámaras lusas por las que transcurriría la conexión por carretera. Y, hasta A Gudiña se desplazó, a su vez, el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, y su compañera de gabinete, la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez. En la comparecencia previa a la "cumbre", estaban, ambos, acompañados del vicepresidente de la Deputación de Ourense, Rosendo Luis Fernández; el alcalde de A Gudiña, José María Lago; su vecino de O Riós, Francisco Armando Veiga, y los presidentes de las cámaras municipales portuguesas de Vinhais, Luís Fernandes, y de Miranda do Douro, Artur Nunes

Todos coincidieron, sin excepción, en la necesidad de conectar las comarcas de Tras Os Montes lusa y la de Conso-Frieiras para aprovechar y potenciar las sinergias que unir vías de alta capacidad a uno y otro lado de la frontera puede crear, sobre todo en territorios donde la despoblación es igual de acusada tanto en Portugal como en España. 

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, confirmó el apoyo del gobierno autonómico a la iniciativa, afirmando que "faremos oír a voz da Xunta loitando por iste proxecto alí onde se teña que oír, porque consideramos que é un obxectivo prioritario que reforzaría a Eurorrexión Galicia-Norte de Portugal". Compromiso que también hizo propio la titular de la cartera de Infraestructuras del Gobierno de Núñez Feijóo, Ethel Vázquez, afirmando que trasladará al Ministerio de Fomento la reivindicación de una autovía internacional transfronteriza para convertir "á Gudiña na verdadeira porta de entrada do AVE a Galicia". 

"En Castilla y Léon no fueron capaces de pasar del borrador"

Mucho más enérgico en su exposición de motivos fue el presidente de la Cámara Municipal de Miranda do Douro, Artur Nunes. Expresándose en un perfecto castellano, señaló que era el momento de emprender una apuesta "decidida por parte del territorio español, porque nosotros hemos hecho nuestro trabajo y no queremos que aquí ocurra como lo hizo con la Junta de Castilla y León, donde nunca se llegó a pasar del borrador para mejorar la conexión con la IP-2 portuguesa". En alusión a la conexión ourensana con el territorio luso, "no nos cabe la más mínima duda de que se trata de una nueva vía de desarrollo para los pueblos de la frontera, prioritaria para los municipios trasmontanos y que permitirá combatir con decisión el declive poblacional que sufrimos a uno y otro lado de la frontera", afirmó Artur Nunes.

Concluyó su comparecencia con un claro mensaje a los responsables políticos gallegos presentes: "Tenemos que implicarnos todos porque se trata de un proyecto prioritario para Tras Os Montes y que hay que hacerlo realidad". 

Portugal reclama a los Concellos y la Xunta un compromiso real para unir por autovía...
comentarios