mércores 11.12.2019
en un momento de la noche llegó a decretarse el nivel de alerta 2, que quedó desactivado por la mañana

La lluvia colaboró en controlar unas llamas que arrasaron 440 hectáreas entre Seixo, Barxa y San Lourenzo, en A Gudiña

Los efectivos que todavía permanecen entre las localidades de San Lourenzo, Barxa y Veiga do Seixo, en los municipios de Riós y A Gudiña, ya únicamente realizan labores de control y refresco de la superficie quemada. La noche tuvo su momento más álgido a las tres de la madrugada, obligando a decretar el nivel de alerta 2 por la proximidad del fuego a las casas de Barxa
Las llamas arrasaron el monte que comunica las localidades de Veiga do Seixo, Barxa y San Lourenzo, superficie que esta mañana todavía humeaba.
Las llamas arrasaron el monte que comunica las localidades de Veiga do Seixo, Barxa y San Lourenzo, superficie que esta mañana todavía humeaba.

El incendio forestal iniciado en la tarde del viernes en A Gudiña (Ourense) continúa activo en la mañana de este sábado y afecta a unas 440 hectáreas, según datos provisionales ofrecidos por la Consellería do Medio Rural, aunque gran parte de los medios allí disponibles realizan ya labores de refresco de la superficie quemada. 

La proximidad de las llamas a las viviendas de la parroquia de Barxa obligó a decretar de madrugada la alerta de nivel 2 como medida preventiva. Sin embargo, este aviso ha quedado desactivado esta mañana. El fuego también se acercó peligrosamente a las inmediaciones de la localidad de San Lourenzo, donde ayer noche se estableció el puesto de mando avanzado al que acudieron, para interesarse por la situación del fuego, tanto el conselleiro de Medio Rural, José González, como la delegada territorial de la Xunta de Galicia en Ourense, Marisol Díaz Mouteira. Le acompañaban el delegado provincial de Protección Civil, el capitán de la Compañía de la Guardia Civil de Verín, el comandante de Puesto de la Guardia Civil de A Gudiña, el capitán de Tráfico del Subsector de Ourense, el teniente del Destacamento de Tráfico de Verín, y responsables de la Axencia Galega de Emerxencias y del 112. 

queimadoconselleiroEl conselleiro de Medio Rural, José González -tercero por la izquieda-, acudió al puesto de mando avanzado de San Lourenzo (A Gudiña).

El incendio, que se originó en Portugal y entró en Galicia sobre las 19,07 horas de ayer viernes, todavía permanece activo. Su avance obligó a solicitar la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que esta mañana desplegaba más efectivos para su control.

En las labores de control y extinción han colaborado un técnico, ocho agentes, 24 brigadas, cuatro palas, así como cuatro helicópteros y dos aviones (en el vídeo siguiente se aprecian las labores que realizaba una de las palas bajo el viaducto de la A-52, ayer noche)

Según informa la UME a través de su cuenta de Twitter, han sido un mínimo de 85 militares y 25 vehículos los desplazados hasta el lugar de las llamas.

queimadoumeEfectivos de la Unidad Militar de Emergencias, esta mañana, a la entrada de San Lourenzo (A Gudiña).

Además de los anteriores, colaboraron en la extinción de las llamas Bomberos de Verín, el GES de A Gudiña y varias patrullas de la Guardia Civil, tanto de Seguridad Ciudadana -tres unidades, situadas en Pena do Souto-Navallo, Barxa-Seixo, y una tercera de investigación recorriendo el perímetro- como de Tráfico -dos, en los puntos kilométricos 138 y 143 de la A-52-. La Unidad Militar de Emergencias desplazó, entre otros efectivos, 6 motobombas y dos vehículos nodriza, además de los todoterrenos para el desplazamientos del casi un centenar de soldados. 

queimadoriomenteAgentes de Tráfico controlando el avance de las llamas, sobre el viaducto del Río Mente (Riós).

A las diez de la mañana sobrevolaban la zona, además, dos hidroaviones, que colaboraban no solamente en las tareas de control del fuego de anoche, sino también en la extinción del que permanecía activo todavía por la mañana, en la localidad de O Navallo (Riós), que sumaba una veintena de hectáreas de monte calcinado a las ya consumidas ayer noche. 

La lluvia colaboró en controlar unas llamas que arrasaron 440 hectáreas entre Seixo,...
comentarios